Mes: agosto 2016

DIVERTIDA OBRA PARA NIÑ@S

Por Clara Martínez. Fotos: Fernando Macías

 

piratas (1)

Se presentó la obra musical teatro Piratas y Princesas, en el auditorio DIMO del Colegio Portugal, donde ofrecieron dos funciones para el público aguascalentese el domingo 7 de agosto. Se trató de un montaje ejecutado por un conjunto de 25 actores tapatíos, en su mayoría jóvenes que bailan y cantan y que imprimen mucha fuerza en el escenario, narran en un par de actos, dos historias.

 

La primera sobre la Princesita Sofía en la que aparecieron personajes como las princesas y las hadas madrinas de los cuentos clásicos. Posteriormente, de la caricatura de Jake y los piratas, en el que aparece el joven pirata, junto con Peter Pan, Garfio y Sr. Smith. Todos estos personajes interactúan con los niños.

 

piratas (2)

Algunos de los pequeñines que obtuvieron cortesías, vestidos de piratas y princesas, previo a la obra, pasaron al lobby del teatro para maquillarse el rostro de sus personajes favoritos. Esta obra infantil promueve valores como la amistad, compañerismo, lealtad, honestidad, trabajo en equipo, unión, fuerza, confianza en uno mismo, entre otros.

 

Una de las novedades que trae este conjunto artístico es el formato de proyección animada en una pantalla de 9×5 metros, que simulan como si vieran una película en vivo, una gran pantalla en la que se proyectan fondos reales, que junto con la escenografía, utilería y alrededor de 60 cambios de vestuario, hacen del montaje como si te transportaran a las caricaturas de televisión en las que se basan las obras.

 

Este montaje, tiene alrededor de 100 representaciones y cuya temporada que duró tres meses, acaba de concluir en Jalisco. Adicionalmente se ha presentado en estados como Colima, Zacatecas, Querétaro, Morelia y Aguascalientes.

 

MICROTEATRO AGUASCALIENTES EN SU PRIMER ANIVERSARIO: POR LOS CLÁSICOS

Texto por Sandra Sánchez Pineda

Imágenes bajadas de Microteatro Ags. en Facebook

 

microteatro_LA CHICA DE LA CURVA

A pesar de la torrencial granizada que cayó el sábado pasado, acudimos a Microteatro Aguascalientes a presenciar cuatro obras de teatro, entre ellas, dos musicales: Por culpa del amor y La chica de la curva, además de El regalo de Nico y Por atrás, cuatro de los 13 montajes presentados como parte del programa para festejar el primer año de vida de Microteatro Aguascalientes, una nueva forma de hacer teatro, cuya formato original es español, y que consiste en la representación de una obra de 15 minutos, para un máximo de 15 personas, y en un espacio de 15 metros cuadrados.

 

En festejo por el primer aniversario, se programaron 13 obras que han estado durante las ocho temporadas que ha tenido a la fecha Microtetaro Aguascalientes. Por lo que fue muy grato ver a actores de gran trayectoria y reconocimiento por sus habilidades histriónicas, como a Aline Reyes (Por culpa del amor), a Diego Cervantes (La chica de la curva), o a Marcela Morán (Por atrás), en tres montajes que nos dejaron un grato sabor de boca por el trabajo desarrollado, porque se nota la dedicación y el amor que imprimen a sus trabajos… ni hablar, son profesionales.

microteatro_loc

El regalo de Nico, puesta en escena cuyo director es Alberto Quintero, entregado actor y director, nos hizo reflexionar sobre la descomposición familiar que inunda muestra sociedad, por medio de la mirada de un pequeño y su breve amistad con quien puede representar un peligro para él pero, el león no es como lo pintan, reza el refrán, y ¡en lo más profundo del corazón hay un ser humano!

 

Aline Reyes, con gran energía en el escenario en Por culpa del amor, nos tiene acostumbrados a una buena actuación, y ésta no fue la excepción; su compañero de montaje, David Gutiérrez, no desmerece al lado de ella, buen porte, y buena sincronización y química entre ambos.

 

La chica de la curva es un musical en el que Diego Cervantes y su compañera, Sussy Oranday, se lucen, ¡realmente una divertida comedia! Y Marcela Morán en Por atrás, un monólogo que nos hace recordar la soledad en la que se ve inmersa la sociedad de tiempos atrás y de todos los tiempos, la búsqueda de la aceptación y del amor afuera de nosotros, en lugar de buscar dentro de nuestro ser.

 

Cabe mencionar que debido a la gran granizada acontecida ese sábado, pensamos que poca gente iba a llegar a Microteatro, pero no fue así, porque a medida que crecía la noche la gente llegaba para disfrutar de los montajes, lo cual nos da cuenta de que el público busca cada día más el teatro realizado en la entidad.

