DANZA EN ESTE VERANO

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

 

Del abismo al vacío, memorias de una fatalidad (Trazo continuo)

danza_trazos

Dentro del programa Noches de museo, el MECA (Museo Espacio) invitó el pasado miércoles 16 de agosto a la presentación del grupo Trazo continuo con el montaje Del abismo al vacío con coreografía de Efraín de la Rosa.

La danza moderna se caracteriza por utilizar novedades incluyendo expresión facial, voces, aunado a escenografías mínimalistas y coreografías estéticas que expresen el sentir actual del hombre en un mundo tecnificado sin que por eso se libere de la soledad, aun cuando se viva en grandes urbes llenas de personas indiferentes.

Con un título tan sugestivo, el grupo intentó con su montaje (interpretación de una servidora), expresar la desesperación humana de ser aceptado para liberarse de sí mismo. En un primer cuadro, la sorpresa fue ver danzar sin música, así como presenciar espasmos denotando la enfermedad humana del estrés que nos rodea y la intolerancia de los demás; en los dos cuadros siguientes los movimientos daban a entender la necesidad de pertenencia y el dolor del rechazo, ese que hace sentirse como lanzado a un abismo, al vacío, a la nada. En el último cuadro los bailarines ocultan el rostro para seguir indiferentes hacia la otredad. Al terminar, la directora del grupo invitó al público a retroalimentar, aunque sin éxito.

En mi humilde opinión, el Museo Espacio carece de un foro adecuado para estos eventos, ya que solamente la primera fila puede apreciar los montajes, que desde las siguientes filas, es imposible hacerlo. Pero aun así, hubo bastante público, lo que indica que ya existe un público cautivo para las noches de museos.

La la dance (Ada studio)

danza_lala

El verano llega con las vacaciones escolares y cuando se abren por toda la ciudad los famosos cursos de verano. Algunos de ellos dedican ese tiempo a las artes, como el caso de Ada studio, que en un curso intensivo, logró montar un festival donde las pequeñitas y las adolescentes que participaron, pudieron mostrar lo aprendido.

El montaje constó de números de telas, ballet, contemporáneo y jazz. Por supuesto que el teatro se llenó de amorosos padres el pasado viernes 11, y fue muy grato ver a maestras preocupadas por sembrar en las pequeñas, el gusto por el baile.