MILAGROS (ABEJAS, SOYA TRANSGÉNICA Y ENDROMETRIOSIS)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Cartel promocional

 

milagros

Apenas en una nota anterior comentaba que la dramaturgia nacional contemporánea, en buena medida, está abocada en abordar problemas sociales de toda índole y si bien el teatro no cambiará la realidad si influye en la toma de conciencia por parte del espectador. Ahora en el texto MILAGROS, coautoría de Vicky Araico y Nir Paldi, a partir de una idea original de la primera, se abordan varios tópicos: las abejas -en especial la denominada Melipona, cultivada por las comunidades mayas desde los tiempos precolombinos- y la afectación que están sufriendo por los pesticidas; el problema de la siembra de soya transgénica, y; la endometriosis, enfermedad que afecta en nuestro país a una de cada diez mujeres.

 

En apariencia temas que no tienen correlación entre si, sin embargo, la estructura de la obra logra entrelazarlos de forma inteligente, se combina la realidad con la ficción como suele suceder en la dramaturgia. No se trata de un panfleto, no cae en lo didáctico, plantea hachos, no toma posturas fundamentalistas, es ameno, capta la atención de principio a fin. Hay un “enfrentamiento” entra la forma de pensar urbana y la de las comunidades indígenas. Hay hipótesis sobre posibles causas de la endometriosis, se proporcionan sus consecuencias. Se puede decir las abejas juegan un rol protagónico. Sabia manera de combinar todo lo anterior, en un texto de carácter social a partir de la esencia del teatro.

 

Nir Paldi asume la dirección. Demuestra que siempre está presente la posibilidad de hacer un montaje sin parafernalia, de hecho, literalmente, no hay nada, así, nada en el escenario, sólo dos actrices. En forma curiosa da la impresión de un gran desplazamiento escénico por parte de éstas, es un efecto, la verdad ambas se desenvuelven en un espacio de unos pocos metros cuadrados. El único apoyo es un músico en vivo -Diego Pérez Lombardini, guitarra- quien crea un ambiente sonoro permanente.

 

La propia Vicky Araico y Norma Pablo dan vida, en principio, a Laura y Milagros, en principio porque caracterizan a varios personajes durante el desarrollo de la obra, por fortuna sin exagerar en los absurdos cambios de voz o algún sombrerito o algo por el estilo. Su expresión facial y lenguaje corporal son impresionantes, así como el empleo de la mímica. realmente excelsas las dos.

 

MILAGROS, una obra para los amantes del buen teatro y para quienes además a partir de éste les gusta la reflexión. La cita es en la Sala Xavier Villaurrutia (Centro Cultural del Bosque, Ciudad de México), hasta el 8 de febrero, los lunes a las 20:00 horas.

MILAGROS (ABEJAS, SOYA TRANSGÉNICA Y ENDROMETRIOSIS