En fin, que recomendamos estos montajes, y próximamente acudiremos a ver los restantes, y ya le platicaremos de los mismos. Por lo pronto, si usted busca pasar un fin de semana agradable, y además gusta de ver un buen espectáculo, dese la oportunidad de ir a Microteatro Aguascalientes, la cita es de jueves a domingo, de 19:30 a 23:55 horas, hasta el 11 de septiembre, en Álvaro Obregón 355, en el Centro de nuestra ciudad, y ¡Nos vemos en el Teatro!

 

LA MAGIA DEL BELLY DANCE

Por Miryam Almanza

SAMSUNG CAMERA PICTURES

 La escuela de danza Belly Gym se ha convertido en la única de Aguascalientes en preparar a maestras en el arte de la danza árabe, y este 2016 cumple 11 años de actividad ininterrumpida. Por esta razón su directora, Illian Gray, y aproximadamente una centena de sus alumnas festejaron este aniversario con la gala Habbibi al Raqs, en el Teatro Aguascalientes.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Poco más de una veintena de números musicales de danza tradicional, música contemporánea y acrobacia aérea conformaron el programa de la noche, en el que participaron tanto alumnas como las maestras que recibieron su certificación para impartir este baile. Los hermosos vestuarios que portaron hicieron muy vistosa la presentación, además de por supuesto las coreografías, la mayoría creación de Illian Gray, quien a base de mucho esfuerzo ha logrado un prestigio muy bueno para su escuela, gracias a su talento y actualización y preparación constante en danza árabe.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Muchas felicidades a la escuela Belly Gym, deseamos que cumplan más aniversarios para seguir gozando del excelente espectáculo que ofrecen al público que por cierto, comienza a tener alianzas muy buenas con otros artistas de Aguascalientes, ya que esta vez hubo una colaboración especial con los grupos de Psicoarte y Son Candela, quienes presentaron danza contemporánea en telas y bailes tradicionales como la salsa y el tango. Felicidades Illian Gray.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

POLO ORTÍN (1932-2016)

Por Julieta Orduña Guzmán

Fotografía bajada de Internet

https://www.google.com.mx/search?q=Polo+ort%C3%

 

polo ortin

 

En este año han sido varios personajes del teatro y cine que se nos han adelantado, el pasado 16 de agosto falleció Polo Ortín, hijo del actor Leopoldo “Chato” Ortín, gran figura de la Época de Oro del cine mexicano. Al seguirle la huella a su padre Ortín Campuzano inició su carrera teatral en la década de los años cincuenta. Con más de 75 años de trayectoria fue un actor muy completo de cine, teatro, televisión y doblaje. Se hizo famoso por doblar exitosas series norteamericanas, como:  La isla de Gilligan (donde dobló a Gilligan), Mork y Mindy (donde dobló a Mork) y Los tres chiflados (donde dio vida a Larry), entre muchas otras. En televisión participó en varias telenovelas y en series como Los vecinos, que fue una de sus últimas participaciones.

 

A los cuatro años de edad debutó en Malditas sean las mujeres, de Manuel Ibo Alfaro (1936), a la que le siguieron: Tres sombreros de copa, de Mihura (1953); El año del caldo, de Alfredo Robledo y Luis Echeverría (1954); El caso de la mujer fotografiadita, de Letraz (1955). También participó con Óscar Ortiz de Pinedo en el montaje: Perdón, es usted maravillosa, de Feydeau (1961). Alfonso Paso, dramaturgo español, fue uno de sus autores favoritos, ya que tenía preferencia por la comedia de enredos, y de él son: Al final de la cuerda (1963) y Asado a la parrilla; También actuó en Los maridos de mamá (1964), de Santa cruz. Asimismo, Alfredo Varela estuvo en su repertorio con: Préstame tu marido (1972) y ¡No me toquen… eso! (1977).

 

Una de las obras en la que dirigió y actuó fue Ahí va Lolita, parece que tuvo cuates, de Alfonso Anaya B. (1980). De sus últimas intervenciones: Que no se entere el presidente, de Ray Cooney (1992) y Ahora una de vaqueros (1997).

 

En cine tuvo una gran oportunidad en 1937, al obtener un papel estelar en Allá en el rancho chico. Se le conocía entonces como Polito Ortín, sobrenombre que con los años cambiaría por Polo. Descanse en paz.
Teatrología

 

