RECUENTO CULTURAL DE VERBENA ABRILEÑA

Por Miryam Almanza

 

Terminó la Feria Nacional de San Marcos 2016 y con ella una de las temporadas en que hay más actividades culturales y artísticas programadas en la ciudad (las otras son durante el Festival Cultural de la Ciudad y el Festival de las Calaveras). Para quienes gustamos más del teatro, música, danza, artes visuales, antes que de la pachanga, son los días más esperados porque sabemos que habrá espectáculos únicos, la mayoría gratuitos. Este año el invitado especial a la feria fue el Estado de México así que ¿qué hubo en material cultural? La Orquesta Sinfónica Mexiquense y el Coro de la OSEM, el Ballet Folclórico del Estado de México, ópera con el Proyecto Ganso, la boda mazahua y danza azteca, circo contemporáneo con Estrouberry Clowns, música con Sonido San Francisco, teatro con la compañía Viento Sur, el octeto vocal de la Secretaría de Cultura y la compañía de Ballet Clásico, todos excelentes espectáculos.

La programación del Instituto Cultural de Aguascalientes ocupó nueve espacios: el Foro del Lago, el Cuartel del Arte, los teatros Aguascalientes, Morelos y Antonio Leal y Romero, el Templo de San Marcos, Casa Terán, el Palacio de Gobierno y la Casa de la Cultura Víctor Sandoval. La novedad fue que el Cuartel del Arte trasladó su escenario al Patio de las Jacarandas. Hubo también actividades en el edificio del Poder Legislativo y en el Museo Espacio, entre otros museos, pero creo que pasaron desapercibidas, sobre todo por la ubicación de algunos de estos, lejos del perímetro ferial.

De mediados de abril a principios de mayo hubo poco más de 70 espectáculos en los que el teatro, música, literatura, artes visuales, poesía, danza y títeres fueron los protagonistas. A diferencia de otros años, en este vimos mucha más participación de artistas locales y curiosamente, menos artistas invitados del resto del país y del extranjero. Creíamos que por el cierre de administración se lucirían con la programación cultural pero no fue así, de hecho hubo días que varios escenarios permanecieron sin actividad.

Aún así hay que destacar la realización del Encuentro Nacional de Arte Joven (excelentes los trabajos de este año), el XVIII Festival Internacional de Títeres (que por primera vez se llevó a algunos municipios pero no tuvo el éxito esperado), el XLVII Premio Bellas Artes de Poesía,  las conmemoraciones por el Día Internacional del Libro y el de la Danza (que también fueron muy sencillas y sin tanta fiesta como en otros años), y el 150 aniversario luctuoso de Jesús Terán Peredo y el XXIV aniversario de Casa Terán (al que también muy poca gente asistió). No podemos dejar fuera a la Columna de Aguascalientes, que una vez más dieron todo un mes de funciones de teatro.

La estrella se la llevó el Ferial de Aguascalientes, que conmemoró 50 años de presentaciones con dos interpretaciones: Del lado del corazón, la versión contemporánea del espectáculo realizada por Alfredo Vargas y Rubén del Toro, resultado de una convocatoria lanzada a finales del año pasado, y la Gala de Feriales, el ferial tradicional a cargo de Jorge Campos, y con el que se hizo un homenaje muy emotivo a todos los que han hecho de este espectáculo el sello de nuestro estado. Ambos magníficos, y como sucede en otros años agotaron los boletos para todas las funciones, lástima que fueran tan pocas de cada uno. Por cierto, ¿quién será el o la valiente que proponga el Ferial como patrimonio cultural de Aguascalientes? Ya se lo merece ¿no?

Durante la feria también hubo actividades artísticas independientes, especialmente relacionadas con el teatro, que por supuesto no aparecieron en la programación cultural oficial. Para el Foro Cultural Al Trote, Microteatro Aguascalientes y algunos otros, es una temporada mala primero porque toda la atención se la lleva nuestra verbena, y luego porque se encuentran fuera del perímetro ferial, pero aún así  considero fueron una opción interesante para quienes prefirieron evitar las aglomeraciones.

Pasemos ahora al programa cultural del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC), que comenzaron la temporada ferial con mucha polémica por la ambientación del Corredor Cultural Carranza. Reconocemos el esfuerzo de sus organizadores y de quienes trabajaron en las mariposas pero sí creemos que se debe tener más cuidado al seleccionar la temática de decoración sobre todo porque es un espacio en el que a determinadas horas del día el calor es intenso y tanto público como artistas sufren por los rayos del sol, ¿por qué mejor no colocar algo que ayude a resolver esta situación además de hacer lucir el corredor? Ojalá que para el próximo año se corra con mejor suerte.

Los espectáculos que programó el IMAC también fueron muy buenos, con actividades más bien dirigidas a los niños y a la juventud. Hubo teatro, danza y música al por mayor, Caloncho y Mon Laferte fueron un éxito,  bandas de rock hidrocálido y de otros estados también, la danza folclórica y la árabe sigue ganando adeptos, y no se diga cuando se antoja bailar a ritmo de salsa. Y si de música hablamos la variedad fue de lo mejor, desde música tradicional mexicana con los Burros Aguamieleros y el grupo Saltapatras hasta Sutti Studio Di Canto con zarzuela mexicana.

El IMAC se anotó otro diez con teatro traído de Argentina y de Chile, de lo mejor que hemos visto en este escenario. Germán Romano y el grupo Teatrópolis Gentil refrescaron la escena luego de haber estado en nuestra ciudad el año pasado con el ENTEPOLA México. La participación del payaso Panchito Morales en el festival del Día del Niño fue otra atinada decisión, reviviendo con ello la trayectoria de este alegre personaje y la conversación, muchas veces olvidada sobre el circo. Los artistas locales conformaron la mayoría de la programación, todos dignos representantes del talento hidrocálido.

Y para terminar este rápido recuento de la actividad cultural y artística de la Feria Nacional de San Marcos 2016, el Patronato dio espacio al show de patinaje artístico Blue Fire en el Nuevo Centro de Convenciones, y a una variada gama de artistas en el Foro de las Estrellas, con entretenimiento para todos los gustos.

Del 15 de abril al 8 de mayo tuvimos en Aguascalientes más de 1,000 espectáculos artísticos y culturales para alegría de todos los feriantes. La edición 188 de esta feria tuvo sus cosas buenas y también malas (reventa y escasez de boletos, reprogramaciones y/o cancelaciones de eventos, etc.) pero aún así la gente disfrutó de cosas a su gusto, la mayoría gratuitas. Ya veremos qué nos ofrecen en el 2017. Nos leemos la próxima.