DELIRIO … 3:45 am

Por:Eugenia Galeano Inclán

 

delirio

 

Los dos órganos más importantes de nuestro cuerpo son el corazón y el cerebro.  Si el corazón deja de latir, no hay vuelta atrás, todo termina.  En tanto que el cerebro es la más compleja de todas las estructuras vivas.  Procesa información sensorial, coordina y mantiene todas las funciones vitales del organismo.  Está conformado por aproximadamente un billón de células nerviosas (neuronas) que trabajan en conjunto a través de impulsos eléctricos.  Si cualquiera de dichas células falla, sobreviene un deterioro que pudiera ser imperceptible.  Todos hemos sufrido por lo menos en alguna ocasión pequeñas deficiencias del funcionamiento mental, tal vez olvidando dónde guardamos algo, no sabiendo en qué lugar dejamos las llaves, no recordando un nombre o un rostro, o cualquier otra cosa similar.  Sin embargo, si se presentaran varias deficiencias a la vez o en forma subsecuente, lo aconsejable es acudir al médico.  Una vez que se lleven a cabo estudios, podrá determinarse si se trata de algo transitorio o permanente y cuál es el padecimiento.  Existen muchos tipos de desórdenes mentales, algunos de los cuales si no son diagnosticados a tiempo y/o medicados apropiadamente pudieran derivar en pérdida de la razón.

 

En la actualidad, se ha incrementado notablemente el índice de un desorden mental en particular: la depresión.  Antiguamente, sólo la padecían adultos, hoy en día, hay casos en que aparece a temprana edad.  Los síntomas de este trastorno son profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, apatía, falta de energía, dificultad para conciliar el sueño o frustración.  La vida cotidiana de quienes la padecen se ve seriamente afectada.  Todo lo que antes hacían con normalidad, cada vez se les dificulta más.  No tienen ánimo de limpiarse ni acicalarse, se les quita el hambre, no duermen, se ausentan del trabajo y de la realidad, todo lo que quieren es escapar y, en casos graves, incluso tienen comportamientos suicidas.

 

Según los médicos, las personas más susceptibles de padecer depresión son aquellos que pierden a un ser querido, viven bajo amenazas, tienen trabajos estresantes, terminan una relación importante, se ven obligados a abandonar sus casas o sus países, severos problemas financieros, es decir, cualquier cambio drástico o intolerable en su forma de vida puede detonar la enfermedad.

 

Ángeles Marín egresada de la Escuela Nacional de Arte Teatral -ENAT- del Instituto Nacional de Bellas Artes, cuenta con una trayectoria de más de 30 años como actriz de cine, teatro, televisión, series y lecturas.  Desde muy jovencita destacó en su carrera.  Sin importar cuán pequeño fuera su papel, ella lo desempeñaba con energía.  Hoy nadie duda de que es una primera actriz en toda la extensión de la palabra.  Se distingue por su entrega absoluta al personaje en turno, al cual borda y dota de un enorme caudal de emociones gracias a su talento y su indiscutible capacidad histriónica.  Si al revisar la cartelera teatral o cinematográfica, ella forma parte del elenco, el público acude sabiendo que tiene garantizada una interpretación entrañable.

delirio2

Preocupada por la alta incidencia de depresión en el país, Ángeles decidió hacer algo al respecto desde la plataforma teatral.  Para tal propósito, llamó a su amiga Verónica Musalem, mujer culta, inteligente, talentosa, observadora y sensitiva.  Obtuvo su título de Licenciada en Literatura Dramática y Teatro en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM–.  Se ha desempeñado como dramaturga, directora, guionista y docente.  A pesar de ser netamente mexicana, se podría decir que es ciudadana del mundo porque ha viajado a muchos países por estudios, trabajo o placer, pero jamás se ha olvidado de sus raíces a las que honra y respeta utilizando su impetuosa pluma para trazar con amplitud de colores la cultura, la cartografía, la vegetación, la artesanía, las tradiciones, las creencias, los sabores, los aromas, las leyendas y, sobre todo, el sentir del pueblo de su amada Oaxaca.

