PSICOSIS DECEMBRINA (HUMOR NEGRO, HILARIDAD E IRREVERENCIA)

Psicosis1

 

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotografías de La Producción

 

Se da acceso a la sala, uno a uno los asistentes van ocupando sus respectivos lugares. Está por iniciar una sesión de Psicóticos Anónimos. A todos se les reparte un medicamento para evitar ataques repentinos. Lo anterior es el preámbulo para comenzar la representación de PSICOSIS DECEMBRINA, cuatro monólogos antinavideños.

La inspiración de esta propuesta surge de que no todos los seres humanos son felices en esas fechas, inclusive no tienen nada que celebrar y mucho que reclamar. Parecería un encuentro y enfrentamiento con la depresión, todo lo contrario, humor negro, hilaridad, entretenimiento a partir de la irreverencia, como lo que simboliza Papá Noel: “Un espectáculo de cuentos negros navideños para amargados, con brujas, estrellitas infantiles, duendes asesinos y una pinche vieja loca”.

Los monólogos están intitulados en forma curiosa y larguísima: CON TODAS MENOS CONTIGO, BOSE, de Eloy Hernández; EL ASESINATO DE LOS DIEZ AMANTES MÁS INFLUYENTES Y SU POSTERIOR TRANSFORMACIÓN EN MONSTRUOS QUE ME PERMITEN RESPONSABILIZARLOS DE TODO LO MALO QUE ME PASA EN LA VIDA; ¡PÚDRANSE TODOS! ESCRITO POR UNA VIEJA LOCA y EL ÁRBOL, los tres últimos de la autoría de Hiram Molina, los cuatro bajo la dirección de Anabel Domínguez.

Un niño-joven-adulto se identifica obsesivamente por ser igual, al menos la contraparte de Miguel Bose, a partir de la Teoría de las Cuerdas, las vicisitudes con su novia y la traición de ésta con su mejor amigo, papel importante juega la Noche Buena. Otro de los monólogos nos ubica en el entorno de una mujer que inicia su testimonio expresando que todos los hombres son unos cerdos, sus ilusiones y desilusiones en la cena decembrina y las medidas tomadas ante la frustración.

psicosis2

Por otra parte, Sara Elen evocando a su abuela, una vieja bruja. Su cabeza en una caja. Busca venganza contra el ingrato de su pareja, el entorno, obvio, el navideño. Finalmente un orate que ve duendes asesinos y alusina con un árbol de navidad que… una Noche Buena alusinante.

Hiram Molina es un reconocido dramaturgo, su talento no está en discusión, lo vuelve a mostrar y demostrar, gran capacidad para provocar la diversión a través de lo serio, claro hablamos de su dedicación, el resultado tres monólogos para reír de principio a fin. Capacidad para narrar toda una historia en un breve periodo de tiempo. hay que agradecerle la alegría emanada de sus cuentos. Por su parte Eloy Hernández no queda a la saga, su historia embona a la perfección con el cuerpo del conjunto, ojalá nos siga sorprendiendo.

El cuarteto de actores está integrado por: Christel Klitbo, Russel Álvarez, Anabel Domínguez y el propio Hiram Molina. Los cuatro maravillosos, cada uno con sus propias características se entregan, lo más importante coptan a los espectadores desde el inicio hasta la conclusión.

 

PSICOSIS DECEMBRINA se representa en el Espacio Urgente 2 del Foro Shakespeare (Ciudad de México), los viernes a las 20:30 y 22:00 horas, hasta el 18 de diciembre.