¿DUERMEN LOS PECES?

Texto y fotos por  Eugenia Galeano Inclán

 

P1120993

Parte de la vida es el aprendizaje.  Desde que nacen toca a los niños aprender nuevas cosas.  Al principio, se ocupan de conocer a su madre y a su padre, así como a quienes los rodean.  Luego aprenden a comer y a expresar sus necesidades, sea mediante el llanto o a través de actitudes.  Una vez que comienzan a hablar, poco a poco irán conociendo palabras nuevas, construcción de frases, conjugación de verbos.  Conforme crecen, su natural curiosidad hace que comiencen a preguntar todo aquello que les intriga.  Nuestros abuelitos dirían que entran a la etapa de los ¿por qué?

 

Aun cuando por momentos puede resultar tedioso, los padres deben despejar las dudas de sus hijos con la mayor claridad posible.  Claro está que ninguna persona sabe todas las respuestas, pero, si es necesario, hay que investigar, para no defraudar a los pequeñines.  Las preguntas de ellos son muy distintas a las que nos hacemos los adultos, las cuales podrían ser:  ¿cómo pagaré la renta de este mes?, ¿qué ajustes requiere el presupuesto del hogar?,  ¿adónde debo acudir para realizar este trámite?,  ¿qué gastos puedo deducir de impuestos? y cosas por el estilo, sin embargo, las de los niños van ligadas estrechamente a su búsqueda de conocimiento.  Son seres inteligentes y cuando preguntan algo es porque realmente anhelan obtener una respuesta.

 

Jens Raschke nacido en 1970v es un dramaturgo alemán que ha trabajado en importantes instituciones como el Schauspielhaus Kiel, el Theater am Neumarkt en Zürich, Suiza, la Universidad Folkwang en Essen y ha sido integrante del consejo directivo del Festival Internacional de Monodrama de Thespis en Kiel, desde 2007, colabora como escritor, dramaturgo y director en el Theater im Werftpark y para las áreas de teatro infantil y juvenil del Teatro Kiel.  Entre los diversos galardones recibidos durante su trayectoria, su obra “Schlafen Fische?” estuvo nominada para el Premio Alemán de Teatro para Niños y obtuvo el Premio Mülheim para mejor obra de teatro para niños.  La traducción de “Schlafen Fische?” es ¿DUERMEN LOS PECES?, en la que Jens Raschke capta en forma muy sensible la importancia de las preguntas infantiles.

 

Mediante un texto bien estructurado, el autor crea un monólogo donde Jette una linda niña muy ingenua, algo traviesa y ávida de conocimiento compartirá sus pensamientos más íntimos.  Lo más importante en la vida de Jette son sus padres y su hermanito Emilio de 6 años.  Jette es amorosa, vivaracha, le gusta la pintura, mirar al cielo, los animalitos y jugar.  Además, está comenzando a ver en forma distinta a los niños y hasta los trata con cierta coquetería.  Justo acaba de cumplir 10 años, su padre le ha explicado que esa edad ya está formada por “dos dígitos”, lo cual la hace sentir mucho más formal que cuando tenía 9.

 

Por supuesto, Jette hace muchas preguntas a sus padres.  En una ocasión en que les preguntó ¿DUERMEN LOS PECES?, ellos eludieron la respuesta  No supieron e, al igual que todos los seres vivos, los peces necesitan descansar.  Aun cuando se pudiera pensar que no duermen porque carecen de párpados, la verdad es que poseen una fina membrana que cubre sus ojos para impedir que la luz perturbe su reposo. Sin embargo, esta es sólo una de las numerosas cosas que inquietan a Jette. Tampoco ha obtenido respuesta para:  “¿A los gusanos les da gripa?” o “¿por qué el sol está tan caliente?“.

 

 

Lamentablemente, el pequeño Emilio enferma gravemente.  Le preocupa que su hermanito esté enfermo, que ya no juegue, que no le haga caso.  Aunque no quisiera ni pensarlo, sabe que podría morir.  Entonces, las preguntas de Jette se vuelven mucho más trascendentales:  “¿qué nos pasa cuando estamos muertos?“,  “¿estar muerto es como estar dormido?“.  Los papás de Jette la ayudarán a comprender que la muerte es una transición que está ligada a la vida.

P1130043

La dirección corre a cargo de Arcelia Guerrero, quien realiza una labor impecable.  Trazo escénico bien diseñado, buen aprovechamiento del espacio, acción constante, coreografía acorde a movimientos infantiles y ritmo preciso.

 

La labor histriónica y corporal de Adriana Reséndiz es sobresaliente.  En forma muy convincente hace que el público vea a una nena llena de dulzura que sabe disfrutar de la vida.  Esta es una muestra más de que Adriana es una actriz polifacética con capacidad suficiente para interpretar cualquier personaje.  Cabe señalar que, para ¿DUERMEN LOS PECES?, Adriana tomó clases de acordeón, instrumento que antes no sabía tocar.

 

El resto del equipo creativo está integrado por:  Patricia Gutiérrez Arriaga en iluminación y escenografía,  Gustavo Rangel en música original,  Claudia Cervantes en asesoría gestual y corporal,  Edwin Salas en asesoría de animación de objeto,  Alejandra Guinea en asistencia de dirección,   y  Cristina Orozco en diseño de imagen.  Todos ellos aportan su talento para hacer de ¿DUERMEN LOS PECES? un concepto integral bien logrado.

 

El productor ejecutivo es Ray Nolasco   y  el productor asociado es Víctor Carpinteiro.

 

La producción es de El Círculo Teatral  y  Teatro ReNo.

 

A pesar de que ¿DUERMEN LOS PECES? versa sobre la muerte, nos hace ver lo maravilloso que es vivir.  Acompaña a Jette a enfrentar el difícil trance que atraviesa.  Te aseguro que no sólo te resultará encantadora y reirás con ella, sino que te conmoverá y abrirá tu mente a nuevas perspectivas sobre la vida y la muerte.  Además, te sorprenderá el tamaño del programa de mano.

 

 

¿DUERMEN LOS PECES?

se presenta los domingos a las 13:00 horas en

EL CÍRCULO TEATRAL

ubicado en la calle Veracruz número 107 –muy cerca del Parque España–,

colonia Condesa, Ciudad de México.

El costo de entrada general es de $150.00.  Para niños, estudiantes con credencial y afiliados al INAPAN el costo es de $100.00