Mes: junio 2016

ALGO DE POESÍA

Por Ignacio Velázquez

Fuente; http://amediavoz.com/janes.htm

Clara Janés

clara janes_bellas artes

Poeta, novelista, ensayista y traductora española nacida en Barcelona en 1940. Hija del famoso editor y poeta Josep Janés; es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad
de la Sorbona en Literatura Comparada.

En 1997 obtuvo el Premio Nacional de Traducción por el conjunto de su obra. Su obra poética también ha sido galardonada con importantes premios entre los que se cuentan: Premio Ciudad de Barcelona 1983 por Vivir, Premio Ciudad de Melilla 1998 por Arcángel de sombra y Premio de Poesía Gil de Biedma por Los secretos del bosque. Parte de su obra, traducida a más de veinte idiomas, está contenida en los siguientes volúmenes: Las estrellas vencidas, en 1964; Límite humano, en 1974; En busca de Cordelia y Poemas rumanos, en 1975; Antología personal, en 1979; Libro de alienaciones, en 1980; Eros, en 1981; Kampa, en 1986; Fósiles, en 1987; Rosas de fuego y Diván del ópalo de fuego, en 1996; La indetenible quietud, en 1998; El libro de los pájaros, en 1999 y Paralajes, en el año 2002.

Esperaré paciente…

Esperaré paciente,
acechando, como un perro, el momento.
O me iré por la selva de tus versos
abriéndome camino lentamente
por ocultos senderos,
por pequeños resquicios
que has dejado entreabiertos.

 

Me he despertado de pronto…

Me he despertado de pronto,
tú me estabas gritando enfurecido
destrozabas la noche,
rompías en pedazos la materia.
He comprendido entonces
tu obsesión
por las manos manchadas de sangre
También yo mataría,
incluso a ti:
me haces soñar sin tregua,
no me dejas dormir.

 

No sé

Soy hermosa y mi piel es suave
y el viento del mar me devuelve rocío
de tiernas tersuras.
Mi cabello perfumo y adorno de áurea madreselva
y mi pecho es redondo y casi virginal.
Tuve un amante que ensalzó mis caderas
y mi forma de amar intensa y silenciosa.
Podría ser aún como un río de luz en tus brazos.
No sé qué te retiene, si furtivo, he visto
un destello de ardor en tu gesto al pasar.

 

Carta  III

Nunca sabré de ti,
y eso lo supe
desde el primer encuentro.
Esta certeza tiene tanta fuerza
que es
como si tuviera noticias tuyas
a cada momento.

CHICO CONOCE A CHICA

Texto por Miryam Almanza

Fotografía de Sandra Sánchez

CHICO CONOCE_LOC

Luego de algunos años, Azteca Teatro retomó en febrero su actividad con la presentación de la comedia romántica llamada Chico conoce a chica, en la que participaron Cecilia Ponce, Vanessa Claudio, Lambda García y Gonzalo García Vivanco, reconocidos integrantes de Televisión Azteca.

La historia cuenta la vida de cuatro personas que se enamoran y desenamoran, todos típicos: un galán que vuelve locas a las mujeres pero que no sabe hacer nada; una chica que cree ser la mujer perfecta para cualquier hombre, pero que la dejan por no ser buena en la cama; un despistado que consuela a ésta luego de sus rupturas amorosas y la chica que tiene miedo a vivir una relación por no salir lastimada.

Como público es inevitable hacer la comparación con las obras de teatro de Televisa, que luego resultan tan insulsas que sale uno sintiendo que perdió su tiempo y su dinero. Azteca Teatro, en cambio, se ha preocupado por montar obras con más contenido, que incluso se nota que aplican verdaderos recursos teatrales y que el reparto cuenta con la preparación necesaria para ello. Vaya, se nota que las actrices y actores no sólo son caras bonitas de la televisión. Si a eso le sumamos una historia con la que nos reímos cuando nos identificamos por los tropiezos que los personajes tienen en el amor, entonces el público queda contento.

Chico conoce a chica cerró su gira aquí en Aguascalientes, y según sabemos, Azteca Teatro traerá otros montajes a nuestra ciudad, así que estén al pendiente.