  1. Tres sombreros de copa, de Mihura
  2. El año del caldo, de Alfredo Robledo y Luis Echeverría
  3. El caso de la mujer fotografiadita, de Letraz
  4. Mi Familia, de Óscar Ortiz de Pinedo
  5. Perdón, es usted maravillosa, de Feydeau
  6. Los peligros de la pureza, de Milis
  7. Dos en una, de Joffe y Giltene
  8. Una señorita complaciente, de Ruiz Iriarte
  9. Mi otro marido, de Miranda y Eon
  10. Al final de la cuerda, de Paso
  11. Mi sistema no falla, de ­Feydeau y Hennequin
  12. Asado a la parrilla, de Paso
  13. Los maridos de mamá, de Santa Cruz
  14. El doctor espera nene, de Santa Cruz
  15. Jóvenes asoleados, de Antonio González Caballero
  16. ¿Una noche en su casa? señora, de Letraz
  17. El quelite, de Alfonso Anaya B
  18. Los eternos mosqueteros, de Víctor Fox y José Antonio Zavala
  19. Doce mil pesos por mi mujer, de Millán
  20. Préstame tu marido, de Alfredo Varela
  21. Orgía privada, de Millán
  22. Secretarias para todo, de Neville
  23. Salón México, de Víctor Manuel Castro
  24. Caperucita roja
  25. Y la viuda quedó buenísima, de Víctor Manuel Castro
  26. ¡No me toquen… eso!, de Alfredo Varela
  27. Ahí va Lolita, parece que tuvo cuates, de Alfonso Anaya B. * Actúa y dirige
  28. Que no se entere el presidente, de Cooney
  29. ¡No me toquen eso!, de Alfredo Varela
  30. Ahora una de vaqueros

 

Fuentes consultadas:

 

http://www.teatron.mx

https://es.wikipedia.org/wiki/Polo_Ort%C3%ADn

https://www.google.com.mx/search?q=polo+ortin+teatro

http://www.20minutos.com.mx/noticia

 

 

 

TEATRIKANDO

TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

teatrikando_nac

Parejas vemos, tríos no sabemos, en el Wilberto Cantón

Un guión disparatado sirve para divertirnos dos horas: Emireth Rivera interpreta una chica que cae por casualidad en ese salón de belleza, Maru Dueñas es la dueña y sabe manicure pero no peinar, dato importante; Luisa Muriel es la ayudante en general, excelente desempeño y voz; José Luis Guarneros, Gerson Martínez, Alfredo Barrera y Betthoven Arbelaez son los representantes del sexo débil, sí, porque en esta ocasión las damas se llevan el triunfo al final.

Entrevisté a Emireth y me dijo que era una obra dedicada a proclamar la equidad de género; respetar a las féminas, estoy de acuerdo, pero la divertida comedia que vi sólo nos entretiene, le voy a contar un poco: la dueña de un laboratorio de belleza necesita tratamientos y embellecer su pelo, cuando la están atendiendo entra un asaltante novato de aires femeninos, quien sí sabe peinar; medio tenso en su desempeño, llega el esposo de Emireth; el cónyuge de Luisa Muriel entra y se arma la rebambaramba. Si todo eso es un discurso feminista: la gente no iría, pero si le cuento que Alfonso Paso escribía con ese estilo de situaciones forzadas, para carcajearse, seguro que sí compra boleto, también si le quitaran media hora ganaría en agilidad. La puede ver en el Teatro Wilberto Canton.

Vimos Hamlet en Bellas Artes

Vino la compañía de Andrea Baracco, Italia, para dar vida a un texto que todo mundo conoce, para mostrar su punto de vista peculiar, cambia escenas, simplifica textos, una montaña rusa gigantesca nos apantalla (claro, mediante multimedia) para que reflexionemos, sí, así es la vida, subimos, bajamos, sentimos miedo, pero también un poco de placer. Lanzan Luz contra el público, ropa contemporánea, piernas gigantescas proyectadas. En algunos momentos Hamlet camina con pasos sin ritmo y con bufonesco rostro, grandes telas transparentes sirven para proyectar imágenes que inquieten al asistente mexicano, ellos hablan en italiano y sobre la boca escena hay letreros con las traducciones, breves. Dura dos horas, realmente es atractivo el famoso parlamento que inicia “Ser o no ser” se escucha casi al final.

Ofelia yacerá casi desnuda tras de unos paneles transparentes, en tanto hay una lucha simbólica, nunca entrecruzan las espadas para dar paso a las muertes secuenciadas de los contendientes y la reina.

Buen trabajo que dio sólo dos funciones, después estará en Monterrey: Sólo ocho actores, Lino Musella, Eva Cambiale, Paolo Mazarelli, Michelle Sinisi, Andrea Trapani, Woody Neri, Livi Castiglioni y Gabriele Lavia logran la magia de renovar un texto que (dicen ellos) ha subyugado a los grupos y actores, que siempre esperan algo muy parecido a un modelo. En efecto lo logran. Busque en Internet, hay reportajes acerca de su trabajo que es muy visual. Lo malo es que en breve veremos algún clon por parte de nuestros directores posmodernos.

SATISFACTION (¿QUÉ ES LO QUE NOS SATISFACE?)

SATISFACTION (¿QUÉ ES LO QUE NOS SATISFACE?)

