“EN MÉXICO QUIEREN QUE TODOS LOS TEATROS SIRVAN PARA TODO…” ALEJANDRO LUNA

“EN MÉXICO QUIEREN QUE TODOS LOS TEATROS SIRVAN PARA TODO…” ALEJANDRO LUNA

entrev-alejandro-luna_

Entre las actividades del Seminario de Cultura Mexicana, el pasado jueves 4 de noviembre en la Biblioteca Torres Bodet se programó una charla con el maestro Alejandro Luna acerca de la Arquitectura Teatral a la que, por cierto, se le dio otro giro a la plática, ya que habló acerca del Teatro en la época de Shakespeare y sus espacios.

Comentar un poco acerca de la gran trayectoria del maestro Luna, de profesión arquitecto y escenógrafo. Reconocido a nivel mundial en Estados Unidos, Asia y Europa por sus múltiples escenografías e iluminación en más de 200 obras teatrales. Estudiante de la UNAM y discípulo de Enrique Ruelas, Fernando Wagner y Antonio Mancera. Ha impartido talleres y clases de escenografías en varias ciudades del mundo. Y fue miembro fundador de la Sociedad Autoral de Escenógrafos y director de Teatro del INBA. Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores del FONCA y miembro de la Academia de Artes de México.

En breve entrevista, el maestro Luna dio su opinión acerca de la arquitectura teatral.

Julieta Orduña (JO): ¿Qué necesitan los arquitectos para entender el espacio escénico,  se da el interés de los profesionistas en esta área?

Alejandro Luna (AL): En Estados Unidos y en otros países no dejan que un arquitecto construya un teatro, tiene que tener la ayuda, la asesoría de un grupo especializado; sin embargo, en México sí se permite y los teatros dejan mucho que desear, porque no hay tal conocimiento. Suena exagerado, pero es verdad, el teatro es el edifico más difícil de solucionar por la cantidad de especialidades que tiene. Estas firmas que se dedican a asesorar tienen especialistas en iluminación, en mecánica teatral, en tramoya. Sin embargo, la acústica es especialidad aparte.

JO: Entonces, ¿deben estudiar los arquitectos alguna especialidad en teatro?

AL: Necesita alguien que le enseñe lo que no ha visto, que ni se imagina. Por lo regular el arquitecto entra al vestíbulo, a las salas, se sienta y ya. En realidad lo que lleva son medidas, el material que va usar para que no pase el ruido a la sala, cuántas toneladas hay que cargar, a qué altura deben estar las viguetas, etc. Y por esta desinformación se da que en varios teatros, por ejemplo, en Monterrey, no se ve el espectáculo en algunas zonas de ese recinto y ya no saben qué hacer, ya no hay remedio.

JO: Del teatro que ha remodelado o construido como arquitecto, ¿cuáles han sido para usted los más emblemáticos?

AL: Remodelado no sé, yo prefiero hacer uno nuevo que remodelado, que arreglar un viejo, es mucho más difícil. Yo creo que el que mejor ha quedado es el teatro del Bicentenario de  León[i].  En el país lo que se ha hecho con la concepción de los teatros  es que sirvan para danza, teatro, ópera, jazz, rock, música sinfónica, caribeña, para la palabra, etc. En otros países tienen un teatro para la Orquesta, la Ópera, pero aquí quieren que todos los teatros sirvan para todo. No hay teatros dedicados a determinadas artes y las necesidades de cada uno de estos géneros son muy diferentes, y lo que tenemos en México son teatros mediocres que quieren funcionar para todo, pero no sirven para nada. Se tiene un espectáculo, pero el resultado es chafa.  En León lo que logramos fue un teatro de acústica variable; tiene una cámara grande comunicada verticalmente en todos los pisos que puede cerrar con madera, con un material absorbente o se puede modular en diferentes partes, se puede ajustar.

JO: Acerca de los teatros que se hicieron en el periodo de Porfirio Díaz, como el Teatro Juárez de Guanajuato o el Morelos de Aguascalientes, ¿qué opinión tiene de éstos?

AL: El Teatro Juárez no está mal, el Morelos es muy chiquito, artesanal. Sus características y necesidades son muy diferentes a las actuales. Eran teatros para otra población, era un teatro para una ciudad pequeña. Luego la población crece y se tiene que hacer un teatro más grande y se hace esto un negocio; se tendría que hacer con más funciones. Hay mucho por hacer en la construcción y diseños de los teatros.

[i] Fue diseñado por la firma AQA, quien colaboró con los especialistas Theatre Projects Consultants y Alejandro Luna, en los aspectos de especialización teatral, y el despacho Akustik’s, en materia acústica. http://forumcultural.guanajuato.gob.mx/forum-cultural/teatro-del-bicentenario/