 

 

CARLOS MONTEMAYOR, UN APASIONADO DE LA ÓPERA

Información Conaculta

carlos montemator_opera

Definido como uno de los hombres fundamentales de la vida cultural de México de la segunda mitad del siglo XX y de inicios del XXI, académico, traductor, poeta, novelista, abogado, analista político y activista social, Carlos Antonio Montemayor Aceves (Parral, Chihuahua, 13 de junio, 1947–Ciudad de México, 28 de febrero, 2010) también se le recuerda como un cantante de ópera.

Se sabe que el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en la categoría de Lingüística y Literatura (2009), cuando estudiaba la secundaria, aún en Chihuahua, quiso estudiar música en México, incluso, entrar al Conservatorio Nacional, pero su padre lo persuadió de estudiar otra carrera.

En vida, el miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua señaló que su gusto por la ópera fue una pasión que nació desde que era estudiante en la universidad, en la cual lo apoyó el maestro de canto Roberto Bañuelas, fue así como tuvo la disciplina de dedicar todos los días unos minutos a la vocalización.

Por su pasión a la música tradujo las Odas de Píndaro y Carmina Burana, incluso escribió el libreto para la ópera Encuentro en el ocaso, con música de Daniel Catán, que fue estrenada el 2 de agosto de 1980. Grabó algún material musical, en 2002 apareció El último romántico, disco compacto con 12 piezas de arte cantadas por el también tenor, acompañado en el piano por Antonio Bravo. En 2005 produjo un álbum doble: Canciones napolitanas e Italianas y en 2007 presentó Canciones de María Grever.

El escritor y catedrático universitario ecuatoriano-mexicano Vladimiro Rivas Iturralde aseguró en un texto escrito en memoria de Carlos Montemayor que a él le gustaba cantar, que con frecuencia interrumpía o clausuraba las reuniones, tanto de amigos como académicos, con su canto.

“Una vez dio una conferencia magistral en la Unidad Azcapotzalco de la UAM, al final del diálogo con el público se dirigió a mí para pedirme le acompañara en el dueto de Rodolfo y Marcello en el último acto de La Boheme, de Puccini. Llegué a escucharlo en grabaciones comerciales de canciones italianas y justo es decir que, aunque había tomado clases con el barítono Roberto Bañuelas, su canto fue siempre el de un diletante, con afinación poco ortodoxa”, escribió Rivas Iturralde.

El autor de las novelas Guerra en el paraíso (1991), Los informes secretos (1999), La rebelión indígena en México, La guerrilla recurrente, Rehacer la historia y Pueblos indios en México, y La violencia de Estado en México, dedicó gran tiempo de su vida al trabajo crítico, a la tradición oral y a la literatura escrita en varias lenguas indígenas de México.

Coordinó las colecciones de 50 volúmenes bilingües de Letras mayas contemporáneas de la península de Yucatán y del estado de Chiapas de 1994 a 1998. Fue analista político en el periódico La Jornada y la revista Proceso, e impartió diversas conferencias sobre temas políticos y literarios en varios países.

Su interés en los pueblos originarios se plasmó en Los tarahumaras: Pueblo de estrellas y barrancas (1999), Arte y trama en el cuento indígena (1998), La voz profunda: Antología de la literatura mexicana en lenguas indígenas (2004), y los tres tomos bilingües de Words of the true peoples.

Su interés por las lenguas indígenas comenzó a finales de los setenta cuando le pidieron que revisara una antología de cuentistas oaxaqueños y fue tan determinante que no pudo despegarse del estudio y difusión de ellas.

A lo largo de su vida le fueron otorgados distintos reconocimientos, como el Premio Internacional Juan Rulfo, por su cuento Operativo en el trópico; el Premio Xavier Villaurrutia por Las llaves de Urgell. También recibió el Premio José Fuentes Mares por su libro de poesía Abril y otras estaciones.

También recibió el Premio de Letras del Estado de Chihuahua Tomás Valles Vivar en 1985 por el conjunto de su obra, así como el Premio Ciencias y Artes de Yucatán y la Medalla Yucatán en 1993 por su apoyo a la literatura actual en lengua maya.

El escritor que dominaba el inglés, italiano, francés, el griego arcaico, el clásico y el vulgar; y el latín en todas sus formas; obtuvo también la presea Gawí Tónara: Pilares del Mundo, que es el máximo galardón de las artes chihuahuenses.

