MEJOR NO CONTESTES

MEJOR NO CONTESTES

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

 Aún en estos tiempos en que prevalece la tecnología y que estamos ligados a la comunicación, hay ocasiones en que hubiéramos preferido no contestar alguna llamada. De hecho, los avances electrónicos nos permiten ver quién llama, tanto en los teléfonos fijos como en los aparatos celulares. A pesar de que hay llamadas indeseables, ciertas normas de conducta, o bien, por cortesía o cariño, hacen preciso que atendamos el teléfono. Esto es lo que viene a nuestra mente al ver el título de la obra Mejor no contestes.

mejor no contestes

Como lo hemos comentado en notas anteriores, el Teatro El Milagro alterna obras de autores conocidos con las de aquéllos que apenas buscan darse a conocer. Es uno de los teatros que presenta más apoyo a los proyectos independientes. Tanto su Consejo directivo y artístico conformado por Daniel Giménez Cacho, Pablo Moya Rossi, David Olguín y Gabriel Pascal, como su administración, a cargo de Eduardo Pascal, apoyan e incentivan a jóvenes estudiantes de teatro o recién egresados de carreras relacionadas con el quehacer teatral, para que colaboren en el recinto. Cuando alguno de estos jóvenes les presenta una propuesta que les parezca viable, no dudan en abrir sus puertas para su presentación.

Tal es el caso de Emmanuel Varela, que desde hace tiempo colabora en el Teatro El Milagro brindando apoyo técnico y ahora presenta como director y coautor Mejor no contestes, obra compleja que Naolli Eguiarte, Alejandro García y Emmanuel Varela conciben a partir del mundo de Raymond Carver (1928-1988), escritor estadounidense, quien contribuyó a revitalizar el cuento corto en el ámbito de la literatura durante los años 80 y considerado por muchos críticos como el creador de la corriente denominada realismo sucio. Definitivamente, Carver es reconocido como uno de los mejores cuentistas del siglo y muchos lo equiparan con Antón Chejov.  En su narrativa, Carver describe las situaciones con crudeza y, por lo general, alguno de sus personajes padece de alcoholismo, quizá porque él tuvo que luchar contra esa terrible adicción la mayor parte de su vida, ya que le era común entrar y salir de clínicas de rehabilitación.  En Argentina, Carver es tan admirado que diversos autores y directores destacados han tomado su prosa como fuente de inspiración para sus obras.

El texto de Mejor no contestes tiene buena estructura y mantiene el interés de principio a fin.  Versa sobre una familia, cuyos integrantes están estrechamente ligados. Seres imperfectos, ninguno de ellos ha logrado alcanzar sus sueños y todos en algún momento han caído en el alcoholismo. Consideran que los lazos familiares son lo más importante y siempre están dispuestos a apoyarse. Lo malo es que por ser tan inestables les es difícil conservar el trabajo, una pareja, cierta seguridad económica, etcétera y, para colmo, se les va haciendo costumbre que sea uno solo a quien acuden los demás en busca de ayuda.

La esposa de Gabriel terminó con él a causa de su alcoholismo. Esto lo sacudió en tal forma que ha dejado de beber y está intentando dejar también el cigarro. Desde hace tiempo vive con su novia Ana. La ama y siente que le brinda paz. Mientras están solos son felices, aún con las dificultades cotidianas que hay que sortear, por ejemplo, que al perro del vecino le gusta defecar justo en la puerta de la casa de ellos. Ana trabaja en una veterinaria donde asea y peina perros. No entiende por qué si su trabajo es tratar bien a los perritos, puede odiar tanto al perro que vive al lado de ellos. Sin embargo, los problemas realmente fuertes surgen siempre que aparece algún miembro de la familia de Gabriel. La madre cifra su felicidad en las mudanzas. Su hermana Julia está casada con Julián, un hombre abusivo y para ganar algo de dinero, básicamente para sus hijos, vende gelatinas Conejo. Julio, el hermano, acaba de divorciarse y perdió el empleo, así que muy a menudo requiere de préstamos. ¿Podrá subsistir la relación de Ana y Gabriel a tanto embate? Llega el momento en que Ana suplica a Gabriel: Mejor no contestes.

La dirección corre a cargo de Emmanuel Varela y la codirección a cargo de Naolli Eguiarte. Ambos realizan una labor impecable.  Bien diseñado el trazo escénico. Total aprovechamiento del espacio. Ritmo preciso. Acción constante. Mantienen la continuidad de los cuadros en forma apropiada, incluso, cuando algunos se sobreponen unos a otros.

La escenografía también es responsabilidad de los coautores y codirectores Emmanuel Varela y Naolli Eguiarte. En este renglón su labor es asimismo un logro.  La escenografía consta de mobiliario tradicional, integrando un departamento completo con recámara, baño, sala, cocina, comedor y segundo piso.

Participan en el proyecto para crear el entorno adecuado: Rodrigo Espinosa en diseño sonoro y Natalia Sedano, en iluminación. La fotografía es de Alejandro García.

El trabajo histriónico y corporal es estupendo. Todos y cada uno de los integrantes del elenco encarnan a sus personajes con compromiso y veracidad, dotándolos con variedad de expresiones y matices. Diana Sedano, impresionante en su versatilidad al dar vida tanto a la Madre como a Ana; Ricardo Rodríguez es Gabriel -queriendo hacer todo bien-,  Isaac Pérez Calzada es Julio -ocurrente y aprovechado-, Natalia Goded es Sofía -graciosa y atribulada- y Ramiro Galeana, al igual que Diana, interpreta a dos personajes: Julián y El conejo.

La producción es de El Milagro y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, mediante el programa México en escena del Fondo Nacional de Cultura y las Artes.

mejor no contestes2

Teatro hecho por jóvenes mexicanos comprometidos con su quehacer. Loable la forma en que superan los retos que ellos mismos se imponen. La historia interesante de una familia disfuncional que anhela alcanzar la normalidad. Según ellos se esmeran lo más que pueden. Diversión garantizada a base del humor negro que manejan. Convoca a la reflexión sobre prioridades y empeño. Acompaña a estos peculiares personajes para ver la forma en que viven. ¡No te la pierdas! En Mejor no contestes encontrarás un acertado montaje y actuaciones sorprendentes.

Mejor no contestes se presenta a las 20:30 horas: lunes y martes en el Teatro El Milagro, ubicado en Milán número 24, colonia Juárez, Ciudad de México. La temporada concluye el martes 13 de septiembre de 2016.