INCIDENTE EN VICHY, POR LA CÍA. DE TEATRO FERNANDO WAGNER

Por Armando Jaimes

Obra del dramaturgo Arthur Miller. Se desarrolla en la ciudad francesa de Vichy, 1942, durante la ocupación nazi en Francia. En la mencionada estación, los alemanes detienen a diversos pasajeros, austriacos, franceses, polacos, ancianos, niños, obreros, académicos, incluso de la realeza, el pretexto es revisar documentos aunque todos saben que es una detención para mandar a los que se constate que son judíos, a los campos de concentración. Son momentos difíciles donde todos tiene miedo, la policía francesa por tener que detener inocentes, los alemanes por no ser lo suficientemente rudos sin saber si en realidad están obedeciendo como se espera, los viajeros por no saber si vivirán.

Algunos quieren escapar, otros no aceptan la realidad inminente y durante la terrible espera cada uno defiende su posición ante la vida demostrando el terror hacia la guerra, hacia un acrecentado egoísmo en el que no importa que las víctimas sean judíos ya que lo importante es salvar el pellejo, y otros asqueados ante la inconcebible falta absoluta de humanidad demostrada por el nazismo (incluso aún cuando se inicia el rumor de la existencia de los crematorios, como es el caso de la obra), pues llegando al límite dicen los personajes, todo se vuelve válido y eso destruye el concepto de lo humano dejando a la deriva la vida. Así de la credibilidad excesiva a la mentira, la obediencia ciega, el abuso del poder, la absurda violencia y el atronador miedo, colaboran para el triunfo del mal sobre la paz y la justicia. Obra para meditar acerca de los horrores del poder y el autoritarismo cada vez más presentes y cotidianos en nuestra actual nación.

El montaje fue una muy buena elección por lo que la obra tuvo excelente acogida en su corta temporada con lleno total en la última función. Un buen trabajo realizado por la compañía de teatro Fernando Wagner, que se ha distinguido por presentar obras clásicas de denuncia social.