El también poeta en 1997 publicó Poesía. 1977-1994; a este libro le precedieron Las armas del viento y Finisterra. En 2001 publicó su Antología personal. En el género de novela escribió Las armas del alba, Los informes secretos y La fuga.

Para él, sus novelas no eran históricas, pues trabajaba a partir de la historia oral e indagación directa, no de una historiografía, decía que en la literatura es necesario que cada personaje tuviera su propio sello de dicción para que el lector sienta que ese personaje está conversando.

El Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó un tomo de sus Obras reunidas, que incluyó las novelas Las armas del alba y Guerra en el paraíso. Una de sus últimas publicaciones en vida fue el Diccionario del náhuatl en el español de México.

Licenciado en Derecho y maestro en Letras Iberoamericanas por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, también llevó estudios orientales en El Colegio de México. En 1995 recibió de la Universidad Autónoma Metropolitana el grado de Doctor Honoris Causa por sus contribuciones en el campo de las ciencias sociales y las humanidades; la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez lo nombró profesor emérito.

Su vocación por difundir sus hallazgos literarios lo llevó a publicar en la revista El Tiempo, en Diorama de la Cultura, en el periódico Excélsior, en Revista de Bellas Artes y en Revista de la Universidad de México.

En un texto que el secretario de Cultura del Gobierno de la República, Rafael Tovar y de Teresa, envío a la presentación de El canto del aeda, en la XXXVII Feria Internacional del Libro en el Palacio de Minería, expuso que Carlos Montemayor fue un autor, cantante de ópera y luchador social, que la música es el lenguaje universal que enaltece la virtud humana y que Montemayor era un virtuoso de la música y de la literatura, sus pasiones.

Carlos Montemayor falleció el 28 de febrero de 2010 a la edad de 62 años. De acuerdo con sus deseos, no se realizaron funerales; a la Academia Mexicana de la Lengua fueron llevadas sus cenizas donde recibió una emotiva despedida de colegas, amigos y familiares. Sus cenizas yacen en la Iglesia de San Juan de Dios en Parral, Chihuahua.

 

 

CAFÉ Y CIGARRILLOS

Por Dalia María Teresa De León Adams

 cafe y cigarros_nac

 

La puesta en escena Café y cigarros que hoy día se presenta en el Foro El Galeón, bajo la dirección, concepto y coreografía de Stephanie García, es nada menos que la recreación del filme dirigido por Jim Jarmush en el año de 2003.

El film contaba con once historias cortas o viñetas, en donde Café y cigarros eran el móvil para presentar una cinta cinematográfica en torno a la cual, estos ingredientes servían para escenificar diálogos y cuadros, desde fársicos hasta dramáticos.

Los diálogos terminaban siendo incompresibles en el sentido de que hablan indistintamente, tratando temas desde consideraciones acerca de Nikola Tesla, por ejemplo, o dos mujeres que hablan de un tema personal bochornoso, o bien, un hombre y una mejer hablando de frivolidades.

La película contaba con  un reparto estelar muy reconocido, en el que se encontraban Roberto Benigni, Steve Buscemi y Bill Murray, además de grandes músicos como Jack Whit, Meg White o Iggy Pop.

La película resultó ser una especie de comedia bizarra, en la medida en que no contaba realmente con una trama. Presentada en blanco y negro, logró dar el efecto de una película de época.

El humorismo y la excentricidad son los elementos en torno a los cuales la película logró una apariencia agradable y vistosa, así como ahora en el caso de la obra teatral. Esto además se logra gracias a la presencia de un vestuario llamativo a la usanza de los años sesentas.

Este efecto no es casual, pues además tiene un paralelismo con las películas musicales al estilo, por ejemplo, de Amor sin barreras, en cuanto a que son musicales que presentan bandas de jóvenes que cantan y bailan, pese a escenificar dramas. Estos elementos evidentemente también los encontramos en la puesta teatral de Café y cigarros de Stephanie García.

La obra cuenta con una coreografía, cuyo reparto estelar está compuesto por jóvenes actores: Angélica García, Lorena López Aguado, Tlatui Maza, Alberto Mora, Hugo Martínez y Daniela Rochín. Artistas que bailan, actúan, cantan y realizan pequeñas acrobacias. La puesta en escena es presentada en un solo cuadro escenográfico que simula una especie de café-danzante, y en un solo tiempo escénico de una hora con treinta minutos.

