LA CIÉNEGA DE LAS GARZAS

LA CIÉNEGA DE LAS GARZAS

Texto y fotos Eugenia Galeano Inclán

Todos los seres humanos tenemos miedos. Lo mejor es tratar de superarlos, pero hay algunos que agobian demasiado. Las mujeres, en particular, sienten miedo del parto, pero el temor no es nada comparado con el que sentirán si a sus hijos les ocurriera algo malo. En ocasiones, esta preocupación llega a adquirir tintes enfermizos, y  en su afán de proteger a sus pequeños, pueden caer en excesos.

la cienega1

Esto es lo que ocurre a Irene, uno de los personajes de La ciénega de las garzas, obra escrita por Camila Villegas Amtmann, quien obtuvo su Licenciatura en Economía en la Universidad Iberoamericana (UIA), para luego estudiar Creación Literaria en la Sociedad General de Escritores de México (Sogem) y obtener su maestría en Letras Modernas en la UIA. Ha tomado muchos talleres, entre los que destaca el del Royal Court Theatre. Recibió una residencia artística en Banff Centre of the Arts en Canadá, donde escribió la obra que ahora nos ocupa.

La intención de Camila es abordar situaciones contemporáneas. Siempre ha abordado temas sociales y es clara su preocupación por niños, gente en desamparo e injusticias.  En 2011 estrenó Nos lleva el tren, la cual resultó ganadora en un certamen organizado por Conaculta y Sogem en el marco de la conmemoración del Bicentenario. Después, cosechó éxitos con Instrucciones para jugar de memoriaJacinto y Nicolasa, Finea en el Papaloapan, y Lluvia de alegrías, entre otras. Se ha desempeñado como dramaturga, productora e investigadora teatral. Es cofundadora de Tepalcate Producciones y miembro de El Arce Colectivo Escénico.

Su texto de La ciénega de las garzas es de excelente factura, narra una historia en forma lúdica entrelazando lo real con lo onírico y capta el interés absoluto. Eleazar e Irene gozan de un matrimonio bien avenido, tienen una hija, Amelia, que es hermosa, inteligente y soñadora. El hermano de Irene es titiritero y cuenta a Amelia relatos apoyándose en sus títeres. Esto le fascina a la niña, tanto como el atole de avena que acostumbran darle de cenar. Con lo que escucha, la pequeña echa a volar su imaginación y a veces hasta se figura ser un ave.

la cienega2

Su padre es norteño y su madre costeña. En tanto que Irene nació entre flamingos, Eleazar entre garzas. Viven en Guachochi, una población de Chihuahua, donde abundan las garzas que viven en masas de agua estancada y poco profunda, en la que crece vegetación acuática, a veces tan densa que se torna pantanosa.

Es momento de que Amelia inicie su escuela, pero a Amelia le preocupa la inseguridad. Le da terror que su hijita tenga un accidente o que alguien la moleste.  Este miedo se ha acrecentado por una pérdida que acaba de sufrir. Su ideal sería mantenerla bajo sus faldas y no permitir que le ocurra nada. Esto no es normal y podría poner en peligro su maravilloso hogar.

Para La ciénega de las garzas, Camila vuelve a convocar a Alberto Lomnitz, con quien trabajara anteriormente en Jacinto y Nicolasa. Alberto realiza una labor de dirección impecable y creativa, con muy buen ritmo, aprovechando adecuadamente el espacio y diseñando movimiento constante. Asimismo, Alberto diseña tanto la escenografía como la iluminación, acertando en ambos rubros. El montaje es de belleza plástica, vegetación, rocas y garzas (títeres de varilla o de guante). La combinación de música, títeres y metáforas escénicas es digna de admiración.

El trabajo histriónico, de expresión y corporal es espléndido. Harif Ovalle da vida a Eleazar, un norteño franco, para quien la familia es de suma importancia. Teté Espinosa es Irene, una costeña encantadora, que ama a su hija por sobre todas las cosas y, por lo mismo, la sobreprotege. Valentina Rivera es la preciosa Amelia, niña vivaz y juguetona.  Los tres son más que convincentes. Adicionalmente, Harif toca la guitarra y Teté ofrece su entonada y melodiosa voz, ya sea acompañada por acordes de guitarra o a capela. Majo Ovalle alterna funciones con Valentina.

El entorno musical es de Leonardo Soqui, quien compuso canciones y música original especialmente para la obra. Paloma Arredondo es la encargada del entrenamiento actoral de las niñas. El apropiado y variado vestuario es creación de Estela Fagoaga.  Héctor Pérez Juárez se hace cargo de la escultura y el atrezzo. Gerardo Ballester realizó los títeres de garzas voladoras. Alejandra Lomnitz y Alberto Lomnitz diseñaron los títeres adicionales y las máscaras. El diseño gráfico es de Benjamín Becerra.  Pamela Rendón en difusión y medios. Javiera Núñez en asistencia de dirección.  Everardo Trejo en producción ejecutiva.

La producción es de Tepalcate Producciones, A. C., producción teatral realizada con el estímulo fiscal del artículo 190 de la LISR (EFITEATRO).

la cienega3

Un relato sencillo que confronta la felicidad con el miedo. Te encantará conocer a esta familia que aun cuando vive fuera de una ciudad ajetreada como la nuestra, también enfrenta problemas y temores. Bello texto, gente sencilla y honesta, una niña tierna y simpática que nos roba el corazón, creativo montaje, formidable dirección y estupendas actuaciones. ¿Qué esperas? Acude a ver La ciénega de las garzas, teatro de calidad.

La ciénega de las garzas se presenta los lunes a las 20:30 horas en el Foro la Gruta del Centro Cultural Helénico, ubicado en avenida Revolución número 1500,  colonia Guadalupe Inn, cerca de la estación del metro Barranca del, Ciudad de México. Para adolescentes y adultos. La temporada concluye el lunes 24 de octubre de 2016.