QUEMAR LAS NAVES. EL VIAJE DE EMMA (POESÍA TEATRAL Y COREOGRÁFICA)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Imagen de Quemar las naves. El Viaje de Emma (tomada de la página en Facebook de la producción)

 

quemar las naves3 (1)

 

A través de una teatralidad coreográfica, Rocío Carrillo nos lleva por un universo mitológico, los personajes de La Odisea de Homero, junto con otros más, cobran vida para dar paso a QUEMAR LAS NAVES. EL VIAJE DE EMMA, una historia con un hilo conductor para la imaginación, cada espectador puede hacer su propia deducción sobre lo que está viendo y admirando. propuesta nada fácil de digerir, sobre todo para aquellos que no están familiarizados con la mitología helénica. Los personajes desfilan ante nuestros ojos, unos son “identificables” a simple vista, otros quedan en la duda de quiénes son.

 

Me permitiré transcribir lo que la autora escribió en el programa de mano para ubicar sus intenciones, más allá de mi interpretación personal, misma que puede ser equivocada, al menos tergiversarla en alguna medida: “Una mujer madura que emprende un viaje iniciático es ¿un arquetipo tan antiguo que apenas quedan resabios de su existencia en el inconsciente colectivo? o ¿tan reciente que es necesario trazar su cartografía a partir de modelos heroíicos masculinos? QUEMAR LAS NAVES. EL VIAJE DE EMMA aborda, desde una perspectiva interdisciplinaria, el viaje marítimo que inicia una mujer en busca del sentido de la vida. La obra revisita tangencialmente el mito de Ulises y el recorrido iniciático que representa LA ODISEA. Sin embargo, en la travesía de Emma la compañía y yo exploramos la relación de la heroína con los cíclopes, las sirenas, Circe, Calipso, etc. con el propósito de resignificar el lugar de la mujer madura en nuestra cultura”.

 

Debo ser sincero y reiterar, no para todos, creo que a los menos les queda claro todo lo anterior, hay muchos simbolismos, el hecho de ser una heroína y no un héroe es una visión y una postura; una mujer de alrededor de 50 años de dad, en una aventura digna de la protección de los dioses del Olimpo. Más allá de lo anterior, hay una conjunción interdisciplinaria digna de toda alabanza,: teatro, danza, música, multimedia… En realidad se trata de un poema teatral y dancístico. La belleza penetra por los sentidos, conmueven las escenas, los personajes arriban hasta el fondo de cada espectador, lo importante no es razonar sobre la anécdota, es sentir, ser capaces de emocionarse ante el riesgo asumido por Rocío, porque se aparta de lo fácil, de lo ya digerido, obliga a poner toda la atención posible y por qué no, vivir la odisea de la mano, en el mismo barco, que Emma.

La belleza plástica inicia desde la propia escenografía y vestuario de Erika Gómez; la primera una mezcla entre el realismo, la sinopsis de un barco y el espacio vacío, donde se llevan a cabo las coreografía, la danza en su máximo esplendor, en este último rubro cabe destacar que los intérpretes son actores, no bailarines profesionales, por lo cual es más loable su desempeño; por otra parte el vestuario, podría remitir a un época antigua, en realidad es intemporal, no estrictamente híbrido. Participaron con su asesoría y respectivos dones artísticos, Betsy Pecanins y Margie Bermejo, diseño de sonido y laboratorio vocal, respectivamente. El diseño de iluminación, digno de respeto por los ambientes emocionales que logra, es de la propia Rocío Carrillo: Óscar Acevedo es el responsable de lo que en el programa de mano se denomina “dramaturgia sonora en vivo”, varios instrumentos predominando las percusiones, mismas que combina con música grabada.

 

Un espectáculo para quienes buscan algo diferente, arriesgado, sobre todo, inmerso en la armonía del arte en varias de sus modalidades. Rocío ha logrado conjuntar un equipo de creativos reconocidos cada uno en sus respectivas áreas de trabajo, juntos alcanzan sublimes momentos, por fortuna compartidos con los espectadores, quienes en la función de estreno se entregaron y reconocieron el esfuerzo con una estruendosa ovación. Quienes deseen navegar con Emma por los mares de la imaginación y la creatividad, sólo tiene que acudir al puerto que lleva por nombre Foro  Polivalente Antonieta Rivas Mercado, Biblioteca de México (Ciudad de México), los sábados y domingos hasta el 13 de agosto, a las 13:00 horas.

 

Julio 2016