REFLEXIONES DE VIDA A LAS 22:22 CON ODÍN DUPEYRÓN

Por Armando Jaimes

Tú eres el único responsable de tu vida, de todo cuanto pasó, pasa y pasará, es una de las tantas reflexiones de las cuales nos habla la obra de teatro Veintidós veintidós, la cual se presentó el pasado lunes 8 de junio en el Teatro Aguascalientes contando con teatro lleno, como pocas veces se ve.

Un singular montaje, un texto cuyo fin es crear conciencia en el proceder del ser humano, de lo fácil que puede resultar rendirse cuando las cosas no salen como a uno le gustaría, las expectativas no resueltas, el temor al fracaso y a no saber o querer afrontarlo. Odín Dupeyrón (escritor, productor y actor de esta puesta en escena), mediante un simpático, irónico y pero siempre reflexivo personaje nos dice que no hay ni bueno ni malo en esta vida, extremos a los que la sociedad nos acostumbra desde los primeros años, es sólo estar conscientes y responsabilizarnos de nuestros actos. Cada día es una oportunidad, ¡una decisión de vida!

En nuestra entidad, donde el suicidio es una constante de los últimos años, y ATT (el personaje de Odín), nos dice que: “¡es una solución permanente para una situación temporal!”, ¡caray!, ojalá y este tipo de obras pudieran llegar a oídos de niños, adolescentes, jóvenes y “adultos” que piensan en tomar tan radical solución.

Con un teatro completamente lleno, este montaje logró envolver y enganchar a los jóvenes y adultos ahí presentes, porque habrá más de uno que se vio reflejado en el personaje de Verónica Domínguez (la suicida), o en las situaciones narradas desde su perspectiva de continua víctima, contadas -en algunos momentos- a modo de comedia para hacer menos denso el tema, que de por sí ya es ¡tremendo, sobrecogedor, desgarrador!

Un tema difícil de tratar desde una perspectiva diferente: la comedia, porque esta puesta en escena nos hace reír y al mismo tiempo darnos cuenta de los pensamientos negativos que vienen a nosotros cada día. La obra cumple con dar un mensaje, no aleccionador de lo que “se debe o debió hacerse”, porque tampoco se expresa si está bien o mal la decisión tomada, esto lo deja al espectador, simplemente expone el amor a la vida, al hecho de que el ser humano debería amarse y valorarse más a sí mismo, y que ante una situación difícil siempre hay más opciones que el suicidio, porque como ATT dice: “¡Cada día es una decisión!” y a nosotros y a nadie más nos corresponde decidir nuestra vida.

Al terminar la puesta en escena, en la que Odín manifestó estar contento por ver lleno el Teatro Aguascalientes, hubo una serie de preguntas y respuestas con los actores de Veintidós veintidós, lo cual dejó de manifiesto el interés del público por ver obras con contenido.