EVITA MUÑOZ CHACHITA, UNA ACTRIZ QUE NACIÓ CON ESTRELLA

Por Julieta Orduña

Fotografías www.teatron.com

 

Gonzalez Virma vampiras

 

Se dice que la carrera de un actor o actriz de teatro es muy sacrificada, con una vida de ensayos, promoción de las obras, estrenos de funciones y algunos fracasos de taquilla, pero si ese espíritu artístico está latente no importando los obstáculos sin duda es una vocación nata, y esta fue la que tuvo Evita Muñoz  “Chachita” (1936-2016), quien nació con estrella y desde niña pisó los escenarios con un talento fuera de serie.

En su natal Orizaba, Veracruz, participaba en teatro con pequeños papeles como un angelito, su primera incursión fue en la compañía de Felipe Montoya y su debut profesional fue a la edad de 6 años con la primera actriz María Teresa Montoya, quien al ver los dotes de la pequeña la invitó a participar en Za-zá, en el Teatro Colón, bajo la dirección de Ricardo Mondragón. Con semejante madrina, Chachita brilló en los escenarios y a partir de entonces no dejó de trabajar en cine y teatro: “Haber debutado con una de las mejores actrices teatrales de todos los tiempos, como María Teresa Montoya, ha sido uno de mis mayores orgullos y experiencias”.[i]

En su adolescencia encabezó el elenco de una revista, la cual inauguró el Teatro Margo, ahora Blanquita, destacándose por su vis cómico e imitación de cantantes de la época, y al sentirse identificada con este género diseñó un show llamado Chachita Alvírez murió. Para 1955, siendo una jovencita, fue parte de la obra El tenorio cómico adaptada como Tenorio infantil, siendo Doña Inés, con temporada en el Teatro Lírico. Un año después la inquieta joven debutó como directora en  No se dice adiós, sino hasta luego, con el grupo Suspense y con ese mismo elenco repitió el rol con la obra Ha llegado una extraña, ambas producciones fueron en el Teatro Camelia.

La joven estrella, ya conocida por sus participaciones en cine, continuó su carrera teatral en la comedia La casa de la primavera, que abarrotó el Teatro Ródano pese a las críticas de la obra. Más adelante, en el proyecto Fiebre de fin de semana, recibió elogios de periodistas destacándose de todo el elenco. Siempre se distinguió esta veracruzana por elegir obras sanas propias de su edad, es por esto que accedió a participar en Los días felices, de Claude-André Puget. Con  Julio Alemán y Lulú Parga (actriz aguascalentense) se identificó y fueron sus compañeros en varias ocasiones como en la obra Júpiter travieso.

Tuvo una intervención  en un proyecto del INBA con la obra Las cosas simples, de Héctor Mendoza, dirigida por Hugo Macías Macotela, quien luego se convertiría en su esposo y asesor de su carrera artística. Una de las obras que causó revuelo y censura fue El pelícano, original de Marcel Frank, su premisa giraba en torno al tema del aborto y en ese tiempo, los sesenta, no eran muy bien vistas ese tipo de problemáticas, pese a todo la temporada tuvo éxito.

Los premios no se hicieron esperar y en 1976  recibió por parte de la Unión de Cronistas de Teatro el reconocimiento a su trayectoria como Mejor Actriz de Comedia, por lo que reapareció en las tablas con el montaje Se armó la gorda, una adaptación de Melocotón en almíbar. También en el teatro infantil  estuvo presente  como Blanca Nieves (1979),  obra incluida en el Programa del Año Internacional del Niño, llevado a cabo por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Munoz Evita chachita dias felices

También estuvo en teatro musical con Las modelos de Chachita, una obra escrita especialmente para ella, en temporada de un año y medio en el Teatro Negrete, convirtiéndose en la primera comedia musical mexicana con más tiempo en cartelera. Asimismo trabajó en centros nocturnos, en shows con Palillo y con el Piporro.

En 1990 Chachita contabilizó más de tres mil 500 de sus intervenciones en los escenarios. La Asociación Nacional de Actores (ANDA) le otorgó un reconocimiento por sus 50 años de trayectoria en 1991, al igual que la Asociación de Profesionales de Relaciones Públicas y Periodismo, quienes le entregaron la Estrella de Plata.  En el 2002 recibió una presea  de parte de la Asociación de Periodistas Teatrales  por sus 60 años de carrera y en ese mismo año la Asociación  Mexicana de Críticos de Teatro  le otorgó un reconocimiento por “Una vida dedicada al teatro”.

En Aguascalientes estuvo de gira con  la obra Cosas de papá y mamá en los noventa. Encontramos innumerables anécdotas y datos de esta gran actriz en los anuarios de teatro y aunque ya no pisará más los escenarios, sin duda será recordada por siempre. Descanse en paz.

 

 

Teatrología

Actriz

  1. Za-zá, de Berton, dir. Ricardo Mondragón.
  2. El tenorio infantil, adaptación de Don Juan Tenorio, de Zorrilla, dirección de Ernesto Finance.
  3. La casa de la primavera, de Millaud.
  4. Fiebre de fin de semana, de Coward.
  5. Locura de juventud, de Sylvaine.
  6. Los días felices, de Claude-André Puget.
  7. Mujercitas, de Alcott.
  8. Las cosas simples, de Héctor Mendoza.
  9. Júpiter travieso.
  10. El pelícano, de Strindberg.
  11. Despedida de soltera, de Alfonso Anaya B.
  12. La heredera, de Goetz.
  13. Salpícame de amor, de Héctor Mendoza.
  14. Turco para señoras, de Federico S. Inclán.
  15. Le pondremos talco al niño, de Letraz.
  16. Baby shower: una fiesta embarazosa, de Alfonso Anaya B.
  17. Doce mil pesos por mi mujer, de Millán.
  18. Dos náufragos tras el pescado.
  19. Travesuras de medianoche.
  20. Se armó la gorda, de Mihura.
  21. Blanca Nieves.
  22. Despedida de soltera (reposición).
  23. 1979. Fiebre de fin de semana (reposición).
  24. Espíritu travieso, de Coward.
  25. Vidas privadas, de Coward.
  26. El médico a palos, de Molière.
  27. Cueros y pieles.
  28. Los amores criminales de las vampiras Morales, de Hugo Argüelles.
  29. Las modelos de Chachita.
  30. Chachita se hizo bolas.
  31. Fiebre de primavera.
  32. Máscara vs cabellera, de Víctor Hugo Rascón Banda.

Otras: La llorona, Juego de reinas, El asesino es la señora, Vengan corriendo que les tengo un muerto, Turco para señoras, Cosas de mamá y papá.

Directora

  1. No se dice adiós, sino hasta luego, de Paso.
  2. Ha llegado una extraña, de Keith Winter.

 

Fuentes consultadas: www.teatron.com, Revista Somos, Evita Muñoz Chachita, año 13, num 221.

[i] Revista Somos, Núm 221, p.60.