BRIGHT IDEAS (LA OBSESIÓN DE UNA MADRE POR LA SUPERACIÓN DEL HIJO)

 Bright ideas - not

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Tomada de su página en Facebook

 

 No es común encontrase una comedia con mucho fondo, con contenido para la reflexión, una mezcla de humor con temática, hilaridad y… enfrentarse en el escenario con una madre obsesionada en hacer cualquier cosa por el bien de su hijo, por su superación, más cuando éste aún no cumple los cuatro años de edad.

BRIGHT IDEAS, de Eric Coble, reconocido y multipremiado dramaturgo estadounidense, nos presenta un matrimonio, Ginebra y Josh, cuyo actuar emana de la interrogante: ¿Qué estarías dispuesto a hacer por tus hijos? Más, el vástago de ambos, debe ingresar a Bright Ideas, Academia Bicultural de Estimulación Infantil Temprana. Las ideas macabras de Ginebra no se hacen esperar para lograr su cometido, asesinato y desfalcos, socavar a sus semejantes, en concreto todo. Lo más interesante, el tema tratado en el género de comedia, tal vez para permear una catarsis en el espectador ante el aberrante proceder de una mujer. Un detalle a tomar en cuenta, Mac nunca aparece en escena a pesar de ser protagonista.

La dirección, Alonso Íñiguez, es buena, más por tratarse de una comedia y de una producción netamente comercial. Apoyado con una escenografía, que en principio da la sensación de ser meramente decorativa, funcional, intrascendente, a medida que corre el montaje la “pared” adquiere diversos ambientes, los lugares se “ven”, se perciben, una gran imaginación a cargo de Mauricio Ascencio, también responsable de la iluminación y vestuario. Reconocer el trabajo de Alonso es inevitable, sin embargo, creo, no sería lo mismo sin la creatividad del segundo.

La responsabilidad actoral recae en Regina Blandón, Santiago Stephens, Majo Pérez, Gustavo Egelhaaf y Brenda Arrigunaga. La primera excelente como Ginebra, no lo hurta lo hereda de su padre, tiene proyección y presencia escénica, guapa y talentosa. Santiago con buenos y regulares momentos. Majo, Gustavo y Brenda, cautivadores en principio, en algunas escenas, desafortunadamente, parecen “payasos” más cuando caracterizan roles no acordes con su edad real, la responsabilidad no es de ellos, su director rebasa la comedia y trastoca la farsa, estos pequeños detalles es por lo que la propuesta no llega, en su totalidad, a excepcional, como lo ha demostrado en varias ocasiones.

La última representación de la temporada en el Foro Shakespeare tuvo como padrinos de develación de la placa del recuerdo a Consuelo Duval, Mauricio García Lozano, Francisco Franco y Blanca Guerra. Para los amantes del género, a partir del 12 de noviembre BRIGHT IDEAS tendrá temporada en el teatro Milán (Ciudad de México). Queda en el aire una pregunta: ¿Todas las ideas son brillantes?