SEGUNDA MUESTRA ESTATAL DE TEATRO AGUASCALIENTES 2016

 

SEGUNDA MUESTRA ESTATAL DE TEATRO AGUASCALIENTES 2016

Por Julieta Orduña

 

Con la Muestra Estatal de Teatro edición 2016 recordábamos aquellas muestras de finales de los noventa, en las que el gremio teatral se reunía para compartir sus trabajos, y comento compartir porque así era, no se trataba de competencias ni mucho menos, había camaradería entre los involucrados para disfrutar el teatro e invitar a sus amistades y familiares a esta fiesta. De ahí uno o dos grupos eran seleccionados para participar en la Muestra Regional, y si tenían la fortuna se dirigían al evento magno: la Muestra Nacional de Teatro.

Fueron buenos tiempos para Aguascalientes, hubo mucho teatro, entre propuestas amateur y otras ya con grupos consolidados, y lo mejor era que el espíritu artístico se seguía moviendo por todos lados. Luego hubo un período de sequía, por así decirlo, en el que no hubo más muestras teatrales sino más bien encuentros, pero tampoco tuvieron continuidad. Fue hasta el primer decenio del siglo XXI que aparecieron en algunas universidades del estado varias carreras dedicadas al teatro, por esto y por la creciente actividad escénica de nuestra ciudad se impulsó nuevamente la sinergia de las muestras.

Las muestras surgen nuevamente en el 2015 a partir del devenir de la Muestra Nacional de Teatro y de esta primera muestra se eligieron las obras que participaron en ese magno evento. En este año 2016 se realizó la Segunda Muestra Estatal de Teatro,  en la que hubo 20 propuestas escénicas dirigidas, algunas, para toda la familia y otras para adolescentes y adultos. Varias de éstas fueron estrenos y otras reposiciones más dos obras invitadas, una de la Ciudad de México y otra de Yucatán, y en esta ocasión fueron tres jurados los que seleccionaron la obra que representará a Aguascalientes en la próxima Muestra Regional: Sonia Flores, escenógrafa; Raymundo Garduño, director y actor, y Noé Morales, dramaturgo y director.

La obra que inauguró la muestra fue El camino rojo a Sabaiba, a cargo de la Compañía Municipal de Teatro, una obra de gran formato con un reparto numeroso e integrado por actores y actrices de trayectoria, su director Juan Manuel Bárcenas ha tenido el acierto de trabajar con equipos numerosos y sus funciones han sido exitosas por el manejo de la historia y por el fino detalle que imprime en cada producción. Le siguióMozart, de Sueño Azul Teatro, un monólogo a cargo de Armando Martínez, que narra la trascendencia del bien y del mal haciendo uso de este personaje emblemático. Elojo del diablo, de la Compañía Etéreo Escénica, variaciones sobre Baal de Bertold Bretch, cuyo reparto lo conforman los egresados de la  tercera generación de la carrera de Teatro de la Universidad de las Artes, quienes tuvieron una exitosa temporada el año pasado. Es importante comentar que esta obra fue seleccionada para participar en la 37 Muestra Nacional de Teatro de este año, que tendrá lugar en noviembre, en San Luis Potosí.

garrapata2

Garrapata clown, de Om Dam Producciones, incursionó con el clown para reflejar los sentimientos de tristeza, coraje, alegría, en un mundo onírico. En el caso de esta propuesta, el payaso perdió la risa y la busca sin encontrarla, y en su desesperación culpa al mundo que le rodea sin darse cuenta que debe encontrarse él mismo para sanar. Propuesta en la que se mezcló la música en vivo, original de Iván Macías, y el manejo de la iluminación, ambos elementos dieron un toque estilístico al montaje. Eréndira, homenaje al escritor Gabriel García Márquez, es una propuesta fresca, hasta cierto punto divertida, a pesar del tema tan fuerte que toca: la prostitución y el abuso de las mujeres. Con esta segunda propuesta Sueño Azul Teatro nos mostró su profesionalismo mediante el uso de máscaras, títeres y actuación, bajo la dirección de Salvador Lemis.

dulces

Dulces compañías, producción de Formación Actoral Al Trote, dirigida por Ivonne Gallegos, nos señaló dos escenas: la de una maestra con un tipo desconocido y la de un titiritero con el mismo tipo, que resulta ser un delincuente en potencia. Violencia, sexualidad, algo de humor negro, propio del estilo del dramaturgo Óscar Liera. El actor Pablo Avilés destaca como relevación. También se presentó Mina, la rata que contamina, a cargo de la compañía Fernando Wagner, uno de los pocos grupos que trabajan teatro para niños. Con esta obra el grupo ha tenido varias temporadas en escuelas y teatros, con su mensaje sobre el cuidado del medio ambiente. Mendoza, obra invitada de la Ciudad de México, multipremiada en festivales de teatro internacional, bajo la dirección de Juan Carrillo y la Compañía Los Colochos, montaje que aborda el tiempo de la Revolución Mexicana, cuando la ambición y el poder no se hicieron esperar. El público abarrotó el teatro, pues es una de esas obras que como comentaban por ahí, “era imperdible”.

