“HACE MUCHO TIEMPO, EN UNA GALAXIA MUY MUY LEJANA …”

Texto y fotos por Alejandro Paz Velázquez

Imagen de Internet

galaxias_1

Hace mucho tiempo, en una sala de cine muy, muy lejana… vi el estreno de Star Wars (año 1977). Como muchos otros, salí sabiendo que había visto algo que cambiaría para siempre el concepto de las películas de ciencia ficción; nunca antes se había hecho ninguna película de este género tan innovadora, grandiosa, detallada y divertida.

Hace cuarenta años, un joven soñador de Modesto, California –George Lukas-, había creado una de las sagas de ciencia ficción con más adeptos que ninguna otra en el mundo. Había creado una cosmogonía sin precedentes, y nos trasportaba a un universo de fantasía y ficción como ninguna otra lo había hecho. La saga de Star Wars es, sin duda, una de las franquicias que más remuneraciones ha dejado para la industria del cine, entre ocho películas de la saga original, y una más ya con Walt Disney. Ha creado ejércitos de seguidores y juntado generaciones de fanáticos desde gente de edad adulta hasta noveles inmersos en este fantástico género. Un universo de productos nos han inundado: juguetes, disfraces, cómics, hasta objetos de uso común en nuestro hogar, exhibiciones por todo el mundo de los objetos usados en alguna de sus producciones, y ahora toca a la ciudad de Aguascalientes unirse a este rubro de las ciudades honradas de contar con este tipo de eventos.

La exhibición de las Galaxias, así llamada por sus organizadores, se presenta en el Foro 13 del MECA (Macro Espacio para la Cultura y las Artes), y así la magia de Hollywood nos trajo una colección original privada, y además nos da un plus, trae la exhibición de Volver al futuro, y de otra serie emblemática: Star Trek.

Nuestro recorrido da inicio a través de un pasillo de un crucero rebelde que nos transporta al inicio de la primera película. Una guía nos explica -a groso modo- en qué consiste la exhibición, y nos lleva a una sala de proyección donde nos trasmiten un resumen de todas las películas de Star Wars. A continuación, la guía nos dice que el recorrido es libre y comenzamos nuestra aventura: la primera sala nos muestra una exhibición de la película Volver al futuro, y al centro, justo en primer plano, está La máquina del tiempo, ese excepcional vehículo Delorean de la empresa DMC (Delorean Motor Company) fabricado en Dunmurry, en Irlanda del Norte. El vehículo de la película es un DMC-12 Mod. 1981-1982, fabricado totalmente de aluminio, que se volvió un ícono por la trilogía de dicha película. Al ver la réplica de la exhibición uno podría pensar que en cualquier momento el vehículo estará preparado para dar un salto en el tiempo, con todos sus aditamentos, tal y como los presenta en la saga, y arrojando un poco de neblina por la parte posterior, y que en cualquier momento podría llegar corriendo Marty McFly (Michael J. Fox) gritando: “Doc… doc…”, recordándonos una escena de la trilogía de esta famosa franquicia.

delorean_volver-al-futuro

A un costado de la sala se encuentran algunas ilustraciones o fotografías del detrás de escena de las películas. En una vitrina se exhiben la chamarra, la gorra y los tenis que usó el personaje principal en la segunda parte de la saga, además de la tabla flotante que simulaba una patineta, también utilizada en la misma.

La siguiente sala nos muestra una muy pobre exhibición de la saga de Star Trek. Una única vitrina nos muestra dos camisas de la tripulación de la Enterprise, dos jerséis, uno de color azul (correspondiente a la nueva saga) y el otro (que es, tal vez, lo que salva la exhibición), firmado por el fallecido actor Leonard Nimoy, recordado por su icónico personaje de Spock. Una réplica de una pistola phaser, y dos pantallas digitales del puente de mando de la nave que nos muestran las diferentes evoluciones de la nave Enterprise, desde la serie de televisión hasta las diferentes películas producidas para dicha saga.

