MAI-SHO-GAKU, TRAZOS DE FUEGO

MAI-SHO-GAKU, TRAZOS DE FUEGO

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

foto-mai-sho-gaku_1

Irene Akiko Iida es la primera mexicana egresada de la Escuela de Arte Takarazuka, en Osaka, Japón. En el año de 1981 ingresó a la Compañía Teatral Takarazuka Kaqueki y, desde entonces, ha participado en más de medio centenar de espectáculos. Además de su dedicación al teatro, ha estudiado danza, logrando especializarse en la Danza Kabuki. Durante las festividades para conmemorar el Centenario de la Migración Japonesa en México, debutó en nuestro país como coautora, directora, coreógrafa y productora del espectáculo musical Juan, el momotaro, bajo el auspicio de una beca del Fonca. Se le conoce a raíz de su participación en la obra teatral El automóvil gris de la Compañía de teatro de ciertos habitantes, bajo de la dirección de Claudio Valdés Kuri.

Orgullosa de sus orígenes y con el anhelo de difundir el arte del milenario oriente, Irene Akiko ha puesto en práctica sus conocimientos histriónicos y dancísticos para crear Mai-Sho-Gaku, trazos de fuego, un espectáculo pleno de esplendor, color, ritmo y plasticidad, con base en el teatro Kabuki, donde conjunta diversas disciplinas de danza japonesa -Kabuki, Buyp y Butoh-, con un vestuario de gala y una espectacularidad pocas veces vista. A todo esto le añade la caligrafía tradicional de signos, con lo cual crea un entorno lleno de simbología nipona.

foto-mai-sho-gaku_2
El título da idea de Mai-Sho-Gaku, trazos de fuego, toda vez que, según el programa de mano, Mai significa danza, Sho: caligrafía y Gaku: música. El objetivo de Irene al concebir este espectáculo es crear un espacio libre de abstracción y riqueza visual, en donde ocurre una lucha interna que liberará la conciencia de un joven monje, el bonzo, mediante la disciplina “Shodo” -el arte de la escritura de ideogramas- lo cual convocará a fuerzas elementales y a deidades de oriente para, con sus trazos, provocar que encarnen los opresores de su mente, que no son otros que sus propios miedos y debilidades.

El elenco está conformado por la propia autora Irene Akiko Iida (elemental de Agua y Fude), Arturo Tames (elemental del Fuego y Sumi), Alejandro Méndez (Fujin-músico), Nahoko Kobayashi (Raijin-músico) y Berenice Contreras (Bonzo). Equipo muy comprometido que ofrece su experimentada ejecución en las artes dancísticas, musicales y caligráficas.

foto-mai-sho-gaku_3

Acude a ver Mai-Sho-Gaku, trazos de fuego, espectáculo visualmente hermoso con una simbología entrañable y vestimentas extraordinarias, donde la música y la danza están presentes en todo momento, al mismo tiempo que brinda la oportunidad de observar en forma directa la confección de la complicada caligrafía japonesa, o bien, la forma en que se puede plasmar en un lienzo de cerezos en flor.

Mai-Sho-Gaku, trazos de fuego se presenta en el Teatro Benito Juárez ubicado en Villalongín número 15, colonia Cuauhtémoc -cerca del Monumento a la Madre-, Ciudad de México: martes y miércoles a las 20:00 horas.