Nuestra señora de las nubes, nuevamente bajo la dirección de Salvador Lemis, que se luce con sus propuestas y ésta es una exquisitez, tanto en la versión de Arístides Vargas como en la plástica de los personajes. Ya había sido elogiada en el 2014 y 2015, pues es una obra inteligente y bien cuidada en todos los aspectos, digna de verse más de una vez. El hombre que visitó el infierno, de Lotería Teatro, grupo dedicado al teatro de calle e infantil, cuyo montaje tiene la particularidad de adaptarse a cualquier escenario, el cual parodia el infierno y sus personajes están a su alrededor, producción del 2015 y presentada en varios espacios de la ciudad.

proyecto vuelo

Proyecto vuelo, de la compañía Pregoneros Teatro, grupo que se ha distinguido por sus propuestas dirigidas a públicos específicos como niños de 3 a 5 años, o adolescentes de 12 a 15 años, como es este caso. Destacó por las coreografías, música, vestuario, diálogos, por los objetos que fueron elegidos como reflejo de esa etapa difícil e incomprendida que es la adolescencia. Jóvenes actores y actrices, ya con trayectoria, interpretaron a chicos frescos, desinhibidos, hasta cierto punto inocentes, que atraviesan por la curiosidad y el despertar de una vida de niños a adultos. Propuesta que logra que los jóvenes se integren al ver reflejada su realidad en el teatro. Es una obra digna de estar en una muestra nacional, pues está bien lograda y ofrece mucho amor hacia ese público específico.

El teatro de un juglar, de Lúdica Teatro, se ha presentado en plazas y escuelas, principalmente, en el que Cuitláhuac González caracteriza a un juglar contemporáneo y emprende un viaje con varios personajes. Es un montaje dirigido a los niños. Un actor se repara, también de la Compañía Fernando Wagner, es un monólogo a cargo de Omar Pacheco jr., joven que a su corta edad ya tiene experiencia en el teatro y está en vías de ser un profesional de las artes escénicas. La  vida es risa según Chéjov, cuya obra tuvo temporada en un foro-restaurante llamado La Saturnina, el grupo Anónimo de Teatro ha incursionado en la comedia y le ha resultado, sobre todo, en espacios alternativos. Terapia es otra comedia, pero con un toque muy característico del dramaturgo argentino Martín Giner, quien se ha convertido en uno de los favoritos de los teatristas del estado, ya con dos obras montadas: Freak show y Disección.

pipi

Ese mismo día se presentó la obra Hotel Juárez, del gran dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda. Teatro social de denuncia sobre aquello que impera todavía en el país, los feminicidios, que no solo se suscitan en Ciudad Juárez sino también en todas las grandes ciudades. Obra dirigida por J. Concepción Macías Candelas, director de teatro y actor de cine de reconocimiento nacional, en esta ocasión dirigió a la tercera generación de la licenciatura de Artes Escénicas, Actuación, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. La obra tuvo una temporada en el Teatro del IMSS, mostró crudamente las diferentes situaciones que culminan con la desaparición de chicas, siendo el punto clave un hotel. La ambientación documental e historias orales en las que se basó el dramaturgo hacen de esta una pieza única, misma que varios grupos de teatro en México la han montado, y en el caso de Aguascalientes se notó el proceso de investigación por parte del director y estudiantes para el montaje; sin duda, la producción fue certera, acompañada de imágenes que hicieron reflexionar sobre el país en el que vivimos y  lo que podemos hacer por él.

Un día después se presentó la obra titulada Los niños de Morelia, también de Rascón Banda. Este  montaje fue elegido para participar en la próxima Muestra Regional de Teatro a realizarse próximamente en Colima. Es un trabajo de los alumnos de la Licenciatura de Artes Escénicas, Actuación, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, dirigidos por Sandra Rosales, y nuevamente un grupo universitario destaca en el trabajo escénico. La segunda obra invitada fue del estado de Yucatán: Cachorro de León, escrita, dirigida y actuada por Conchi León, dramaturga que es referente en el teatro de provincia y nacional, ya que sus propuestas son un reflejo de la sociedad, usos y costumbres de zonas indígenas de Yucatán. Jaime Chabaud, además de ser el director de una importante editorial sobre teatro: Paso de gato, también es dramaturgo y en esta ocasión su montaje: Pipí, dirigido a los pequeños, lo llevó a escena el grupo Pregoneros Teatro con la actriz Mar Alanís, en el papel de Claudio. Fueron de las pocas obras dirigidas al público infantil de esta muestra. Ya para finalizar, mencionamos también la puesta en escena Vencejo. Pequeña historia sobre una desaparición forzada, a cargo de Proscenio, grupo que tiene por formación principal el teatro del cuerpo y la mímica. En esta ocasión hubo dos actrices en escena: Noemí Ortiz y Cecilia Loy, en un emotivo montaje que habla sobre la enfermedad del Alzheimer.

En la clausura estuvo el jurado mencionado anteriormente, junto con la directora del Instituto Cultural de Aguascalientes, Dulce María Rivas Godoy y la directora Conchi León. La retroalimentación que hicieron sobre esta Segunda Muestra Estatal fue en aras de mejorar el trabajo escénico de los artistas de la ciudad, pues determinaron que los grupos necesitan una actualización en diversos temas, entre estos, dirección, actuación y producción, por lo que aún hay mucho camino por recorrer para lograr la profesionalización de los montajes y Aguascalientes vuelva a figurar en la escena nacional.

Estas muestras son positivas para aquéllos que desean avanzar y dejar a un lado sus egos, seguir preparándose y dar calidad y no cantidad a un público que, por cierto, no queremos dejar de señalar, se sigue sumando a ver teatro local.