 

Ángeles pidió a Verónica que escribiera una obra de teatro sobre la depresión y la crisis otoñal en la mujer.  Ambas convocaron a Víctor Carpinteiro, reconocido actor con una larga trayectoria en cine, teatro y televisión.  Hace casi 12 años, Alberto Estrella y él fundaron El Círculo Teatral, espacio escénico que ellos han transformado por completo, a base de dedicación, esfuerzo, trabajo e inversiones.  En El Círculo Teatral el espectador encuentra tres foros, galería, cafetería y cursos de teatro y de danza.  A los discípulos se les brinda la oportunidad de presentar sus trabajos en alguno de los foros.  Tanto Alberto, como Víctor participan activamente en todo lo que atañe a El Círculo Teatral, así que además de impartir clases, actúan o dirigen algunas de las obras que ahí se presentan.

 

Fue así como surgió DELIRIO … 3:45 am, un texto de excelente factura que capta el interés de principio a fin, mediante el cual Verónica lleva al espectador a adentrarse en los laberintos mentales de su protagonista y tome conciencia del sentir de quien está atravesando una crisis a causa de la depresión crónica que padece.

 

DELIRIO … 3:45 am versa sobre una mujer que heredó los genes de su madre.  Por la brecha generacional, ella ni cuenta se da de cuán parecidas son.  Al llegar a la pubertad su belleza florece en la misma medida en que la de su mamá se va apagando.  Ya adulta, se sabe hermosa.  Le encanta atrapar todas las miradas, mientras las mujeres la admiran o envidian, los hombres la desean.  En su profesión le va muy bien, se presenta en una televisora y gana bastante dinero.  Por exigencias de su trabajo y por gusto propio, viste ropa de diseñador y porta calzado de marca.  Cualquiera que la vea piensa que nada le queda por desear.  Ella suele comentar:  “tengo el trabajo perfecto, el marido perfecto y hasta el gato perfecto“.

 

De pronto, un día frente a un espejo descubre el rostro de su madre en lugar del de ella.  Esto la desequilibra, tiene “miedo de sentir miedo“.  No se detiene a pensar que el físico es lo único que cambia con la edad y que los valores y cualidades permanecen por siempre.  Entra en depresión.  Pierde interés en todo, no puede dormir.  Quisiera alejarse de sus problemas, tener alas y volar.  Como no puede, se conforma con salir en su auto y conduce sin rumbo a alta velocidad.

delirio

Víctor Carpinteiro se compenetra a fondo con la poética de Verónica y la espléndida interpretación de Ángeles y, a través del montaje, les proporciona un marco inmejorable.  Con creatividad entreteje la trama con la acción y diseña una bella y fluida coreografía que coadyuva al lucimiento del texto y de la actriz.  Su labor como director es extraordinaria, aprovecha el espacio a lo largo y a lo ancho y el ritmo es preciso.

 

Como de costumbre, Ángeles Marín se mimetiza con el personaje y hace gala de sus dotes histriónicas y corporales.  Su trabajo en esta obra sólo puede calificarse como magistral.

 

El resto del equipo lo conforman: Mónica Kubli en escenografía con un diseño apropiado que incluye diversas texturas en piso, un columpio para “volar”, una bandeja con líquido vital.  La iluminación es consistente con la acción y acentúa momentos estratégicos.  Cristina Sauza en vestuario -con pocas prendas logra versatilidad y va desde un elegante vestido hasta un glamoroso camisón.  Angélica González en asistencia de dirección.  Leticia Olvera en fotografía.  Rodney Steve en pista sonora.  Juan de Dios Mastachi es el técnico de sonido,  y la producción ejecutiva es de Al Producciones

 

El estreno de DELIRIO … 3:45 am fue todo un acontecimiento teatral al que se dieron cita muchas personalidades, entre quienes se encontraban los dramaturgos Medardo Treviño y Miguel Sabido, las actrices Vanessa Bauche e Isaura Espinosa, los actores Luis Cárdenas y Javier Escobar.  El público aplaudió de pie por varios minutos.  No todos los días se tiene la oportunidad de ver algo tan creativo.

 

Tres seres comprometidos, talentosos, sensibles y apasionados del teatro tienen la satisfacción del deber cumplido, mientras que el público queda conmovido, llevándose reflexiones, un mejor entendimiento acerca de la depresión, concientización, y una inmensa gratitud a quienes se dedican a hacer teatro de calidad que se ve, se siente y se vive.

 

DELIRIO… 3:45 am se presenta los martes a las 20:30 horas en EL CÍRCULO TEATRAL ubicado en Veracruz número 107, colonia Condesa, Ciudad de México. La temporada concluye en noviembre.