TEATRIKANDO

TEATRIKANDO

Por Benjamín Bernal, presidente de la APT

 

Explanada de la Alhóndiga de Granaditas,

Explanada de la Alhóndiga de Granaditas,

44 Festival Internacional Cervantino, de todo como en botica

 

Una vez más vuelve a bajar el telón el Festival Internacional Cervantino, FIC, cuyo director Jorge Volpi da a conocer las cifras: hubo más de mil actividades, acudieron 378,511 personas entre el 2 y 23 de octubre. Por su parte, el representante del gobernador Miguel Márquez, director del Instituto de Cultura precisó en medio millón a los que hicieron turismo cultural y dejaron 11% más de recursos que los del año anterior, o sea que recibieron impuestos, derechos, servicios, productos que sumaron 431 millones de pesos. Quienes leemos las cifras alegres de nuestros funcionarios públicos, sabemos que encargan a sus equipos de trabajo esa tarea, ellos se miran sorprendidos y empieza a hacer “cifras estimadas para el boletín” que usted ve son dignas de admiración, al fin que los observadores no tenemos forma de comprobar si hay algo de fantasía económica.

Se habló en el discurso de que hubo “llenos totales”, lo que no corresponde a la realidad, pues en varias crónicas se dio cuenta de teatros con lugares vacantes; otros años era difícil caminar por las calles viernes y sábado, así a ojo de pájaro me pareció 20 % menos que el año más elevado.  En cuanto a la calidad de los espectáculos fue variable y señalaremos: algunos grupos no eran adecuados para esta magna reunión; eso sí, el peso relativo del teatro fue adecuado, porque hubo años en que parecía ser el patito feo, cuando Sergio Vela daba mayor peso a la música (1992-2000).

 

Recuerdo que hace más de diez años los habitantes de Guanajuato pedían que se retirara el Festival porque era la “Cantina más grande del Mundo” y publiqué cifras sobre los principales municipios del país y el Estado de Guanajuato es el 7°, si al municipio le quitamos el FIC, quedaría en números rojos y desaparecería de los mapas turísticos. Por eso hemos dejado de escuchar estos reclamos, pues Querétaro, Aguascalientes, 1, 192, 234,000 es el PIB del Municipio. Son de 2005, pero el FIC tendrá un peso del 30 al 40% del mismo.

 

Así que tendremos Festival por largos años, además inventaron una figura jurídica para que no fuera totalmente estatal y pudiera recibir subsidios y apoyos, que hemos visto no han afectado el funcionamiento, si bien en ocasiones el cambio de personal ha reducido la calidad de los resultados, eficiencia y deben quitarse de la cabeza que es un festival del gobierno sino una entidad privada, ¿o no?. Ocupan estudiantes de servicio social que todavía no tienen la experiencia para encajar en un evento internacional, además de que algunos de las propuestas invitadas dejan mucho que desear.

 

Ahora hablemos a algunas actividades que vi, relativas a las Artes Escénicas:

 

“El Camino de los pasos peligrosos” 

 

Me pareció un capricho un tanto forzado, ya que deben estar en dos puntos elevados los tres actores y bajar por un talud, es un esfuerzo innecesario que hizo a algunos espectadores terminar viendo de pie el trabajo de Jalisco, dirigida por Luis Manuel Aguilar. Introducen un conejo vivo en escena, porque los animales ejercen un fuerte jalón de la mirada, por lo que siempre la gente hacia ¡Ah! Cuando podía haber caído desde dos metros, lo que no ocurrió, pero si dos años después le preguntamos a alguien de que trató, dirá subían y bajaban resbalándose y había un pequeño conejo. Esto fue en el Teatro Cervantes.

 

Un grupo Alemán y su personaje cibernético

 

Otro día acudí al Teatro Principal para ver “Tessa Blomstedt no se rinde” un trabajo alemán, que dirige Frank Castort, dice el programa de mano que siempre genera controversia, si, también ahora a algunos gustó menos. En lo personal hubo partes lentas, otras de un humor entendible más allá del idioma: vea usted, una mujer se mueve en las redes sociales, hace citas en línea para buscar manejar la soledad, usa varios nick names. Hay música culta y hit parade, textos virtuales. Hubo momentos en que nos reímos sinceramente, por el esfuerzo de los actores por hacer las caras y actitudes de la gente frente a sus móviles (ipods, celulares, tablets). Si se pudiera tropicalizar le recomiendo a las Reinas Chulas la vean, aunque quizá ya tienen algo con el mismo espíritu burlón que les caracteriza, subiría enormidades.

 

Artagreous, Alhóndiga de Granaditas.

