TERAPIA, DE MARTÍN GINER, CON EL GRUPO ROMERO AL CUADRADO

Texto y foto por Ana Leticia Romo García

terapia_gal

Con una larga temporada (del 19 de mayo al 11 de junio), el grupo Romero al cuadrado presentó la obra Terapia, “comedia en tres sesiones y un diagnóstico” del dramaturgo argentino Martín Giner en el Foro Cultural al Trote. La obra trata sobre un psicoanalista quien se comunica con un colega a través de una grabadora, a quien le platica que tiene a su fallecida esposa con la que discute periódicamente, porque ella tiene “una profunda negación de su propia muerte”. También le platica al colega del caso extraño de un hombre que asiste a su consultorio con un grave caso de Edipo, pues llegó para concertar una cita para su madre, sólo que ésta es invisible.

Así, durante las sesiones, el psicólogo, quien cree ser dueño de la absoluta verdad (como todos los científicos), va indicándole al paciente lo torpe que es al creer que su madre invisible existe; sin embargo, la ingenuidad y honestidad del paciente hace que en realidad, la locura de doctor vaya observándose poco a poco al público, al grado de confundirse él mismo, tomando un medicamento del paciente que lo lleva a tener alucinaciones con las que la demencia obliga a la risa espontánea del público y a convencerse de lo que reiteradamente dice el Doctor:  “Los cuerdos no son los que no ven cosas… son los que las ven, como todo el mundo, pero se quedan callados”. Al final se rompe la ilusión pues efectivamente, entra una doctora al consultorio para darle el diagnóstico final al paciente que en realidad se cree doctor, pues no ha podido procesar la muerte de su esposa.

Simpática y genial comedia, llena de humor negro, que hace reflexionar sobre la cordura aparente en un mundo de locos.

La bien lograda puesta en escena se debió a la acertada dirección de Rafael Santacruz, y la excelente actuación de Carlos Romero como el Doctor, Reneé Rusbell como el paciente y Bettsi Neiré con la manipulación de títeres. En cuanto a la dramaturgia, Martín Giner ha resultado ser del gusto hidrocálido, pues ésta es la tercera obra que se monta de él en Aguascalientes, donde el público recordará el impacto que nos dejó la obra Disección, como Freak show. Enhorabuena por estos montajes de humor, reflexión y calidad.