NAVIDADES EN MÉXICO, BALLET FOLKLÓRICO DE AMALIA HERNÁNDEZ

NAVIDADES EN MÉXICO, BALLET FOLKLÓRICO DE AMALIA HERNÁNDEZ

Texto por MariCarmen Figueroa

Fotografías de Diego Figueroa

img_9803

El Ballet Folklórico de Amalia Hernández presentó este miércoles 14 de diciembre un espectáculo alusivo a la época decembrina; más de 100 artistas entre bailarines, cantantes y músicos dieron vida a la representación de la tradición navideña en México. El montaje cuenta con un coro, un nacimiento gigante, una pastorela y música en vivo que hacen posible tres grupos: el primero de música tradicional mexicana, el segundo grupo de sones jarochos y, finalmente, el mariachi.

Este espectáculo es el “resultado de una investigación de campo realizada por la bailarina y coreógrafa mexicana Amalia Hernández (1917-2000), quien conversó con miembros de las comunidades que ejecutan estos bailes alusivos a la navidad y fruto del sincretismo católico e indígena. La obra incluye el vestuario que se utiliza en estas celebraciones, así como las representaciones de personajes tradicionales como el diablo y los arcángeles”.

img_9811

Con danzas propias de las comunidades de Guerrero, Tlaxcala y Jalisco, Michoacán, Veracruz y Yucatán, se va tejiendo lo relativo a la Navidad. La música en vivo, al igual que el coro, le dan un toque de realismo a la historia, donde podemos ver de inicio una procesión a la virgen de Guadalupe, también presentes diablos y alebrijes.

Los Reyes Magos ofrecen al niño Jesús aparte del oro, incienso y mirra, una serie de danzas muy coloridas con vestuarios muy bien escogidos de diferentes estados: la Danza de moros y la Danza típica del Lago de Pátzcuaro, de Michoacán; la Danza de listones de Yucatán; la tradición navideña de La rama y el Son Jarocho en Veracruz, y otros conocidos bailes de la región como La bamba y El coco, siendo éste un momento muy vistoso y alegre.

img_9824

Continúa la representación con una enorme piñata, serpentinas y papelitos de colores y es en este momento que se escucha la música del mariachi con bailes como El son de la negra y El jarabe tapatío. Este cuadro finaliza cuando rompen la piñata. En la parte final escuchamos las voces extraordinarias del grupo coral del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, interpretando Noche de paz.

Esta interpretación continuó en el hall del Teatro Aguascalientes, donde el público pudo seguir disfrutando de esta bella canción mientras se retiraba.