DOS HERIDAS, MEMORIAS DE UN EXILIO FORZADO

Texto y fotografías de Eugenia Galeano Inclán

Ahora que está tan en boga el tema de la migración, es oportuno tratar de entender la forma en que viven estas personas y, sobre todo, conocer lo que sienten. Existen instituciones y personas que se aprovechan de ellos, los humillan o los matan. Debe ser terrible no poder estar en paz, aun cuando no molesten a nadie y se esfuercen por trabajar y ganar honradamente su dinero con la ilusión de brindar a su familia una vida mejor.

P1130106El teatro refleja la vida y, por tanto, no puede abstraerse de tocar todo tipo de temas, incluyendo aquellos que nos preocupan. Ramón Perea Rubio nació en Guasave, Sinaloa, y ha dedicado la mayor parte de su vida a la escena, desempeñándose como dramaturgo, titiritero y director. En la Universidad Autónoma de Sinaloa tiene el cargo de Coordinador Estatal del Programa Preven Arte. A lo largo de su trayectoria, de más de dos décadas, ha publicado tres libros, ha participado en múltiples montajes que engloban casi 40 obras de teatro de títeres y mimodramas para pantomima. Sus creaciones escénicas y su labor como titiritero se encuentran diversificadas en teatro para adultos, teatro juvenil, teatro guiñol, dramaturgia temática y espectáculos poéticos.

Los personajes de la obra de Ramón Perea Rubio representan a seres humanos con virtudes y defectos, aspiraciones, miedos e infortunios. Dos heridas es de su autoría. Se trata de un texto de buena estructura que capta y mantiene el interés del espectador de principio a fin. El relato gira en torno a la migración, el desplazamiento y la desaparición forzada.

Argelia y Esperanza se conocen y se identifican. Más adelante, en cierto momento, una de ellas dice a la otra: “cuando vi tus ojos, me vi a mí misma“. Provienen de diversos lugares, pero el sufrimiento las hermana. Argelia García es viuda y Esteban es su hijo, un chico responsable y trabajador que se levantaba de madrugada para ir a descargar verduras. Viven en La Vainilla, Sinaloa, cerca de la sierra de Chihuahua. Lamentablemente, Esteban engrosa la lista de las víctimas de desaparición forzada.

P1130128Por su parte, Esperanza vino en tren desde Guatemala. Le cuenta a Argelia el por qué decidió salir de su país: “Trinqueros y narcos siguen desplazando a la gente“. El temor hace que la gente prefiera dormir a la intemperie, en pleno campo, que resguardarse en casa. Lo peor es que si allá tenía miedo, el viaje en tren fue de terror. Argelia le asegura que espera poder encontrar a su hijo con vida. Surge una firme amistad. Ambas deciden ayudarse la una a la otra. Hacen planes de trabajar juntas y de encontrar un nuevo lugar, donde no se les discrimine tanto para poder salir adelante con base en su trabajo.

La labor de dirección por parte de Elfye Bautista es extraordinaria. Elfye traduce el texto a lenguaje teatral en forma precisa. Su trazo escénico está diseñado con talento. Aprovecha el espacio a fondo para crear diversos lugares y tiempos en forma alterna. Utiliza todos los elementos a su alcance, integra la iluminación y la sonoridad a la representación. Mediante expresiones, corporalidad e inflexiones de voz, su elenco encarna el sufrir de los personajes, a fin de que el espectador aunque sea ajeno a los sucesos, se sienta involucrado. La acción es constante y el ritmo apropiado.

Las dos protagonistas ofrecen una labor histriónica, corporal y vocal de gran calidad.  Lucía Zapien da vida a Argelia y Patricia Collazo a Esperanza.

El resto del equipo creativo está integrado por: Adriana Serrano en diseño de vestuario; María María en diseño de iluminación y escenografía; Cony Vargas en producción, creatividad y búsqueda; Roberto Eslava en voz en off; Fabiola Morín en asistencia de dirección; Soy lo que Doy, creatividad y búsqueda en difusión, y Manuel Carreón en fotografía. El jefe de foro es José Antonio López Hernández y el técnico, Celso Martínez Flores.

Dos heridas es un proyecto de teatro independiente y se presenta en El Teatro El Milagro, gracias al apoyo que para este tipo de proyectos les brinda el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Programa México en Escena.

P1130135Acompaña a estas dos mujeres que por azares del destino están en encrucijadas difíciles de sortear. Siempre es bueno salir de la zona de confort y ver a los migrantes en su justa dimensión, personas buenas que se esfuerzan por labrarse un futuro y que no lo logran a causa de la violencia y/o discriminación. Recordemos que todo ser humano tiene derecho a vivir en un mundo libre de injusticias y miedos. Un gran trabajo escénico que retrata el sufrir de Argelia y Esperanza, igual al de muchísimas otras que se han visto precisadas a autoexiliarse. ¡No te la pierdas!

Dos heridas, Memorias de un exilio forzado se presenta los miércoles a las 18:00 horas en el Nuevo espacio del Teatro El Milagro, ubicado en la calle de Milán número 24, colonia Juárez, Ciudad de México. La temporada concluye el miércoles 29 de marzo de 2017.