Por Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotos proporcionadas por la producción

Satisfaction1

El destacado filósofo español José Ortega y Gasset (1883-1955) dejó una frase para la posteridad: “Somos arquitectos de nuestros propios destinos”. En principio es cierto, sin embargo, no siempre es así. ¿Por qué? Porque mucho de lo acontecido en nuestro devenir histórico depende de decisiones propias, pero también hay hechos que nos afectan en forma directa y nuestra voluntad es ajena a lo sucedido y sus consecuencias. Por ejemplo, más alguno trabaja en lo que encuentra no en lo que quiere; a alguien, sin deberla ni temerla, lo atropella un vehículo, lo deja inválido, cambia su vida, su capacidad de decisión y nada tuvo que ver; quisiéramos ser correspondidos por quien amamos y ella o él ni siquiera nos voltea a ver; el doctor nos diagnostica una enfermedad terminal, todos nuestros planes se modifican. Todo lo anterior nos lleva a la interrogante: ¿Qué es lo que nos satisface? En ocasiones, nuestros logros, en otras, lo que nos depara el destino, en otras, nada. La pregunta la hace Sara, protagonista del monólogo Satisfaction, de la autoría e interpretado por Carmen Zavaleta.

Continúa el cuestionamiento: “¿El amor, la comida, el sexo, el éxito, el dinero? ¿Todo lo anterior y algo más? Sin duda son una serie de acciones en el tiempo las que nos llevan al estado de satisfacción. Aquí yace una mujer que se le complica el mundo desde pequeña, ¿a quién no? Sara nos abre sus recuerdos y su presente para recorrer con ella esta singular historia donde librará una batalla con su cuerpo, su padre, sus amores, la comida y la soledad. ¿Se elige una vida en la soledad o ésta nos elige a nosotros? (Ángel Luna).

Me permito transcribir este largo párrafo porque hay que reconocerle a Carmen (autora), cómo a partir de hechos cotidianos, simples, en apariencia intrascendentes, nos lleva por un laberinto emocional y existencial cuya puerta de salida sería la satisfacción o, por el contrario, la insatisfacción personal. Sara narra, nos cuenta sus sueños, fantasías, alegrías, frustraciones, en forma lineal, parte desde su infancia hasta la edad de 45 años. Nos lleva a la reflexión con detalles de sus relaciones con su padre, un novio de la adolescencia, un desafortunado encuentro con un primo; sus fantasías con King Kong, su desgracia, a la postre su secreto, de haber sido violada en un taxi, las consecuencias: “se robó mi cuerpo y lo tiró a la basura”. No es una dramaturgia inmersa en lo denso, en lo rebuscado, en lo intelectual, es un texto que a partir de la sencillez se vuelve un deleite, una experiencia teatral donde se combina la tragedia y el humor.

Satisfaction2

Ángel Luna, en su calidad de director, asume la sencillez formal de la obra y sin exabruptos profundiza en su esencia. Desde el minimalismo, tan sólo un sillón, deja fluir la historia, permite a Carmen-Sara ser ella misma, convierte al espectador en un intruso del yo interno del personaje. Resulta interesante su trazo, la actriz se desenvuelve en una superficie de unos cuatro metros cuadrados a lo sumo, sin embargo, da la sensación de estar en un escenario de mayores dimensiones. Por otra parte el movimiento, sin caer en la exageración, se convierte en una coreografía.

Carmen da vida a Ana, el personaje creado por ella misma, hasta dónde real, hasta dónde ficticio, es irrelevante. Goza, a pesar de los momentos fuertes, sus facciones contagian alegría a partir de la tristeza; entusiasmo, me refiero a una actriz disfrutando su trabajo. Durante una hora mantiene la atención de la audiencia, comparte una experiencia teatral, junto con Ángel hace de la historia una vivencia.

El monólogo Satisfaction se lleva a cabo en la Sala Novo (Coyoacán, Ciudad de México), los jueves, hasta el 1 de septiembre, a las 20:30 horas.

 

 

 

PROYECTO SUTIL (O DE LA INFINITESIMAL DIFERENCIA)

PROYECTO SUTIL (O DE LA INFINITESIMAL DIFERENCIA)

Por Eugenia Galeano Inclán

proyecto sutil1

Entre la amplia variedad de opciones que ofrece la cartelera teatral en la Ciudad de México, de vez en cuando cabe la posibilidad de asistir a una propuesta poco convencional, algo que no se ciñe a lo que consideramos teatro. En lugar de que la narrativa tenga planteamiento, desarrollo y conclusión, pudiera ser una antihistoria o un contrarelato. Los creadores teatrales tienen libre albedrío para determinar sobre qué tema harán su propuesta, así como para elegir el proceso a utilizar para concretar su proyecto.