Usted la podrá ver bajo la producción del INBA y la Secretaría de Cultura en el Centro Cultural del Bosque, los días lunes y martes a las 20:00 hasta el 5 de julio.

BUSCO A ALGUIEN

Texto por Julieta Orduña

 “Este ejercicio escénico, sólo tiene la pretensión de dejar una reflexión abierta, en el tema de la búsqueda personal, de la necesidad universal por decidir qué ser, y quién ser…”.

Así se señala en el programa de mano de la obra Busco a alguien, de Fernando Percha, presentada por el grupo escolar de teatro de la Preparatoria Francisco I. Madero. Con este montaje el grupo festeja 14 años de existencia y cada vez nos muestran creatividad e ingenio. En esta ocasión la temática giró en torno a los piratas y a la comunidad que vive con ellos.

Más de 40 actores y actrices en escena dieron vida a esta historia que, como siempre, está cargada de mensajes positivos para los adolescentes, una etapa difícil por la búsqueda de identidad. Algunos diálogos como: “Nunca te canses de buscar”, “No hay edad ni límites para hacerlo”, “Escucha a tu conciencia”, entre otros, son alicientes para que los jóvenes sigan adelante y con la magia del teatro, todo se puede.

El entusiasmo de los estudiantes y la entrega del director Luis Fernando Pérez Chiu dio buenos resultados en esta puesta que se presentó el 31 de mayo en el Teatro Aguascalientes. Es importante comentar que el autor, Fernando Percha, se ha distinguido por sus textos dirigidos a los adolescentes y la mayoría de las obras que ha presentado esta escuela son de su autoría. Este grupo es de los pocos que han continuado con el teatro estudiantil y, por ello, ¡los felicitamos!

LA FAMILIA DE DIEZ EN EL AUDITORIO DIMO DE AGUASCALIENTES

Texto y fotos por Sandra Sánchez Pineda

FAM DE 10_1_loc (2)

El pasado 21 de mayo en el Auditorio Dimo de la Ciudad de Aguascalientes se presentó con mucho éxito la obra familiar La familia de diez, comedia antecedida por su gran popularidad con la serie de televisión, y un elenco comandado por Jorge Ortiz de Pinedo, quien actúa, presenta y dirige esta puesta en escena.

El auditorio estuvo complacido en albergar a familias enteras: niños, jóvenes, adultos y adultos mayores disfrutando de este espectáculo que, si bien empezó más tarde de lo señalado, hizo pasar un rato muy agradable a los presentes, con las penurias de Plácido y su familia, quienes viven en un departamento de vecindad muy pequeño para la cantidad de personas que componen la familia López González.

Este texto está basado en la obra del dramaturgo español Fernando Paso, quien fue autor de comedias, tragedias y obras de denuncia social, en los que el humor era su sello característico.

Se destaca la actuación cómica de Ricardo Margaleff, quien interpreta a Plutarco, hijo de Plácido y Renata, y quien ha sido reconocido por la Asociación de Periodistas Teatrales (APT) como Mejor actor en comedia, además de Mariana Botas como Martina y María Fernanda García como la tía Licha, sin embargo, el aplauso y el reconocimiento del público se lo lleva el primer actor Eduardo Manzano “El polivoz”, quien cuenta con una amplia trayectoria que empezó en los años sesentas, y a quien la APT hizo merecedor de un premio especial por trayectoria.

La familia de diez es una comedia meramente familiar que busca entretener a la audiencia y que logra arrancar las risas de chicos y grandes en momentos difíciles por los que pasa nuestro país.

FAM DE 10_1_loc (3)

ERÉNDIRA

Texto y foto por Jassive Martínez

erendira_loc

Eréndira es la adaptación de la novela de Gabriel García Márquez que lleva por título: La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada. La trama gira en torno a una joven que es explotada sexualmente por su insensible abuela para, según, pagarle todo lo que le debe a raíz de un viento desgraciado que le cambia la suerte a la joven.

Esta propuesta fue divertida, dinámica y con un vestuario genial, a cargo de Sueño Azul teatro, dirigida por Salvador Lemis. El grupo presentó dos funciones en la Caja Negra de la Universidad de las Artes.