TRES OBRAS, TRES PROPUESTAS EN ENTEPOLA

Texto y fotos por Julieta Orduña

entepola_july (1)

Con gran éxito se presentó la tercera edición del Encuentro de Teatro Popular Latinoamericano (Entepola) México-Aguascalientes. Gracias a la creatividad de David Musa, fundador de este festival en Chile, al apoyo de las autoridades del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura y a la solidaridad del Comité Voluntario formado por artistas y grupos, así como la suma de diversas instituciones culturales y educativas.

Fueron tres obras de diversos géneros y procedencia que en esta ocasión me tocó presenciar. La primera fue Negrinho, con la Compañía Manipuladora de Formas ETC ITAL de Brasil. Un cuento popular que narra la esclavitud que sufre el niño Negrinho. Lo interesante de esta puesta además del tema, es que se da una analogía con las hormigas, los titiriteros de una manera ágil se mueven por un gran campo donde se forma un camino hacia la libertad. No se percata diálogo alguno, solo se escuchan sonidos, música y la gracia de estas dos hormiguitas, una blanca y la otra negra, que juegan por todo su escenario hasta escuchar el ¡No, No! de la supresión y el racismo que imperaba en esas latitudes.

entepola_july (2)

La obra Mina, la rata que contamina, de la Compañía Fernando Wagner de Aguascalientes, es una puesta que lleva más de cien representaciones, fue premiada por A Escena como obra infantil y ha sido ovacionada en los lugares donde se presenta por su contenido ecológico y sarcástico, mensaje que le llega directo a los niños. Interviene una niña malcriada que vive con su abuelito y su mamá y que en su rebeldía hace maldades, como maltratar a las plantas, no ir a la escuela, ser grosera con su familia, en fin. Luego aparecen tres personajes muy peculiares: una rata y sus dos colaboradores, la mosca y la pulga. Esta obra es un tipo de comedia musical y esto hace que el ritmo sea ágil y entretenido para los infantes. El público de Entepola los recibió muy bien. Es importante comentar que esta escuela ya tiene más de quince años trabajando teatro para niños y teatro musical en nuestra ciudad.

entepola_july (3)

También me tocó ver Centéotl: Muerte y Renacimiento del árbol de maíz, del grupo Teatro Cuerpo Social del estado de Hidalgo, en el que hacen su aparición las danzas rituales de comunidades indígenas mexicanas. En este tipo de obras se da la controversia sobre si es o no teatro, algunos argumentan que no es algo dramatizado sino un ritual tal cual. Sin embargo, por los elementos utilizados como la iluminación y la música, se da ya una connotación de una puesta en escena. No existieron diálogos, solo un mensaje de denuncia sobre los problemas que se tienen en el campo, como la privatización del agua, contaminación de la tierra, deforestación, calentamiento global, todo envuelto en una ceremonia en la cual el público guarda silencio y respeto ante nuestras tradiciones indígenas. Un apoyo solidario hasta esas comunidades cada vez más alejadas de la masa social.