PEQUEÑOS ZORROS

PEQUEÑOS ZORROS

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

pequeños zorros1

Uno de los directores de escena más renombrados en nuestro país es Luis de Tavira, nacido en la Ciudad de México en 1948. Se ha desempeñado como dramaturgo, director de teatro, ensayista y pedagogo. En su juventud fue seminarista. Un día alguien le pidió que dirigiera una obra de teatro y, a partir de entonces, él supo que eso era lo que realmente disfrutaba. Sus primeros montajes fueron de teatro religioso y litúrgico, posteriormente, exploró las obras de Bertolt Brecht, el teatro social y el político. Fue cofundador del Centro Universitario de Teatro (CUT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el cual dirigió durante cuatro años. Fundó el Taller de Teatro Épico de la UNAM y el Centro de experimentación teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). También es cofundador de la Casa del Teatro, la cual dirige. Por muchos años impartió clases ahí y en sus extensiones, primero en San Cayetano, y luego en el Centro Dramático de Michoacán (CEDRAM).

Ha impartido conferencias, cursos y talleres de teatro, estética e historia de teatro en diversos países de Europa, de Centro y Sur América, en Estados Unidos y en Cuba. En 2006 la Secretaría de Educación Pública le otorgó el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes. Es miembro del Consejo Mundial de las Artes de la Comunidad Europea y ha sido becario del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA). En su trayectoria ha montado más de sesenta obras y ha escrito trece. Actualmente dirige la Compañía Nacional de Teatro.

Teatro UNAM convocó a Luis de Tavira para su proyecto de llevar a escena Pequeños zorros, de la autoría de Lillian Florence Hellman (1905-1984), dramaturga y guionista, nacida en Nueva Orleans, Louisiana, Estados Unidos, la cual creció en Nueva York, en el seno de una familia judía convertida al cristianismo. Muchos de sus parientes eran excéntricos y avaros. Se dice que Lillian Hellman se inspiró en ellos para forjar sus personajes. En 1934 tuvo su primer éxito con La hora de los niños (The Children’s Hour), la cual fue reintitulada en español como La calumnia. Tras su representación en teatro, la obra fue adaptada y llevada al cine en dos ocasiones, bajo los títulos de Esos tres y La calumnia, esta última protagonizada por Audrey Hepburn y Shirley MacLaine.  Otro de sus grandes éxitos fue Los pequeños zorros, la cual también se adaptó y fue llevada a la pantalla bajo el título de La loba, con Bette Davis en el papel estelar.

 

pequeños zorros2

 

Lillian Hellman tenía un fuerte compromiso político con las causas izquierdistas. Se desempeñó también como crítica teatral y como profesora en las prestigiadas Universidades de Harvard y Yale. Entre los galardones que obtuvo, se encuentran el Premio del Círculo de Críticos en Drama de Nueva York (New York Drama Critics Circle Award) y la medalla de oro de la Academia de Artes y Letras por Logros Distinguidos en Teatro (Academy of Arts and Letters for Distinguished Achievement in the Theater).

Luis de Tavira y José María de Tavira reescribieron una versión de Pequeños zorros de Lillian Hellman. La obra versa sobre una familia aristocrática del sur de los Estados Unidos, en tiempos de la postguerra. Luego de los estragos de la Segunda Guerra Mundial muchas fortunas desaparecieron o quedaron menguadas. Los aristócratas hacían hasta lo imposible por preservar las apariencias y trataban de vivir en la misma forma pero, para esto, les hacían falta recursos económicos. En esta categoría se encuentran los hermanos Ben, Óscar y Regina Hubbard, quienes harán todo por obtener dinero. Para ellos sólo importa el fin, los medios no les tienen sin cuidado.

Un texto de precisa estructura, interesante de principio a fin.  Una historia donde salen a la luz los más oscuros resquicios de la ruindad humana que conlleva avaricia, codicia, despreocupación por los demás, sed de poder, además de problemas de alcoholismo, violencia intrafamiliar, engaños, un amor idílico, racismo, disimulos, docilidad y dominio. Gente que se aprovecha de quien sea en su propio beneficio.

El montaje enmarca consistentemente la época y la historia.  Alejandro Luna, arquitecto, escenógrafo, catedrático y académico mexicano con múltiples reconocimientos en su haber, diseña -en forma creativa- la escenografía e iluminación de Pequeños zorros, representando la casa de una familia adinerada con una impresionante escalinata y elegante decorado, incluyendo un espejo a través del cual se ven algunas escenas. La labor de Alejandro Luna en los dos rubros es magistral.

pequeños zorros3

El vestuario bien diseñado para ubicar la época y perfectamente confeccionado con finas telas de excelente caída. Las prendas son vistosas y coloridas, algunas muy hermosas. Como siempre, Luis de Tavira busca la excelencia teatral y la logra, tanto en la dirección escénica como con el equipo que le apoya en esta representación. Capta en tal forma la atención del espectador, que éste no siente las tres horas de duración, con dos intermedios.

La labor histriónica, corporal y expresiva del elenco es formidable. El público queda convencido de que está hurgando en la vida cotidiana y los ocultos pensamientos de los personajes. Arturo Ríos es Ben Hubbard, Juan Carlos Vies es Óscar Hubbard,  Yulleni Pérez Vertti es Birdie Hubbard -esposa de Óscar,  Pedro de Tavira Egurrola es Leo Hubbard -hijo de Óscar y Birdie-,  Stefanie Weiss es Regina Giddens, Raúl Adalid es Horacio Giddens -esposo de Regina-, Ana Clara Castañón representa a Alexandra Giddens -hija de Horacio y Regina-, Rodolfo Guerrero es el Sr. Marshall, en tanto que Marisol Castillo es Addie y José Antonio Becerril Cal -empleados domésticos-. La producción es de Teatro UNAM.

Aun cuando se trata de una historia de época, los defectos y virtudes del ser humano no evolucionan con el tiempo, así que tal vez encuentres personas similares a los Giddens en nuestros tiempos. Una historia que te mantiene pendiente de lo que está por ocurrir. Un montaje de gran belleza plástica, actuaciones entrañables, dirección precisa. No pierdas la oportunidad de acudir a ver esta obra. Te enterarás de quiénes son los zorros y de sus oscuras intenciones. Recuerda que los jueves el costo del boleto es de sólo $30.00 pesos.

Pequeños zorros se presenta jueves y viernes a las 19:00 horas, y sábados y domingos a las 18:00 horas en el Teatro Santa Catarina, ubicado en Jardín Santa Catarina número 10, Santa Catarina, Coyoacán, en la Ciudad de México. La temporada concluye el domingo 9 de octubre de 2016.