PUNTA COMETA

Por: Dalia María Teresa De León Adams.

 

punta cometa

Recobrar la identidad, ser parte de un mundo, desplayar sentimientos y rencores, así como vivenciar realidades y mitos, es la temática medular a través de la cual se ensalza y muestran elementos autóctonos culturales, vivenciales, así como religiosos de la etnia zapoteca, en una obra que sitúa un mundo imaginario para contra una historia, la historia de PUNTO COMETA, el cual sirve de referente.

 

Dramaturgia de Verónica Musalen que intenta mostrar el mundo zapoteca alojado en los territorios Oaxaqueños, y que en ésta obra se intentan rescatar de manera somera.

Una familia se reúne en el núcleo matriarcal, en el ocaso del patriarca, como le llaman al tío quien los formó y educó a causa del deceso de su verdadero padre.

El tata, estelarizado por el primer actor Miguel Flores, es un hombre bueno, zapoteca, con un alto sentido filosófico acerca de la vida, quien decide reunir a sus cuatro sobrinos a quienes tiempo atrás criara, en vísperas de su muerte con el fin de hablar sobre la herencia que les legará. Ello tras de primero pedirles actuar en un lugar al cual denomina PUNTA COMETA y en donde pretende que sus sobrinos estelarizen a algunos de los dioses zapotecas que conformaran su ancestral religión y con ello, lograr que asuman sus orígenes.

 

La actuación de Miguel Flores como siempre es excelsa, sin desmeritar las actuaciones de los demás actores en escena y, quienes son Juan Carlos Vives, Muriel Ricard, Lourdes Echeverría, Gabriela Betancourt, Sonia Franco y Francisca Mena todos ellos con gran plástica actoral.

La matriarca y una nana conviven ante el cobijo de algunos recuerdos que les atormentan, al igual que a los cuatro jóvenes hijos, quienes muestran públicamente también sus frustraciones y desasosiegos.

 

También rasgos interesantes sobre la gastronomía zapoteca son descritos y ejemplificados con el apoyo escenográfico de fotografías que aparecen a manera de lienzos o muros y que nos permiten visualizar la riqueza y delicia de los platillos locales.

La historia transcurre en el marco de un solo tiempo escénico y tres cuadros escenográficos que nos llevan a imaginar el comedor de una rica casona, así como la estancia o un foro situado en el mismo PUNTO COMETA.

 

El amor filial y el enfrentamiento fraternal son puestos en manifiesto en ese encuentro familiar en donde la muerte parece rondar los muros.

PUNTO COMETA es una obra de corte surrealista en cuanto al tratamiento que la dramaturga le infiere y en donde todo puede pasar y es posible.

Escrita por Verónica Musalem bajo la dirección de David Ferré, el diseño escenográfico de Alain Kerriou y el diseño del vestuario de Teresa Rovalo, PUNTA COMETA se presentará en el Teatro Orientación de jueves a domingos, bajo la producción del INBA y La Secretaría de Cultura