LAS ANALFABETAS (INCONGRUENTE E INTRASCENDENTE)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotografías de Ale Mostra

Analfabetas1_nac

 

En el sentido más simple de los términos, entendemos por incongruente algo imposible en la realidad y por intrascendente algo que no aporta casi nada o nada, con estas palabras definiría el texto LAS ANALFABETAS, de Pablo Paredes, dirigido por Paulina. Veamos por qué.

 

Una mujer, Ximena, de cincuenta y tantos años de edad, no sabe leer ni escribir a pesar de haber asistido a la escuela, por lo menos al primer año de primaria; nadie, ni sus maestras se percataron del “pequeño detalle”, hubiera sido más creíble ubicarla como una niña a la que sus padres nunca mandaron a un plantel educativo. Posee un carácter agrio, siempre atacando, cuestionando todo, rebelde, de repente cede para contra atacar. Desea aprender para escribirle cartas al presidente de la República, a los Reyes Magos, a su madre -a la que odia- y leer una carta dejada por su padre antes de que la abandonara. Incongruencia en el fondo dramatúrgico, sobre todo por lo primero apuntado en las primeras líneas de este párrafo. Además, analfabeta, pero vive en un departamento cómodo, con qué subsiste económicamente, sabrá Dios.

 

Transcurren varios, mejor dicho muchos minutos desde el inicio, ya sabemos que Ximena es analfabeta, ha contratado una maestra particular de español, para que la enseñe. Jaqueline muestra paciencia de santo con esa rebelde; en concreto el texto no aporta nada en gran parte del desarrollo inicial, diálogos intranscendentes, nada para meditar, una obra para el olvido. Si una es maestra de español por qué el título en plural, la pretensión, hay muchas formas de ser analfabeta.

Llega la lectura de la carta paterna, igual de intrascendente que toda la obra.

Analfabetas2_nac

Si el texto no da para mucho, la dirección menos. Paulina García -en medio de una escenografía realista , el interior del departamento de Ximena, e iluminación de Laura Rode- nos lleva por un montaje monorítmico, plano, sin emotividad -salvo dos escenas, una cachetiza entre ambas y un baile producto de la borrachera- el trazo es muy limitado, en su favor sólo se puede decir que ante un texto tan incongruente e intrascendente es mucho lo propuesto.

 

Un elenco de primer nivel, Dolores Heredia y Gabriela de la Garza, dos histriones, reconocidas nacional e internacionalmente, ambas con muchos triunfos en sus carreras, tanto cinematográficas como teatrales. es una lástima, ante la falta de un buen texto, digamos al menos fuera aceptable, y una dirección sin imaginación, es demasiado lo hecho en el escenario. En verdad un desperdicio.

 

LOS ANALFABETAS se representa en La Teatrería, colonia Roma, los viernes a las 21:00, sábados 18:00 y 20:00 y domingos 17:00 y 19:00 horas.