VIAJE DE TRES (FE EN LOS CHAMANES-CHARLATANES)

VIAJE DE TRES (FE EN LOS CHAMANES-CHARLATANES)

Por Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Fotografías de Ale Mostra

Viaje de tres_nac

Hay dos mitos que han afectado el quehacer teatral en la República Mexicana. El primero, sólo en la Ciudad de México se produce con calidad estética y se representan las mejores puestas en escena del país, lo cual no es cierto, si bien las condiciones son más favorables, en muchas regiones se están llevando a cabo propuestas dignas de toda loa. El segundo es que un montaje requiere de la parafernalia, una gran producción -escenografía, vestuario, iluminación, musicalización- lo cual tampoco es cierto, en muchas ocasiones el éxito está en la sencillez fundamentada en la imaginación de los creativos. Lo anterior queda demostrado por el Grupo Viajero de Guadalajara con el apoyo de la Secretaria de Cultura de Jalisco. En una breve temporada en la capital del país, el grupo presenta Viaje de tres, de Jorge Fábregas y dirección de Luis Manuel Aguilar “Mosco”.

La trama gira en torno a un hombre mayor quien decide realizar un largo y pesado viaje para ser recibido y atendido por un chaman -en realidad un charlatán- como su única y, tal vez, última alternativa para sanar de una enfermedad terminal. Lo acompañan su hijo (un pesimista e hipocondríaco), y su enfermera, una mujer madura, indecisa en sus sentimientos y, por lo mismo, necesitada de afecto. Si se tratara de una película en su primera parte sería lo conocido como Road movie, como se puede deducir del título de la obra.

Un padre y un hijo -casi como si fuera un juego del cual disfrutan a plenitud, una razón de ser de su vida-, en confrontación permanente sin importar cuál sea la razón, sin embargo, unidos por estrechos lazos filiales. Hay varias lecturas, uno de ellas desenmascarar a los charlatanes quienes aseguran sanan las enfermedades del cuerpo y, sobre todo, del espíritu. No cobran, “sólo” solicitan donativos, claro, sugieren la cantidad, y engatusan a cuanto ingenuo cae en sus manos. Cabe aclarar, de principio a fin, el texto está inmerso en el humor fino, blanco, la risa siempre está presente en los espectadores.

La dirección atinada, compenetrada con la intención del autor, explotar el humor, aprovecha al máximo las posibilidades y potencialidades actorales. Por escenografía, sólo un cuadrado en el escenario, valga la redundancia, cubierto con tierra y cuatro sillas, el resto, el peso del montaje queda en quienes caracterizan a los cuatro personajes, los ya citados y el chaman. El elenco lo conforman Jesús Hernández, Mauricio Cedeño, Lucía Cortes y Ollaff Herrera. Todos magníficos, dado que no los conozco, sólo el que asume el rol del chaman queda por debajo del trabajo de sus compañeros. Se les agradece cómo manejan el humor, la sencillez que se convierte en grandeza para atrapar al público y mantenerlo en continua carcajada. Bienvenidos a la Ciudad de México; ojalá actores con esta entrega vengan continuamente.

Viaje de tres se presenta en el Teatro Orientación hasta el 3 de julio: jueves y viernes a las 20:00 horas; sábados 19:00 y domingos 18:00 horas.

Viaje de tres2_nac