LA ISLA DEL UNICORNIO MÁGICO (¿EL SER HUMANO CONDENADO A AUTODESTRUIRSE?)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotografías de Ale Nostra

 

 la isla_nac

Es tal el poderío bélico -armamento de todo tipo- de múltiples países del mundo, a tal grado es inimaginable la catástrofe de una tercera guerra mundial, sin ir más lejos el enfrentamiento entre dos potencias militares podría desatar el caos en todo el planeta. Surge la pregunta: ¿El ser humano está condenado a desaparecer? La autodestrucción está latente desde la época de la Guerra Fría hasta nuestro días. Dicen los historiadores: desde que al hombre se le identifica como tal no ha habido un sólo día sin guerra en algún lugar de la Tierra.

 

La anterior introducción es con relación a la puesta en escena LA ISLA DEL UNICORNIO MÁGICO, de Jayson MacDonald, dirección de Ricardo Ramírez Carnero. Un texto apocalíptico, todo gira en torno a la destrucción, a la guerra, políticos discutiendo con los científicos (mención), se enumeran algunas guerras muy antiguas como las Diónicas, un recorrido por fortuna no muy extenso; discursos de dictadores militares, enajenados por el poder y el deseo de conquistar, dominar a otras naciones; otro enlistado de todos lo que son discriminados, sea por raza, sexo, preferencias sexuales… por lo que sea. Sin embargo, el autor como mago saca el as de la manga, la moraleja final pretende todo lo puede el amor, sin embargo… El texto salta de un tema a otro con singular alegría, no son escenas, más bien cuadros. Hay diálogos y monólogos. La idea es buena no así el desarrollo, claro es cuestión de opiniones.

 

Lo que en verdad es un desastre es la puesta en escena de Ramírez Carnero. A pesar de lo fuerte y desgarrador del tema -tal vez no va a estar de acuerdo, quitemos el tal vez-, su propuesta oscila entre la comedia, la farsa y la tragicomedia, al final ni lo uno ni lo otro, un híbrido con toques chistositos. Cursilerías como unos globos, el público los infla y los lanza al escenario, en lugar de adquirir un tono simbólico se ven patéticos. No hay escenografía, un “bulto de estructura”, finalmente su único uso práctico es hacer de tribuna. Samuel, niño protagonista, parece un retrasado mental cuando habla. En fin, una verdadera desilusión el montaje.

la isla4_nac

 

Ahora bien, ¿qué es la isla del Unicornio Mágico? Un lugar donde viven puros niños -no se sabe cómo llegaron ahí ni de que viven -quienes han huido del imperio del dictador militar, éste los quiere regresar, ellos no lo desean piensan pueden detener un bombardeo a la ínsula con tan solo muestras de amor.

 

De los actores sólo se puede decir se entregan, creen en el proyecto, pero ante la propuesta de dirección todo queda en buenas intenciones. Ellos son: Miguel Cooper, Roberto Duarte, Mónica Jiménez, Mauricio Pimentel y Rocío Ramón.

 

LA ISLA DEL UNICORNIO MÁGICO tiene lugar en el Foro Lucerna (Ciudad de México), los lunes a las 20:45 horas, hasta el 29 de agosto.