EL HOMBRE SIN ADJETIVOS

Texto de Naomi Sotelo Dimas

Fotografía de Alejandra Cao

 

el hombre

¿Cómo delimitamos la locura?, ¿qué divide a los locos de los cuerdos? El grupo Sino Teatro nos invita a plantearnos estas preguntas por medio de la obra El hombre sin adjetivos, una tragicomedia de Mario Cantú, presentada todos los jueves de noviembre en el Foro Cultural La Saturnina, ubicado en el centro de la ciudad.

Bajo la dirección de Nancy Trujillo, se presenta la historia de Diana, Isaac y Millán, tres extravagantes e irreverentes compañeros, que con sus padecimientos casi hipocondriacos, sus frustraciones extrañas, traumas de la infancia y peculiares opiniones sobre temas como la muerte, el amor y la locura, generan una comedia ácida que cuestiona estos temas y cómo son llevados en su vida diaria (y en la nuestra).

“La locura es una cuestión de consenso” abre el personaje de Millán, en una especie de stand up, donde reflexiona sobre el poder de los políticos, de los religiosos; ¿y si estuvieran locos? La locura puede provocar muchas preguntas muy interesantes. Después de este pequeño monólogo nos introducimos en la vida de sus tres protagonistas y la extraña relación que llevan entre ellos.

A raíz de un accidente provocado por Millán, los tres se embarcan en un viaje a un funeral, y en el camino ocurren varias eventualidades y situaciones desafortunadas e incómodas que generarán tensión, confusión y confesiones entre ellos. Con diálogos muy ágiles, que de primer momento parecieran carentes de sentido, pero que van unificando los mundos internos de cada uno de los protagonistas, la historia finaliza con un giro bastante inesperado. También destaca la participación de tres actrices para el personaje de Diana, así como la iluminación y el manejo del espacio, pues hay varios momentos donde los actores bajaron del escenario.

La Saturnina, ubicado en Carranza 110, centro, es la sede de esta puesta en escena, que se presenta todos los jueves del mes de noviembre, a las 9:30 de la noche.