38 MUESTRA NACIONAL DE TEATRO: LEÓN, GUANAJUATO

Texto y fotos por Sandra Sánchez Pineda

Foto de Sylvia Ríos Casanova

mntsandra

¿Qué es una Muestra Nacional de Teatro? Es eso, una muestra de las teatralidades que están hoy en día en la escena teatral de todo el país. Ya antes acudí a una, aquella que tuvo lugar en Aguascalientes hace dos años, y que fue la número 36, y este añp tuve la oportunidad de viajar a León, Guanajuato, a la edición 38 de esta muestra que para mí fue muy enriquecedora e ilustrativa, y en la que tuve la oportunidad de apreciar cinco obras: Sie7e, Trans, El inspector, Uma de papel y Los delirantes, cada una con diferente temática, pero con un mensaje que traspasa la piel y el alma, y se queda en tus ojos cuando te acuerdas de ellas.

Sie7e, que trata la problemática de los niños de la calle, con un texto crudo pero a la vez muy entendible para los jovencitos. Gran manejo corporal de los actores, y una iluminación que daba el ritmo a la acción, pero una mala dicción de los jóvenes actores, ya que no alcancé a apreciar buena parte de los diálogos.

Trans es, tal vez, una de las mejores obras que del género he presenciado, buen manejo de la información con datos actuales acerca del acontecer de las personas transgénero, excelente uso del multimedia como recurso para mostrar testimonios y situaciones de discriminación de este grupo, amén de las actuaciones tan intensas de parte de las dos actrices que nos van envolviendo en una reflexión, en un grito de desesperación y de un levantamiento de la voz por pugnar por el derecho a ser quien se decide ser, porque si uno no es quien en esencia es, ¿quién es uno?

El inspector, una obra dirigida por el connotado director David Olguín, que en tono satírico nos muestra la pérdida de valores y la corrupción que invade y envilece a la gente, un mal que recorre cualquier nación y que hoy tiene tanta vigencia como en el tiempo en que fue escrita por Nikolái Gógol, en 1836. Las actuaciones, bien, sin que a mi juicio se distinguiera alguien en particular, y algo cansada después del intermedio, muy posiblemente por el tono de voz de los actores.

Uma de papel, una puesta infantil que en verdad logró conectar con las emociones de los pequeñitos y también con los grandes; entrañable obra que tiene como protagonista a Uma, una niña que muestra su sentir hacia lo que vive y le rodea. Un trabajo que tiene sus bases en la pedagogía y en la creatividad de sus integrantes. ¡Emotivo trabajo muy recomendable para niños y aquellos que aún lo somos!

Los delirantes es una obra con temática homosexual, mediante la cual se cuenta la historia de discriminación y persecución que sufren los personajes en tres épocas diferentes. Interesante tratamiento el pasar de una época a otra, sin embargo, debes mantenerte muy atento porque los cambios de tiempo son tan sutiles que en un momento ya estamos oyendo la voz de otro personaje que está en otro contexto y en una época distinta.

Esas fueron las obras que vi. Cinco montajes, cinco obras que me dejan interesantes reflexiones.

Algo que para mí es importante comentar es que la muestra también te da la oportunidad de conocer a importantes personajes de la escena en México. Esta vez tuve la oportunidad de conocer en la fila para ver una de las obras a dos importantes personajes del quehacer teatral nacional: Boris Schoeman, director, actor, traductor y maestro de teatro, de nacionalidad francesa, naturalizado mexicano, y al dramaturgo, actor e investigador teatral, Mario Moncada. También tuve la suerte de ver y poder solicitarle una entrevista para A Escena al primer actor, con una trayectoria de 50 años, Tito Vasconcelos.

¡Por dos días, 25 y 26 de noviembre, viví y respiré Teatro!