Tal es el caso de Proyecto sutil, al cual se dio inicio hace poco más de un año. Un director, un dramaturgo y una actriz concertaron reuniones periódicas para generar material que investigara puntos de encuentro entre Francia y México. Durante sus sesiones pusieron sobre la mesa temas que alguno de ellos trajera a colación al considerar que pudiera aportar algo a la interrelación de las dos naciones. Conversaron sobre Antonin Artaud, Porfirio Díaz, la nanotecnología, la gastronomía y cualquier otro tipo de lazo histórico o cultural. Investigaron conceptos, historias y personajes, y comenzaron a pensar en la ficción que los representaría. Los sucesos que ocurrieron en ese tiempo fueron cambiando el rumbo de sus cuestionamientos iniciales y ampliando sus inquietudes. Tras largas disertaciones, el resultado de este laboratorio llevado a cabo por tres creativos fuertemente ligados al teatro -Diego del Río, Edgar Chías y Sophie Alexander Katz- fue presentar una obra en proceso, a la cual denominaron Proyecto sutil (o de la infinitesimal diferencia).

Cuando Aurora Cano, creadora y directora del Dramafest se encontraba organizando su edición 2016, se enteró del Proyecto sutil y decidió incluirlo, aprovechando que el país invitado de este año era precisamente Francia. Es así como Proyecto sutil pasa a formar parte del Dramafest 2016.

El enfoque básico de Proyecto sutil (o de la infinitesimal diferencia) es sobre la vida de tres personajes: una francesa mexicana, un iraní y un mexicano que, sin conocerse, en forma casual, coinciden en un atentado terrorista en marzo de 2016. Tal vez el que ocurrió en Bruselas. Se trató de un ataque coordinado en el aeropuerto de Zaventem y en una de las estaciones del metro, los cuales dejaron alrededor de 30 muertos y más de 200 heridos. En su momento, Bélgica activó el nivel de alerta máxima. Quienes los presenciaron los describen como una auténtica pesadilla.

En medio del caos y la confusión Sophie, Kaveh y Guillermo se conocen. Tres personas que se encontraban en el lugar y en el momento inadecuados. Inevitablemente, a partir de ese momento en sus conversaciones no dejarán de hacer referencia al incidente que los unió. Aquellos que han tenido el infortunio de vivir un atentado saben que el impacto mental es más fuerte que el físico. Las lesiones tienden a sanar, pero para lo que se siente y piensa no existe paliativo. Son seres que quedan marcados de por vida y jamás podrán olvidarlo.

Tras el estruendo de la detonación, se dijeron: “la libré“. Se echaron a correr por su vida, huyendo de lo desconocido, lo incomprensible.  Ella, al verse al espejo, se figuró que era “una muñeca con una mirada tristísima y fría“. Se percatan de que el cambo operó radicalmente en sus mentes. Pensaban muy distinto antes del incidente: “germinaban otros mundos y otros sueños“.  Ahora consideran: “que el futuro no es otra cosa que una posibilidad“, o bien, que “somos máquinas en el proceso evolutivo del planeta“.

proyecto sutil2a

Kaveh pregunta al público qué es lo que sabe de Irán. Poco sabemos de un país tan lejano. Continúa diciendo: “Irania es la antigua Persia“. “Yo crecía en una tierra que no era la mía, en Alemania, algo perdido a los 17 años“. Por su parte, Sophie comenta que nació en Francia, pero ha vivido en México la mayor parte de su vida. Guillermo, supuestamente, buscaba lograr su nacionalización en Francia. Se sienten tan libres que pueden hablar sobre cualquier tema, incluso su propia muerte.

Proyecto sutil (o de la infinitesimal diferencia) no es teatro entretenido, es una flagrante confrontación entre la individualidad y el anonimato. Todo lo que conlleva nuestra identidad, estamos formados por los genes de nuestros ancestros, llevamos en la sangre partículas de distintas nacionalidades o razas. Difícilmente podría encontrarse a alguien con una sola nacionalidad en sus venas. La migración forma parte del universo desde tiempos inmemorables. Somos un todo y no somos nada. A veces sólo formamos parte del entorno y nos convertimos en seres paisaje: “Mapas de territorios ignotos se encuentran aquí debajo de nuestra piel“. Los sobrevivientes de un atentado son “anónimos decimales en las estadísticas del daño colateral“.

La dramaturgia de Edgar Chías provee un fiel retrato del sentir de las víctimas de un atentado. Diego del Río realiza una formidable labor de dirección que, sin cuarta pared, permite al elenco dialogar con el público, mantiene el ritmo y diseña un dinámico desplazamiento, aprovechando a fondo el espacio escénico. Pilar Flores del Valle y Ana Karen Flores brindaron asistencia a Diego en la dirección.

Sophie Alexander Katz, Kaveh Parmas y Raúl Villegas dan vida a los personajes en forma muy convincente, mediante su buen desempeño histriónico, corporal y vocal. Convencen al público y lo hacen sentir partícipe de su impactante experiencia. Pilar Flores del Valle será alternante en algunas funciones.

