BIANCO SU BIANCO (UNIVERSO LUMÍNICO)

Texto por Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Imágenes de Adriana Hernández y Roma Antigua

 

Bianco1

La luz es un protagonista del teatro, puede ser elemental o de lo más complejo. Cuando es protagonista, es un atractivo visual, plástico, permite crear la atmósfera, no solo física, dar vida a emociones, sentimientos… Esto último aconteció en Bianco su bianco, escrita y dirigida por un artífice del quehacer teatral mundial: Daniele Finzi Pasca. En México, su propuesta más conocida y reconocida es Ícaro, un sueño que lleva a un individuo a “volar”, ¡su imaginación está más allá de la realidad! La producción que hoy nos ocupa representó a Suiza en el marco del Quinto Encuentro Internacional de Clown, con varias sedes en la Ciudad de México, y fue seleccionada para la inauguración.

Bianco su bianco, en palabras de Adair Rodríguez es “un espectáculo poético-lumínico con reminiscencias circenses, repleto de significados que encuentran su razón de ser en el alma. Desde mi perspectiva, consiste en el gozo de un universo lumínico que engalana un poema de texto, una historia surrealista, conmovedora, apasionante, envuelta en lo onírico, en el más estricto sentido del vocablo. Cito: “Un espectáculo donde la estética de la compañía se mide con el vértigo de la simpleza, una simpleza que en este caso estará cargada de pequeñas emociones”. (Programa de mano). A fuerza de insistir, el aspecto lumínico es parte de lo emocional, cautiva, aprehende la atención; para bien o para mal -en ciertas escenas- realza el texto, en otras éste sucumbe ante la fantasía de decenas de bombillas, múltiples estrellas frente a un público deslumbrado.

Bianco2

Helena Bittencourt (brasileña) y Goos Meeuwsen (holandés) protagonizan el poema dramatúrgico, una excelente combinación de teatro y clown, de oralidad narrativa y circo (acrobacia y malabarismo). Contada la historia por una actriz y un técnico respaldándola con el propósito de crear imágenes que apoyan lo filosófico de la creatividad de Daniele. Malabares con sombreros, máscaras (hipopótamo y cerdo), coreografías, las extremidades inferiores interpretan música; el telón negro al fondo se abre, da paso a un ciclorama violeta y posteriormente blanco; guitarra tocada en vivo y un largo etcétera. Una historia conmovedora, relaciones humanas y lo que conllevan; la enfermedad como un peligro real para destruir la felicidad; una mujer ante la muerte, el desenlace… un público más que atrapado, impresionado ante el mundo ficticio hecho realidad, claro, teatralmente hablando. A ambos intérpretes se les reconoce y admira su esfuerzo para transmitir en español la larga anécdota, principalmente a Helena; Goos, un polifacético, multidisciplinario y, tanto o más importante, su alegría palpable en todo momento, no es fácil hacer “tonterías” en forma inteligente.

El Quinto Encuentro Internacional de Clow inició con el pie derecho, la alegría y la hilaridad serán un bocado suculento para los amantes del género. Además se han programado clases magistrales y talleres que se llevarán a cabo en el Centro Cultural Helénico de la Ciudad de México. Otras sedes son: Centro Nacional de las Artes, Foro Milpa Alta y Anglo Arts Centre. Para conocer fechas y horarios consultar por Internet sus respectivas carteleras.