AD LIBITUM

Por Lydia Montalvo

Fotografía: Ignacio Rosendo  

 

Ad LIBITUM

Los asistentes a la presentación del libro Ad LibituM, que se llevó a cabo el pasado 25 de mayo en el Museo Espacio, vimos una singular experiencia que sublimó nuestros sentidos y despertó profundas emociones a través de la declamación, la música y el canto.

 

La autora Marizela Ríos Toledo, de raíces oaxaqueñas, nos transportó hasta Cuba con su  “son. va     son. va   son…”, evocando también a nuestra tierra, a nuestra gente; al ritmo de la voz cantante de Martha Isabel y la melodiosa guitarra a cargo de Humberto Adam, viajamos en el laberinto finito del ser, y en especial, del ser mujer, la autora juchiteca con su peculiar sabor nos describe:

 

¡Mujeres!   ¡Mujeres!

 Anónimas excéntricas,

 Divas transitorias,

 Altar o infierno donde crujen

                                      ¡los muslos!

                                                        ¡los senos!

                                                                           ¡los cabellos!

 

Las onomatopeyas brincaron, saltaron, juguetearon al bamboleo del metrónomo

 

Alma                                        MECÁNICA

Zum                               zum

Danza

PAUSA                             EL PÉNDULO

Tac              tac               tac

Acá              allá

 

Ad LibituM nos cautivó escuchando, vibrando, acariciando la naturaleza, la humanidad, la ciudad, el campo, la pobreza y la riqueza, todos ellos fundidos en los ruidos, en los silencios, en sensaciones y emociones que efímeramente se instalaron a través de la palabra, la música y el canto en nuestro complejo ser.

 

Ad Libitum concluyó: “porque los sueños son como los globos… persistimos”. Los asistentes persistimos, persistimos en el arte, en la necedad de revivir, de recordar, de rememorar y volver a sentir con todo nuestro ser la palabra convertida en poesía para el alma.

Visitado 1 veces, 1 hoy.

Moderador AE

Webmaster de AEscena

También te podría gustar...