Auda Caraza y Atenea Chávez diseñan una escenografía idónea para dar la idea de aislamiento y área común, con tintes de azul sideral. Matías Gorlero aporta la iluminación con creatividad, haciendo lucir los reflejos de la luz neón caprichosamente distorsionados sobre el cristal o acrílico, dotando el espacio de belleza plástica. Félix Arroyo funge como asistente de Matías.

La exploración vocal es provista por Muriel Ricard. Julia Reyes Retana es la responsable del diseño de vestuario. La producción es de Dramafest y de Teatro UNAM.

Una propuesta muy interesante conformada por investigación, diálogo y reflexión. No siempre hay que ir al teatro buscando entretenimiento. En el mundo hay eventos que quisiéramos que no ocurrieran, pero, aunque lo lamentemos, ocurren. Un tema impactante que convoca a la reflexión y a un mejor entendimiento del planeta que habitamos y de nuestra presencia en éste. Un montaje original, bien cimentado. Altamente recomendable.

Proyecto sutil (o de la infinitesimal diferencia) se presenta dentro del marco del Dramafest 2016: miércoles, jueves y viernes a las 20:00 horas en el Teatro Juan Ruíz de Alarcón, dentro del Centro Cultural Universitario, ubicado en Insurgentes Sur número 3000, Ciudad de México. La temporada concluye el viernes 14 de septiembre de 2016.

NOVO EN EL MICTLÁN (RAPSODIA DRAMATIZADA A PARTIR DE LA POESÍA DE SALVADOR NOVO)

NOVO EN EL MICTLÁN (RAPSODIA DRAMATIZADA A PARTIR DE LA POESÍA DE SALVADOR NOVO)

Por Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Imagen bajada de la página de Facebook del DramaFest

 Novo en el Mictlán_nac

Salvador Novo -icono de las letras y el arte nacionales- fallece y su espíritu se ubica en la entrada del Mictlán, el inframundo precolombino, desde ahí, con un cuerpo viejo y horrible como él mismo expresa, con un traje elegante como acostumbraba y sin desprenderse de su amor por la poesía, sin escrúpulos desde ese submundo maldice y se despoja de sus poemas. En su calidad de alma en pena, acompañado por su sombra, con ironía refiere que ese lugar -por espantoso- pareciera fue diseñado por Diego Rivera. Arremete, como era frecuente en la vida real, contra una serie de contemporáneos y alaba a su amigo Xavier Villaurrutia. En medio de recuerdos se disfraza, se asume como la Coatlicue, todo lo anterior acompañado por boleros, género romántico arraigado en los mexicanos. Estamos frente a una rapsodia dramática a partir de la poesía del polémico escritor.

Este viaje ficticio fue concebido por Luis Felipe Fabre (México), bajo el título Novo en el Mictlán, estrenada en el marco del DramaFest 2016, encuentro internacional de dramaturgia contemporánea. Los franceses Benjamín Lazar y Thomas González -con esa ortografía aparecen sus nombres en el programa de mano- son los responsables de la puesta en escena. Si bien ya hemos dado cuenta de la modalidad, no está por demás recordar que los textos de dramaturgos mexicanos son dirigidos por oriundos del país invitado -en este caso Francia- y viceversa, como lo acotamos en este espacio con relación al montaje George Kaplan, con el que se inauguró la presente edición.

Un texto imaginativo, parte de la personalidad de Novo, da paso a las características del carácter que tantas enemistades y detractores le granjeó, como el respeto de un importante número de personas. Destaca la carga de humor negro, ahora sí que ni muerto cambió su idiosincrasia, al menos desde la perspectiva de Luis Felipe. Obra original, se alimenta de algunos hechos biográficos, el resto es creatividad dramatúrgica, exhorta al espectador a caminar por un mundo hipotético pero, si vale la expresión, factible. El único pero, es el uso y abuso de la palabra mierda, se expresa en innumerables ocasiones, se desgasta por sí misma y llega el momento en que es chocante para los espectadores.

Los directores capturaron con precisión la esencia, tanto de la obra, el personaje y el Mictlán. Sin embargo, durante la hora, aproximadamente, de la representación, el tono de voz de Novo no cambia, es monorítmico. Jesús Hernández (escenografía y utilería) recrea el inframundo como si fuera parte del canal del desagüe, tubos oxidados por los que circula la materia fecal; una excelente combinación de lo realista y el simbolismo; arriba, en un segundo nivel escénico, los excusados, desde los cuales proviene la mierda en la que se encuentra Novo. Una iluminación de Patricia Gutiérrez que, sin ser estrictamente penumbra, sí tiende hacia la oscuridad, posible característica del submundo.

Este monólogo, en realidad es lo que es, es interpretado por Tito Vasconcelos, quien sale avante, tiene tablas, experiencia inobjetable en los escenarios, siempre acompañado -como su reflejo- de Pedro Kominik. Música en vivo: Iñaki Yurief, Nieves, Liber Terán y Efrén Díaz engalanan con la interpretación de hermosos boleros.