Al ingresar a la siguiente sala, se encuentra una colección de figuras de Star Wars de 40 cm, stormtroopers de la primera saga, así como de la última película; un soldado rebelde con uniforme del helado planeta Hoth; el cazador de recompensas, Boba Fett, y la figura del Sith Darth Maul. La siguiente sala presenta otras figuras, algunas de tamaño natural y del personaje Yar Yar Binks, Darth Maul, Boba Fett y, al final de la misma, un AT ST Walker, vehículo imperial bípode, el cual hizo su primera aparición en El imperio contraataca, en el helado planeta de Hoth, y en El regreso del yedi, en la luna de Endor.

En un pequeño pasillo, el cual sirve de enlace entre dos salas, nos encontramos con una unidad R2 D2 (Arturito) de color rosa llamado R2 KT, el cual nos remonta a la historia de Katie Johnson, una niña norteamericana diagnosticada con un tumor cerebral inoperable en el 2004. Su padre (uno de los fundadores de La legión 501, el club de fans más famoso de la saga), al saber que sólo le quedaban unos meses de vida, y ya que Katie creció con el universo Star Wars, consiguió ponerse en contacto con el equipo que fabricó los androides para que le construyeran uno y que éste pasara los últimos meses de vida con Kate, pero estaban muy ocupados para entregarle a tiempo dicho androide, así que Andy Schwartz le entregó uno que ya tenía y lo pintó del color favorito de Katie: rosa.

katie-johnson-y-r2-kt_ok

Seguimos nuestro recorrido y nos topamos con un TIE Fighter de El renacer de la fuerza y un Stormtrooper de tamaño natural. La siguiente sala nos muestra algunos trajes que usaron en dichas producciones, como el traje de Boba Fett, un interceptor imperial de tamaño natural, el busto de Jango Fett, y algunos sables de luz; réplicas exactas de varios personajes, como el de Luke Skywalker, el conde Dooku, Darth Maul, Darth Sidius, y algunos blazters (pistolas láser), como la de Han Solo, de Luke Skywalker, la de los stormtrooper, las de las tropas rebeldes, las pistolas de Jango Fett y la escopeta de Boba Fett, además de una escena en el palacio de Jabba de Hutt, donde está él mismo y su mascota Salacius crumb, Boba Fett y, a un costado, Han Solo congelado en carbonita. También se encuentran diferentes cascos de los clones pintados con sus diferentes legiones o divisiones. Al salir de esa sala, nos topamos con una gran sorpresa: una nave X-Wing y un casco de piloto rebelde en tamaño natural.

La siguiente sala nos transporta hasta el planeta desértico de Tatooine, donde nos aguarda el deslizador Landspeeder, que usaría Luke Skywalker en la película Una nueva esperanza. A un costado están los androides R2 D2 y C3 PO. En la siguiente vitrina se encuentran los trajes que usaría Luke en el planeta de Hott, y el traje del pirata galáctico Han Solo; una réplica a escala del Halcón Milenario y del maestro Yoda, en escala natural.

Seguimos el recorrido y nos encontramos con el casco de Darth Vader y a un lado su nave en tamaño natural. Más adelante nos aguarda el traje del famoso villano en un maniquí, el cual no deja de ser imponente, acompañado por el traje de un Caballero Jedi. En la vitrina contigua están los cascos de un Stormtrooper y de un piloto imperial.

galaxias_2

Ya para terminar nuestro recorrido, la última sala nos presenta el videojuego de Star Wars, para que los chicos de corazón lo disfruten a la sombra vigilante de una figura en tamaño natural de un Lord Sith, el Maestro Darth Malgus. Y así concluimos el recorrido por esta interesante exposición de la que los fanáticos quisiéramos hubiera traído más objetos para exposición, ya que la cuota de recuperación -a nuestro juicio- es un poco cara para lo que presenta, una muestra que recorres en menos de veinte minutos y que nos deja más que desear, por las expectativas que se crearon al difundir la exposición de la Guerra de las Galaxias.

Un punto a comentar es la pésima iluminación de la exposición, lo cual no te permite apreciar debidamente los objetos y, menos, tomar alguna foto para el recuerdo, ya que las luces están colocadas de manera estratégica para evitar lo anterior. Sin embargo, dejando a un lado esto, y habiendo visto lo ya señalado, nos despedimos con la célebre frase de esta saga de películas: “¡Que la fuerza los acompañe!”.

galaxias_3