BASTÍAN Y BASTIANA

Por: Dalia María Teresa De León Adams.

 

BASTÍAN Y BASTIANA es la primera obra operística que Wolfgang Amadeus Mozart compuso, y que W. Weiskern y A. Schachtner utilizaron para lograr un texto en versión contemporánea.

Los diálogos en español que utilizan los personajes para conversar, son presentados entre cantos operísticos, que a la vez se traducen en una pantalla, misma que hace las veces del escenario, el cual cuenta con cinco cuadros, que son la habitación de Bastiana, la calle, el salón de clases y la cafetería. Multimedia a cargo de Marcelo López.

En escena aparecen Bastiana interpretada por la soprano Irasema Terrazas, quien alterna su presentación con Ana de la Vegas; el personaje de Colás es interpretado tanto por el bajo Charles Oppenheim, como por Daniel Cervantes; finalmente Bastían es el tenor Hugo Colín. Los tres bajo la dirección musical de Isaac Saúl, quien aparece en escena tocando el piano.

En la trama, dirigida por Jaime Matarredona, Bastiana aparece preocupada porque su novio Bastián, ya no responde a sus mensajes telefónicos, por andar saliendo con otras chicas. Ella desesperada consulta con el gran mago Colás, quien con un poco de magia y buenos consejos, logra que Basián vuelva nuevamente enamorado de Bastiana

Colás, con su rostro todo pintado de verde, aparece entre butacas obsequiando palomitas al público. Su vestuario es muy colorido, como el resto del reparto estelar, quienes además aparecen con pelucas de colores. Vestuario a cargo de Sol Kellan y Rosa González, que logran hacer muy vistosas las escenas.

La música por supuesto es de Mozart. Puesta en escena muy cultural que sin embargo gracias a los diálogos chuscos hace constantemente reír al espectador.

El grupo Arpegio Producciones Arte y Entretenimiento es quien hace posible este espectáculo operístico, siendo una compañía independiente, que desea llegar al público infantil.

 

La puesta en escena dio inicio el pasado domingo 27 de septiembre a las 13:00 horas en el Teatro Helénico y se presentará por cuatro domingos más.