ENEMIGO DEL PUEBLO

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

P1170225

El poeta y dramaturgo Henrik Johan Ibsen (1828-1906) es uno de los autores más destacados del mundo y, por supuesto, el más importante de su país natal, Noruega.   Se considera que es de los que más han influido en la dramaturgia moderna como precursor del drama realista moderno y precedente del teatro simbólico. A través de su obra, Ibsen convoca a la reflexión sobre problemas individuales, políticos, sociales y económicos. En algún momento, los conservadores llegaron a calificar sus textos de escandalosos, por su forma de abordar sin tapujos temas delicados. Lo paradójico es que con el tiempo se convirtió en uno de los autores más representados. Entre sus obras más conocidas se encuentran: Peer Gynt, Las columnas de la sociedad, Casa de muñecas, Espectros, La dama del mar, Hedda Gabler y Un enemigo del pueblo.

Ahora, la Compañía Nacional de Teatro (CNT) lleva a escena una adaptación de Enemigo del pueblo originalmente escrita por Ibsen y estrenada en Oslo Noruega en 1883. En los artículos promocionales de la CNT aparecen los siguientes cuestionamientos: “¿Es posible que una pregunta tenga dos respuestas aparentemente éticas, pero contradictorias? ¿Es aceptable el concepto de ética excluyente? ¿Estamos a la altura de las utopías que fantaseamos?”.

En Enemigo del pueblo se abordan conceptos como democracia, responsabilidad social, ética, corrupción, enriquecimiento, familia, poder, intereses públicos y privados, opinión pública y la forma en que ésta puede manipularse. El relato de Ibsen es atemporal, podría ocurrir en cualquier época, así como en cualquier lugar.

P1170250

La trama versa sobre lo que provoca en un pequeño pueblo la construcción de un balneario. Los habitantes están felices y aprovechan sus tiempos libres para ir allí y nadar. Con la nueva atracción, llega mucho turismo y esto beneficia la economía de muchos. Sin embargo, el doctor Luis Stockmann se da cuenta de que el agua del balneario está contaminada. Tras mandar a hacer varios estudios que confirman su descubrimiento, está dispuesto a pedir que cierren el balneario. Por supuesto, sabe que le será difícil cumplir su propósito. Comienzan los conflictos. Dentro de casa, su esposa le da la espalda y su hija se muestra indecisa a respaldarlo. En tanto que su mujer llega a decirle “eres una caricatura decadente”, el doctor Stockmann está convencido de que “en el mundo hay más mezquindad que sensatez”. Muchos intereses saldrán dañados y lo peor es que habrá de enfrentarse con su propio hermano que es el Alcalde, quien no sólo es de los principales promotores del balneario sino que se ha beneficiado en lo económico y en cuanto a popularidad. ¿Estará consciente el doctor Stockmann de que con su actitud podrían calificarlo de Enemigo del pueblo?

El encargado de la adaptación y el montaje es el exitoso actor, dramaturgo y director David Gaitán. Como todos los jóvenes actuales, David nació en un mundo donde la tecnología ocupa un lugar primordial y está acostumbrado a que en forma simultánea se abran distintas ventanas para tener múltiples dimensiones. Es probable que por esto, David tenga la característica de hacer que sus puestas en escena sean vistas por el espectador desde numerosas perspectivas.

En la adaptación de Enemigo del pueblo de Ibsen, David mantiene la esencia del relato y también la época. Si la hubiera modernizado, en lugar del periódico local hubiera habido redes sociales. Comprime el número de los integrantes del elenco de diez a seis, cambia algunos nombres, modifica el carácter de los personajes, por ejemplo, en la obra original, el doctor Stockmann es un hombre bonachón y simpático, mientras que ahora es violento, antisocial y algo misógino. Además de captar el interés del público de principio a fin, David dota de la apropiada relevancia a la postura de cada individuo y propicia la interacción del espectador de manera lúdica, ya que algunos de los asistentes a las funciones podrán tomar partido a favor o en contra del doctor Stockmann mediante pistolas de burbujas.

La labor de dirección por parte de David Gaitán es extraordinaria. Su trazo escénico es fluido, dinámico y variado. Explora conceptos visuales y nuevos lenguajes, como la coreografía que referencia a los tres monos sabios o místicos de no veo, no escucho, no hablo, a fin de representar la apatía y pasividad del pueblo. El ritmo es preciso.

Las interpretaciones están a cargo de: Luis Rábago (doctor Luis Stockmann), Amanda Schmelz (Amanda Stockmann, esposa del doctor), Antonio Rojas (Pedro Stockmann, el Alcalde), Juan Carlos Remolina (Aslaksen, editor del periódico local), Astrid Romo (Petra Stockmann, hija del doctor) y David Calderón (Hovstad, empleado del periódico). Todos ellos hacen gala de la amplia solvencia histriónica y corporal que requieren los beneficiarios del Programa de la Compañía Nacional de Teatro del FONCA. Siempre es grato ver actores que abracen cálidamente a sus personajes y que se desenvuelvan tan bien en escena. En este montaje destaca en forma particular Luis Rábago por la muy variada gama de emociones que infunde en el doctor Stockmann.

La escenografía e iluminación está a cargo del maestro Alejandro Luna, quien logra un trabajo espléndido en ambos rubros. Su iluminación es distribuida y matizada en forma idónea. Para el entorno, utiliza cicloramas impresos con mapas antiguos y una vetusta imprenta, además de colocar estratégicamente ojos de buey, de los cuales -el principal- ubicado en la parte superior, llama poderosamente la atención cual si nos ofreciera una mirada hacia el infinito.

P1170270

El resto del equipo creativo está conformado por: Mario Marín del Río en diseño de vestuario, Rodrigo Espinosa en diseño sonoro y Maricela Estrada en diseño de maquillaje y peinados. Acertada labor por parte de cada uno.

A ti te toca decidir si el doctor Stockmann es o no Enemigo del pueblo. Mientras tomas tu decisión, verás un espectacular montaje, donde cada personaje habrá de dar su opinión sobre temas de interés general, como la democracia, la política, la ética. Excelentes actuaciones plenas de matices. Tanto en lo creativo como en la escena podrás apreciar la fusión que logran distintas generaciones cuando se tiene talento, dedicación y compromiso. Además, la CNT hace que este proyecto sea accesible a todo bolsillo. ¡No te la pierdas!

Enemigo del pueblo se presenta miércoles, jueves y viernes a las 20:00, sábados a las 19:00, y domingos a las 18:00 horas en el Teatro de las Artes, dentro del Centro Nacional de las Artes, ubicado en Río Churubusco, número 79, esquina con Calzada de Tlalpan, colonia Country Club -cerca de la Estación General Anaya del Metro-, Ciudad de México. De miércoles a viernes, la localidad tiene un costo de $30.00. Sábados y domingos, de $100.00 pesos. La temporada concluye el domingo 1° de octubre de 2017.

AVISO: Con motivo de las fiestas patrias, no habrá función los días 15 y 16 de septiembre de 2017.