ALGO DE POESÍA

Por Ignacio Velázquez

Henri Michaux

Henri Michaux

El poeta y pintor francés Henri Michaux (1899–1984) influyó de manera determinante en la estética y el pensamiento de los poetas y artistas de nuestro tiempo. Desde sus primeros escritos en 1922 hasta sus grandes libros en los que aborda sus experiencias con las drogas entre 1956 y 1966, o en los últimos de tono más sosegado, su escritura se despliega en un torbellino de folletos y libros de artista, signo -si no síntoma- de la dispersión y fragmentación desesperadas que constituyeron su ritmo propio. Su estatura literaria nunca se vio disminuida por su carácter secreto, que acrecentó el enigma de su personalidad. Su correspondencia inédita, Donc c’est non (Así que no), con figuras intelectuales como el escritor Jean Paulhan o los editores Gaston y Claude Gallimard, y Jean–Jacques Pauvert, muestra su escritura implacable y exasperada, que se negaba a todo compromiso o complacencia.

Mi vida

Te vas sin mí, vida mía.

Ruedas.

Y yo todavía espero dar un paso.

Llevas la batalla hacia otra parte.

Me abandonas así.

Nunca te he seguido.

No veo claramente tus ofertas.

Lo poco que quiero, nunca lo traes.

A causa de esa falta, anhelo tanto.

Tantas cosas, casi el infinito…

A causa de ese poco que falta, que nunca traes.

 

Vejez
¡Noches! ¡Noches! ¡Cuántas noches para una sola mañana!
¡Islitas dispersas, cuerpos de fundición, costras!
¡Miles de nosotros se acuestan en la cama, fatal desenfreno!
Vejez, veladora, recuerdos: arena de la
melancolía.
¡Aparejos inútiles, lento desmontarse!
¡Así que ya nos echan!
¡A empujones! ¡Salir a empujones!
Plomo del descenso, con niebla a la espalda…
Y la pálida estela de no haber podido Saber

La muchacha de Budapest
Tomé sitio en la niebla tibia de un aliento de muchacha.
Me fui, no dejé mi sitio.
Sus brazos no pesan nada. Se los encuentra como el agua.

Lo marchito se esfuma en su presencia. Solo sus ojos quedan.
Largas y hermosas yerbas, flores largas y hermosas crecían en nuestro campo.
Obstáculo tan leve en mi pecho, cómo te apoyas ahora.
Te apoyas tanto, ahora que ya no estás.

 

Fuente 1; http://el-placard.blogspot.mx/2010/10/poemas-de-henri-michaux.html

Fuente 2; http://elfuegoylafabula.blogspot.mx/2012/02/poemas-de-henri-michaux.html

Fuente 3; http://sclaberinto.blogspot.mx/p/lectores-no-publicos.html