LA ISLA DEL UNICORNIO MÁGICO

LA ISLA DEL UNICORNIO MÁGICO

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

El dramaturgo, actor, director y productor Jayson McDonald, oriundo de Cambridge, Ontario, Canadá, considera que a pesar de que logró grandes éxitos en su país natal, no fue sino hasta que llegó a Londres, Inglaterra, cuando se sintió más cómodo para escribir mejor. El caso es que en ambos países ha destacado notablemente. Se ha especializado en escribir monólogos de gran fuerza que él mismo interpreta, como por ejemplo El gigantesco gigante invisible y  La isla del unicornio mágico, un texto de buena factura que retrata un mundo futurista muy sombrío, en el que predomina la guerra. Todas las naciones optan por resolver sus diferencias mediante el recurso bélico. Cualquier motivo es suficiente para iniciar un conflicto armado. Aborda temas como vivir en desacuerdo, la injusticia, el racismo, la devastación ecológica, el hambre, la pobreza extrema, el poder, la codicia, armamentos, bombas, granadas, campos minados, levantamientos, narcotráfico, secuestros, desapariciones, crímenes por odio, de género, feminicidios y mucho más.

la-isla

La fuerza y complejidad del texto de La isla del unicornio mágico llamó tanto la atenciónde ROMM Producciones que decidieron iniciar actividades llevándola a escena.  La compañía ROMM Producciones fue fundada por Roberto Duarte, Mauricio Pimentel, Miguel Cooper y Mónica Jiménez, y su propósito principal es generar un espacio de investigación y experimentación alrededor de la escena mexicana contemporánea.  Todos los integrantes de este grupo tienen una sólida trayectoria en el campo teatral.

Dado que se trataba de un monólogo, lo primero que hicieron en ROMM, además de traducirlo a nuestro idioma, fue adaptarlo para que pudieran actuar varios personajes.  Para encargarse de la dirección convocaron al experimentado Ricardo Ramírez Carnero, nacido en Mazatlán, Sinaloa, egresado de las carreras de Actuación y Dirección en la Escuela de Arte Teatral del INBA, y becado en Checoslovaquia para estudiar Dirección escénica.

De algún modo, el espectador presenciará la creación de la tierra, conocerá a un líder o gurú hippie, a alguien que se describe a sí mismo como: “vanidoso, cobarde, burlón, autoritario, misógino, misántropo, alcohólico. El odio y la estupidez personificada“. La trama gira en torno a que los niños del mundo, cansados de vivir en guerras, se van a una isla en el centro del Océano Pacífico para vivir en paz. Sus premisas para hacerlo se basan en lo que piensan, como: “los adultos quieren enseñarnos cosas que no nos sirven para nada… cosas que nos lastiman“, “la mayoría de la gente no sabe lo que quiere“,  “el mundo está en llamas“. Buscan que se abra “una pequeña astilla de cielo azul“.  Inicialmente nombran a su isla Niñolandia, pero cada semana la renombran hasta llegar a La isla del unicornio mágico. Su objetivo es quedarse “en la isla trabajando por un país libre y sin guerras“. Lamentablemente, tras haber entablado guerras con todos los países del mundo, el imperio Liberconisburgo está por declarar la guerra a La isla del unicornio mágico: ¿Qué harán estos valientes pequeños?, ¿se rendirán o lucharán hasta morir? Mientras toman la decisión, entonan: “El himno a la alegría“. De algún modo, está en juego el destino de la humanidad.

la-isla2

Se podría decir que ROMM inicia con el pie derecho, toda vez que el montaje resulta conmovedor. Con el escenario prácticamente desnudo, donde sólo utilizan una pequeña escalinata como elemento escenográfico, apuestan por el desempeño histriónico y corporal de los propios integrantes fundadores.  Estrenaron la obra en un conocido teatro de la Ciudad de México y han hecho algunas presentaciones esporádicas en ciudades del territorio nacional.

Para su segunda temporada en nuestra capital, por compromisos laborales previamente adquiridos, Miguel Cooper fue sustituido por Rocío Ramón.

La labor de dirección por parte de Ricardo Ramírez Carnero es impecable. El ritmo es preciso, la interacción con el público oportuna, aprovecha bien el espacio escénico y la coreografía diseñada para su elenco es coordinada y luce formidable.

El cuerpo actoral integrado por Roberto Duarte,  Mónica Jiménez, Mauricio Pimentel y  Rocío Ramón ofrece una estupenda labor histriónica, corporal y de expresión, además de hacer gala de una versatilidad impresionante, ya que en forma instantánea cambian de un personaje a otro en forma muy convincente.

El diseño escenográfico y de iluminación son creación de Arturo Nava y enmarcan apropiadamente el montaje.

El resto del equipo creativo lo conforman:  Ignacio Torre en traducción, María Rosa Manzini en asesoría de vestuario, Ignacio Torre en diseño sonoro, Marakame diseño en diseño gráfico, POP Comunicación en coordinación de difusión y prensa, Rocío Ramón en asistencia de dirección, Carlos Verduzco en asistencia de producción, Sonia Flores en asistencia de iluminación, Antonio Pérez (COES) en realización de dispositivo escénico, Alberto Hidalgo y Héctor Ortega en fotografía.

Libera a tu niño interior y, si te animas, forma parte de los habitantes de La isla del unicornio mágico, juega con ellos, infla globos, diviértete. Después de todo, el poder está en la imaginación. Debemos imaginar un mejor futuro. Una obra que tenemos que ver. Teatro de calidad producido por una nueva compañía de mexicanos comprometidos con el mundo y con el teatro. Apresúrate, porque quedan pocas funciones.

La isla del unicornio mágico se presenta jueves y viernes a las 20:30 horas, sábados a las 19:00 horas y domingos a las 18:00 horas en el Teatro El Milagro, ubicado en la calle Milán número 24, colonia Juárez, Ciudad de México. La temporada concluye el domingo 23 de octubre de 2016.