EN EL CABARET DE JORGE ARENAS

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

en el cabaret

Nada es lo que parece… así inicia la obra En el cabaret, bajo la dirección de Jorge Arenas. Un escritor dicharachero (poeta) sentado en una mesa de un cabaret platica con las meseras Salsera y Gladys, las cita para una noche apasionada y bebe con el dueño del bar, Vicente, un chico que en las noches se viste de mujer y canta bajo el nombre de Liza. En el bar contratan a una nueva cocinera, Lucía, quien además de guisar exquisitamente, canta cuando nadie la ve. Vicente se enamora de ella pero Lucía desconfía de todos y de todo. El poeta imagina de alguna forma que Lucía oculta algo y se sugestiona de que esta quiere matar a Vicente.

Mientras todo esto sucede, entre tantas pláticas y canciones, surge el nombre de Cavitli, un buscador de estrellas, el sueño de Liza es llegar a los grandes teatros. En una actuación, una noche, Lucía ve vestido a Vicente de Liza y huye, Vicente con tal de retenerla, le pide (como muestra de amor) que sea ella quien actué, pero ese día, precisamente, es el día que asiste Cavitli, según le informan a Gladys. Lucía actúa y le confiesa a Vicente que ahora que sí confía en él le dirá que ella es Cavitli: El poeta actúa como narrador durante toda la obra y en esta escena se va dejando una hoja en la mesa. Salen a escena Lucía, Gladys y la Salsera. Gladys encuentra la hoja en la mesa y les dice a sus compañeras que ese loco poeta otra vez hizo un cuento con ellas de personajes.

La obra se desarrolló algo lenta y, aunque los jóvenes actores hicieron su mejor esfuerzo, aun se les nota novatos y poco creíbles (menos el maestro Arenas, quien ya lleva muchos años en el escenario). En cuanto a los números de canto, definitivamente los actores requieren mayor entrenamiento pues desafinan y se bajan hasta dos tonos acorde con las pistas.