XI FESTIVAL DE DRAMATURGOS COMUNITARIOS MEXICANOS

 Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

 

El teatro es el conjunto de múltiples elementos artísticos. Es el encuentro de todas las bellas artes, claro no siempre en el mismo hecho escénico. Peter Brook sostiene: Mientras allá una persona que tenga al que comunicar y una que la quiera escuchar ahí hay teatro. Considero un poco exagerada la opinión, más bien el teatro, al menos eso dicen los conocedores, es un círculo, inicia con el texto y concluye con el público. También se dice que el teatro puede prescindir de todos menos del actor. Cierto. Sin embargo el mejor histrión necesita de un buen texto no me lo puedo imaginar diciendo el abecedario y cautive al espectador. De ahí la importancia del taller y el Festival de Dramaturgos Comunirarios Mexicanos.

Europa y Canadá, por ejemplo, han enriquecido su damaturgia con leyendas, mitos, tradiciones ancestral, de ahí mi admiración por este esfuerzo de Sonia Enríquez, directora del Festival en cuestión, quien no sólo aporta nuevos dramaturgos, con su labor rescata parte de nuestra historia, de nuestra idiosincrasia, de nuestro devenir, de lo que somos como mexicanos.

Es esta edición, se rendirá homenaje a los pueblos en extinción con las obras JUU SIWA, LA FLOR DEL AMOR y LA LEYENDA ÓPATA  de la luna. Los atrios del Señor del Sacramonte, en Amecameca y San Luis Obispo, en Tlalmanalco, serán los principales escenarios. La cita en el Estado de México se llevará a cabo del 22 al 25 de octubre.