 

Combinación de performance, concierto, danza, pinturas hechas en ese instante, todo interesante, aunque para algunos dan la impresión de fiesta de XV años, sin quinceañera. O de animación para la boda a la que en que nunca llegó la invitada principal. Arte o Show de las vegas, divertido, claro que sí. Las imágenes que las pintoras logran son John Lennon, Frank Sinatra, Raí Charles, Marlín Monroe, con estilo semejante al de Andy Carol o Pollo. Subieron a bailar al Rector de la Universidad y otros espectadores, en una rola de los Trolling Sones uno de ellos hasta azotó la guitarrita de plástico en el suelo.

Dice el programa: “Entrar al espectáculo de Artrageous es como meterse en una licuadora. La música, los bailes, la pintura, los cantos, los títeres, artes circenses (que yo no vi), todo se revuelve y gira alrededor del espectador, a la vez se forma una masa homogénea en la que el resultado es un sabor rico y novedoso. Resulta difícil definir la experiencia que provoca este colectivo de artistas con base en Nuevo México; su espectáculo comienza con música de rock y pop, pero poco a poco se van incorporando elementos dancísticos y pictóricos que, en vivo, producen figuras en lienzos gigantes al estilo de Jackson Pollock. Luces neón y colores chillantes se mueven en la oscuridad del teatro mientras el público participa desde su butaca.”

Si, estuvo agradable, pero no al nivel de un Festival Internacional, quizá pudieron hacer un esfuerzo por hacer pictóricamente un Quijote, un Sancho Panza y Rocinante: el efecto los hubiera llevado a la cumbre. Hubo una gran cantidad de juegos pirotécnicos para alargar la nostalgia por los veintitantos días de fiesta, en el que convivieron ciudadanos del mundo de todas las edades, con amor al arte.

Fue el gran cierre del Festival 2016.

 

Caminando por las calles de Guanajuato

 

Una de las actividades más satisfactorias de visitar esta bellísima ciudad de trazo urbano singular, es ir descubriendo a los personajes más extraños: actores (¿?) disfrazados de boxeador recitando versos forzadamente divertidos, personajes de los filmes de moda, Alicia en el País de las Maravillas, Robots, Adelitas, a todos les dan monedas. Cantantes de excelente calidad y otros que apenas están aprendiendo.

 

Estuvo CLETA 

 

El grupo que se niega a salir de donde se mete, porque en varios Festivales no les daban lugar y ellos finalmente se impusieron y siguen con su sabor revolucionario, humor del pueblo, obreros, campesino y oficinistas somos sus interlocutores, si, el pueblo.

Hubo cerveza en la calle, porque Modelo está introduciendo una modalidad sin alcohol, así que todo mundo traía su lata, seguro que un buen porcentaje era modelo normal disfrazada de la angelical chela. La cantidad de latas vacías era impresionante. ¿Alguien recibiría una lana para autorizar una promoción de esa gigantesca proporción? Nunca se sabrá.

Una bella violinista que entra al restorán a interpretar a Beethoven a cambio de unas monedas, mimos que andan buscando un rincón dónde acomodarse a ganar pequeñas propinas todos tienen algún talento. Antros para ir a bailar, calles que por la mañana huelen a cerveza o ron y con mangueras los bomberos lanzan agua cloratada.

 

Elena Poniatowska habló del Quijote

 

Otros dos ganadores del premio Cervantes no fueron (se reportaron enfermos), pero Elena Poniatowska si estuvo en el Teatro Juárez para hablar de “Locura e Idealismo” dijo que leyó por primera vez el Quijote en francés en su país, llegó a creer que se trataba de un santito.

Se identifica con Sancho cuando lo mantean, que Sancho dice a veces más disparates que sabiduría, pero con el tiempo su amo le dice que se va haciendo menos simple y más discreto. Ella, a lo largo de su trabajo, ha recogido frases y anécdotas que al releerlas le llegan a parecer disparates. Son 63 años de recoger palabras ajenas.

También señaló la escritora que “Los mexicanos tienen gran capacidad de crítica, pero… les falta acción, a la hora de las preguntas y respuestas un admirador le preguntó “Qué sugiere, para entrar en acción” y contestó “Me quiere convertir en una Adelita, no, la principal revolución es con uno mismo, lo primero es la educación”.

Varias veces quiso acercarse al terreno de la controversia política pero daba pasos atrás, ya que para muchos de los jóvenes presentes, el 68 no significa mucho, casi es una leyenda, no saben del contexto, quién estuvo y qué otro reseñó desde lejos; quienes lo vivieron ya peinan canas o abrillantan calvas y el Subcomandante Marcos pasó a ser otro mito equiparable a “El señor del costal”.

El peor enemigo de las letras es la televisión y ahora los aparatitos chingamusa (les dijo la Poniatowska), es una enfermedad la electrónica. La gente la quiere, es un icono que no podía faltar al Teatro Juárez y convivir con el Director del FIC, Jorge Volpi.

El siguiente Cervantino tendrá como invitados especiales a Francia y el Estado de México. El tema será Las Revoluciones. Veremos qué tanto elevan la calidad de propuestas invitadas.