Novo en el Mictlán, poema dramático, se representa en el teatro El Granero del Centro Cultural del Bosque (Ciudad de México) del 5 al 28 de agosto, los viernes a las 20:00, sábados 19:00 y domingos 18:00 horas.

 

MERMELADA CADA TERCER DÍA (MAL LOGRADO MONTAJE PARA INFANTES)

MERMELADA CADA TERCER DÍA (MAL LOGRADO MONTAJE PARA INFANTES)

Por Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotografías por Ale Mostra

Mermelada1

Hace ya varios años, tantos que ya no recuerdo cuántos, la cartelera teatral para niños ofrecía una cantidad enorme de puestas en escena, a tal grado que en fin de semana era tan amplia como la de adultos. Una verdadera mina de oro, sin embargo, la vorágine de los productores los llevó al fracaso, espantaron a los padres de familia por los altos costos de los boletos y montajes de mínima calidad. Otro factor del desastre fue que, en su mayoría, se trataba de cuentos clásicos adaptados, a lo que se debe agregar la inclusión forzada en ellos de algún personaje de moda de los dibujos animados de la televisión. Todo esto daba la sensación de pocos dramaturgos mexicanos preocupados por el público infantil, cierto, eran escasos, pero existían. Salvo honrosas excepciones como el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), son pocas las opciones en la actualidad de puestas en escena con calidad, contenido y propuestas estéticas.

Comento lo anterior ante el verdadero bodrio cuya reposición tiene lugar en el Foro Shakespeare, bajo el título Mermelada cada tercer día, a partir de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll. La adaptación es de Ana María Aparicio y Ariadna López. En este caso, Alicia es una pequeña de once años de edad quien es obligada por sus padres a vender galletas en la calle. Un día de mala venta la mercancía le es robada por un conejo, lo persigue, cae en una coladera que la transporta a un mundo extraño…, de ahí en adelante un fusil del cuento original. El trasfondo del texto, cuando lo hay, se pierde en la parafernalia, porque si bien la propuesta escénica es vistosa -como cuando ella es enana o un títere con la técnica rusa- por lo demás es intrascendente, por momentos aburrida. No hay explicación lógica de esa necesidad, terquedad, de adaptar cuentos clásicos cuando hay un sinnúmero de dramaturgos nacionales escribiendo para niños.

mermelada2

El montaje es aún más deprimente. La propaganda dice que se trata de una propuesta escénica que explora una interesante estética onírica (?), apoyada por efectos de ilusionismo mágico. Ni remotamente se acerca a lo anterior, lo único rescatable es el vestuario; la iluminación da la sensación de discoteca. La propia Ana María Aparicio dirige, convierte el escenario en una verbena, todos corren como locos, gritos y más gritos, apagones innecesarios -falta de imaginación- los actores, hay que reconocerlo, se divierten solos, reiterando, demasiados gritos y exceso de movimiento corporal, en particular la reina, quien aturde, parece una desquiciada mental; las coreografías parecen ataques de epilepsia. En concreto, un mal logrado montaje, además de un asalto con premeditación, alevosía y ventaja si se toma en cuenta la friolera del costo del boleto: trescientos pesos.

En fin nada más que comentar. Mermelada cada tercer día está en el Foro Shakespeare (Ciudad de México), los sábados de agosto a las 13:00 horas.

 

MEJOR NO CONTESTES

MEJOR NO CONTESTES

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

 Aún en estos tiempos en que prevalece la tecnología y que estamos ligados a la comunicación, hay ocasiones en que hubiéramos preferido no contestar alguna llamada. De hecho, los avances electrónicos nos permiten ver quién llama, tanto en los teléfonos fijos como en los aparatos celulares. A pesar de que hay llamadas indeseables, ciertas normas de conducta, o bien, por cortesía o cariño, hacen preciso que atendamos el teléfono. Esto es lo que viene a nuestra mente al ver el título de la obra Mejor no contestes.

mejor no contestes

Como lo hemos comentado en notas anteriores, el Teatro El Milagro alterna obras de autores conocidos con las de aquéllos que apenas buscan darse a conocer. Es uno de los teatros que presenta más apoyo a los proyectos independientes. Tanto su Consejo directivo y artístico conformado por Daniel Giménez Cacho, Pablo Moya Rossi, David Olguín y Gabriel Pascal, como su administración, a cargo de Eduardo Pascal, apoyan e incentivan a jóvenes estudiantes de teatro o recién egresados de carreras relacionadas con el quehacer teatral, para que colaboren en el recinto. Cuando alguno de estos jóvenes les presenta una propuesta que les parezca viable, no dudan en abrir sus puertas para su presentación.

