ENTREMESES ENTRE MESAS (ESPECTÁCULO GASTRONÓMICO TEATRAL)

ENTREMESES ENTRE MESAS (ESPECTÁCULO GASTRONÓMICO TEATRAL)

Por Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotografías de Francisco Arias

 En la actualidad, sobre todo en la Ciudad de México, cualquier espacio es bueno, por lo mismo aprovechado y acondicionado, para montar espectáculos escénicos. El Mesón del Cid, con 46 años de fundado, es la sede de Entremeses entre mesas, espectáculo gastronómico teatral. Éste consiste en una combinación de platillos netamente españoles y el entremes, pieza teatral breve, en un solo acto, de tono humorístico, que originalmente se representaba en los entreactos de una comedia o melodrama.

Entremeses1

El espectáculo que hoy nos ocupa en síntesis es: “Comedia, personajes populares y el teatro clásico español, pródigo de picardía, de alegría de vivir y de amor por los placeres de la carne. Una experiencia escénica que se complementa con los incitantes olores y sabores del vino y la cocina cervantina. Una provocación para el cuerpo y el alma”.

En la función inicial de la temporada, Adrián Arroyo Legaspi, en su calidad de anfitrión, comentó que los manjares que menciona Cervantes en todas sus obras, incluyendo el Quijote, no son meros instrumentos dramáticos, sino protagonistas de la trama. No transcurre un capítulo del Quijote sin que mencione delicias culinarias de nombre que hoy se nos antojan exhuberantes y misteriosos: duelos y quebrantos, hartatunos, tojunto, olla podrida, cochifrito, matambre… Esta conjunción de platillos y piezas teatrales es interesante y hasta curiosa, porque en México cuando escuchamos o hablamos de entremeses los relacionamos más con un alimento que se sirve antes del primer plato.

Gonzalo Blanco -actualmente catedrático del Siglo de Oro Español, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)- seleccionó y dirige La cueva de salamanca, de Miguel de Cervantes Saavedra; La tierra de jauja, de Lope de Vega, y Los habladores, atribuida a Cervantes. Entremeses inmersos en el humor, desde la óptica contemporánea ingenuos, eso sí, escritos con un conocimiento profundo de la palabra, del verso y, por qué no, de la naturaleza humana de ayer y hoy. Aprovecha en gran forma el espacio que le brinda el restaurante, las mesas colocadas de tal manera que le permiten usar un pasillo como pasarela, incorporar una puerta y, claro, una tarima al frente donde están instalados los músicos -integrantes de la Estudiantina de la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM- frente a ella se llevan a cabo la mayor parte de las escenificaciones. Retomando la musicalización, es un placer al oído recordar y revivir los tiempos de la secundaria, al menos de mi generación, con esa alegría contagiosa transmitida por estas agrupaciones.

Entremeses2

Eduardo Cano, Salvador Domínguez, Rodrigo Cano, Eduardo Mercado y Marco A. Ramírez con sus instrumentos apoyan el viaje por el tiempo, un pasado que se vuelve presente. El director se aparta de la pronunciación española, esto es, la Z queda en el olvido, se habla en la forma común de nuestros días, otro acierto, porque luego unos actores van por un lado y otros por otro o a medio camino ya no saben cómo expresarse. Vestuario y utilería alusivos a la época del Siglo de Oro. Además, la decoración propia del Mesón ideal para el fin deseado y logrado.

Bernardo Hernández González, Iliana Bahena, Imelda Castro, José Luis Alanés, Alejandro Téllez y Russel Álvarez, con entusiasmo, entregados, dan vida a los personajes de Cervantes y Lope de Rueda, van y viene, asumen poses, divierten al público, convierten la propuesta en hilarante, es grato que recreen un tiempo que ha quedado en el olvido.

El espectáculo, Entremeses entre mesas, se representará los jueves hasta el mes de noviembre, a partir de las 19:30 horas. Durante el mismo, los asistentes degustarán un exquisito menú español: empanada confitada (lechón y conejo), estofado de vaca, buñuelos de frutas y vino tinto servido en porrones. El Mesón del Cid se ubica en Humboldt 61, Centro Histórico de la Ciudad de México.