QUE DIGAN QUE ESTOY DORMIDO (SKETCHES SOBRE LA REALIDAD MEXICANA)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Imágenes Facebook de la producción

 

Que digan que1

Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, mejor conocido como LEGOM en el ámbito teatral, es un autor reconocido, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (FONCA) y Premio Nacional de Dramaturgia (2000). Entre sus múltiples características están las de ser directo, no anda con cuentos, su humor es álgido, domina el sarcasmo y la ironía, incursiona en todos los géneros, sus textos han trascendido al ámbito internacional. Por lo pronto tiene en temporada QUE DIGAN QUE ESTOY DORMIDO, revista teatral que recorre mediante sketches y números musicales la realidad contemporánea de nuestro golpeado México.

 

En las líneas que anteceden menciono el humor negro, condimento picante e irreverente con el que sazona sus platillos dramatúrgicos, obvio no en todos. Entre lo más sobresaliente de su producción están LAS CHICAS DEL TRES Y MEDIO FLOPPIES, SENSACIONAL DE MARICONES y ODIO A LOS PUTOS MEXICANOS, ésta última una fuerte autocrítica. Al enterarme del montaje que hoy nos ocupa, en forma inmediata lo agende -no pude asistir al estreno-, con lo ya expresado y tratándose de sketches pensé la risa, mejor dicho la carcajada estaba asegurada. Resultó que no, algo pasó porque la hilaridad brilla por su ausencia, salvo algunos instantes, esporádicos momentos, a cuenta gotas.

 

Una de las incursiones inevitables del sketch es la política, en los últimos tres LEGOM da rienda suelta, más que divertidos dan la impresión de un acto de denuncia, de protesta, hacer partícipe al teatro de la inconformidad de los mexicanos ante la inmundicias de nuestros gobernantes y la impunidad imperante. Un gobernador busca casarse con una actriz para proyectar su imagen -clara alusión a Enrique Peña Nieto y su gaviota-; una burla con nombre y apellido a costillas de Beatriz Paredes; una acusación sin tapujos contra el gobernador actual de Veracruz -Javier Duarte Ochoa-. a quien tilda de gorila, imbécil, asesino, rodeado de un grupo de trabajo conformado por criminales, responsable de desviar millones de pesos de fondos destinados a la Universidad Veracruzana… y; otro malandrín quien le juega una broma a su familia diciéndoles que ya lo cacharon en sus fechorías, el cinismo queda al descubierto cuando él, la esposa y los hijos brindan por la impunidad. Reitero, esto, lo político, es lo más atractivo del texto, el humor se quedó en el tintero del dramaturgo, al menos no fue tan espléndido como esperaba. Los números musicales no provocan mayor comentario.

que digan que2

Si el dramaturgo es por sí mismo un atractivo para asistir, se debe agregar a Martín Acosta destacado director. A fuerza de ser sincero su propuesta es atractiva visualmente, diferente, imaginativa, es lo más valioso de la puesta en escena. Ignoro si sigue las acotaciones, en caso de haberlas por parte de LEGOM o es producto de su creatividad. La escenografía –Natalia Sedano- está compuesta por cajas de cartón -salvo dos de madera-, inclusive en uno de los cuadros son el vestuario. Martín conduce a sus actores con buen ritmo, trata de aprovechar al máximo las posibilidades del texto, hay más humor en su concepción que en la del autor. Sin embargo, es un director no un mago.

 

Esto último viene al caso porque su elenco no está en posibilidades de proporcionarle a Martín mucho de donde “agarrarse”, cuatro dando su mejor esfuerzo, pero nadie da lo que no tiene, entusiasmo y entrega, a la postre entusiasmo y entrega, nada más, por parte de Benjamín Castro, Fernando De Ita, Leticia Valenzuela y Laura Castro.

 

El teatro Sergio Magaña (Ciudad de México) hospeda a QUE DIGAN QUE ESTOY DORMIDO, hasta el 4 de septiembre, los viernes a las 20:00, sábados 19:00 y domingos 18:00 horas.