Tal es el caso de Emmanuel Varela, que desde hace tiempo colabora en el Teatro El Milagro brindando apoyo técnico y ahora presenta como director y coautor Mejor no contestes, obra compleja que Naolli Eguiarte, Alejandro García y Emmanuel Varela conciben a partir del mundo de Raymond Carver (1928-1988), escritor estadounidense, quien contribuyó a revitalizar el cuento corto en el ámbito de la literatura durante los años 80 y considerado por muchos críticos como el creador de la corriente denominada realismo sucio. Definitivamente, Carver es reconocido como uno de los mejores cuentistas del siglo y muchos lo equiparan con Antón Chejov.  En su narrativa, Carver describe las situaciones con crudeza y, por lo general, alguno de sus personajes padece de alcoholismo, quizá porque él tuvo que luchar contra esa terrible adicción la mayor parte de su vida, ya que le era común entrar y salir de clínicas de rehabilitación.  En Argentina, Carver es tan admirado que diversos autores y directores destacados han tomado su prosa como fuente de inspiración para sus obras.

El texto de Mejor no contestes tiene buena estructura y mantiene el interés de principio a fin.  Versa sobre una familia, cuyos integrantes están estrechamente ligados. Seres imperfectos, ninguno de ellos ha logrado alcanzar sus sueños y todos en algún momento han caído en el alcoholismo. Consideran que los lazos familiares son lo más importante y siempre están dispuestos a apoyarse. Lo malo es que por ser tan inestables les es difícil conservar el trabajo, una pareja, cierta seguridad económica, etcétera y, para colmo, se les va haciendo costumbre que sea uno solo a quien acuden los demás en busca de ayuda.

La esposa de Gabriel terminó con él a causa de su alcoholismo. Esto lo sacudió en tal forma que ha dejado de beber y está intentando dejar también el cigarro. Desde hace tiempo vive con su novia Ana. La ama y siente que le brinda paz. Mientras están solos son felices, aún con las dificultades cotidianas que hay que sortear, por ejemplo, que al perro del vecino le gusta defecar justo en la puerta de la casa de ellos. Ana trabaja en una veterinaria donde asea y peina perros. No entiende por qué si su trabajo es tratar bien a los perritos, puede odiar tanto al perro que vive al lado de ellos. Sin embargo, los problemas realmente fuertes surgen siempre que aparece algún miembro de la familia de Gabriel. La madre cifra su felicidad en las mudanzas. Su hermana Julia está casada con Julián, un hombre abusivo y para ganar algo de dinero, básicamente para sus hijos, vende gelatinas Conejo. Julio, el hermano, acaba de divorciarse y perdió el empleo, así que muy a menudo requiere de préstamos. ¿Podrá subsistir la relación de Ana y Gabriel a tanto embate? Llega el momento en que Ana suplica a Gabriel: Mejor no contestes.

La dirección corre a cargo de Emmanuel Varela y la codirección a cargo de Naolli Eguiarte. Ambos realizan una labor impecable.  Bien diseñado el trazo escénico. Total aprovechamiento del espacio. Ritmo preciso. Acción constante. Mantienen la continuidad de los cuadros en forma apropiada, incluso, cuando algunos se sobreponen unos a otros.

La escenografía también es responsabilidad de los coautores y codirectores Emmanuel Varela y Naolli Eguiarte. En este renglón su labor es asimismo un logro.  La escenografía consta de mobiliario tradicional, integrando un departamento completo con recámara, baño, sala, cocina, comedor y segundo piso.

Participan en el proyecto para crear el entorno adecuado: Rodrigo Espinosa en diseño sonoro y Natalia Sedano, en iluminación. La fotografía es de Alejandro García.

El trabajo histriónico y corporal es estupendo. Todos y cada uno de los integrantes del elenco encarnan a sus personajes con compromiso y veracidad, dotándolos con variedad de expresiones y matices. Diana Sedano, impresionante en su versatilidad al dar vida tanto a la Madre como a Ana; Ricardo Rodríguez es Gabriel -queriendo hacer todo bien-,  Isaac Pérez Calzada es Julio -ocurrente y aprovechado-, Natalia Goded es Sofía -graciosa y atribulada- y Ramiro Galeana, al igual que Diana, interpreta a dos personajes: Julián y El conejo.

La producción es de El Milagro y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, mediante el programa México en escena del Fondo Nacional de Cultura y las Artes.

mejor no contestes2

Teatro hecho por jóvenes mexicanos comprometidos con su quehacer. Loable la forma en que superan los retos que ellos mismos se imponen. La historia interesante de una familia disfuncional que anhela alcanzar la normalidad. Según ellos se esmeran lo más que pueden. Diversión garantizada a base del humor negro que manejan. Convoca a la reflexión sobre prioridades y empeño. Acompaña a estos peculiares personajes para ver la forma en que viven. ¡No te la pierdas! En Mejor no contestes encontrarás un acertado montaje y actuaciones sorprendentes.

Mejor no contestes se presenta a las 20:30 horas: lunes y martes en el Teatro El Milagro, ubicado en Milán número 24, colonia Juárez, Ciudad de México. La temporada concluye el martes 13 de septiembre de 2016.