HARUKI (¿EXISTEN LAS BRUJAS?)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

 

 

Mi generación creció pensando y creyendo que las brujas existían, de hecho si uno se portaba mal las abuelas amenazaban con la posibilidad de ser llevado por uno de esos seres abominables. Hoy día es dudarse que los niños, al menos en su mayoría, ni remotamente creen en esas mujeres vestidas de negro, sombrero picudo y volando en escoba.

 

La pregunta es: ¿Existen las brujas? Al menos en el teatro son una realidad, como lo demuestra el talentoso dramaturgo Hiram Molina, autor de HARUKI, entre varias obras exitosas para infantes.

 

La sinopsis refiere: “Un día Haruki sueña que una bruja se lo quiere llevar y al día siguiente desaparece. Cuando Hiroshi se da cuenta de que su hermano Haruki no está por ninguna parte, emprende una búsqueda a través de un viaje fantástico al lado del Maestro, quien decide ayudarlo para encontrar a su hermano menor”.

 

Si bien se trata de una ficción, de una fantasía, hay mucho fondo filosófico, secretos de vida para toda una existencia, el tiempo juega un rol protagónico; se puede afirmar hay algo, tal vez mucho, de terrorífico, sin embargo, hay una belleza literaria, aun cuando en ocasiones cae de lleno en lo narrativo. En concreto “si no cuentas tus sueños y pesadillas se pueden volver realidad”

 

Anabel Domínguez, injustamente poco valorada y por lo mismo poco reconocida, nos vuelve a sorprender con su propuesta de dirección. Multimedia como hecho creativo no como recurso desgastado ante la falta de imaginación; música ambiental provoca la atmósfera idónea para el desarrollo de la trama; títeres que cobran vida, excelentemente manipulados. Decir más sobre ella sería entrar de lleno a la alabanza inútil, Anabel habla por sí misma.

 

Las actuaciones, junto con la manipulación, a cargo de Hiram Molina (alterna Russel Álvarez), Madeleine Sierra (comparte crédito con Christel Klitbo) y la propia Anabel Domínguez. Cuando hay texto y dirección, el círculo se cierra con el trabajo histriónico, en este caso de indiscutible calidad.

 

Se debe reconocer, Haruki Teatro es una compañía interesada en presentar buenos montajes para los infantes y, por fortuna, también lo gozamos los adultos. La compañía coproduce con Eloy Hernéndez y el Foro Shakespeare, este último sede de la temporada que se llevará a cabo hasta el 17 de diciembre, los sábados a las 13:00 horas.