EXPOSICIÓN Y MÚSICA

Texto y fotografías por Ana Leticia Romo G.

 CRISÁLIDA EXPOSICIÓN DE ELIZABETH POSADA ÁVILA

Elizabeth Posada es una excelente creadora que está exhibiendo una hermosa colección plástica, donde evidencia su talento lleno de dinamismo, color, intensidad y pasión; a su colección le denominó: Crisálidcrisalida2a, ya que como cualquier pupa, un lienzo blanco debió incubarse hasta lograr la metamorfosis de sus exquisitas y bellísimas obras de mujeres en movimiento, logradas con talento unido al oleo, marmolina, barba de metal, arena y mucha creatividad.

La obra se localiza en la calle de Carranza 101, en la Galería de la Ciudad hasta el 17 de marzo. ¡Definitivamente muy recomendable!

 

ARS SONUI EN EL POSADA

Como parte del nuevo programa del ICA: Domingos Culturales en los Museos, el 5 de marzo se presentó el excelente trio Ars Sonius (Violín, Magdalena Hernández; Viola, David Cruz y Violoncello, Gonzalo Pérez) quienes tocaron el Divertimento para trío de cuerda K 563, en mi bemol mayor,  también conocido como Trío para violín, viola y violonchelo escrito por Mozart en 1788, dedicado a Puchber (amigo  masón que prestaba dinero a Mozart); consta de seis movimientos; dicha obra es innovadora y es la primera obra de tales características escrita por un compositor, además de considerarse una de las obras más hermosas y equilibradas del gran genio.

ars souni3Sin embargo, a pesar de la excelente obra y ejecución, el concierto no fue del todo adecuado, ya que hubo diversos factores en contra: el primero, la impuntualidad del público, que sin el menor recato entraban y salían del lugar sin respeto alguno a los ejecutantes y al público; el segundo, la mezcla de ruidos propios del jardín del Encino, en domingo cuando hay misa y gente paseante y, por último, el recinto destinado para el concierto que resultó completamente inadecuado, pues además de pequeño, cuenta con una sola entrada no trasera sino delantera, lo cual ocasionaba distracción constante, aunado a la falta de planeación en el número de asientos, que obligó a ir colocando sillas varias veces y en pleno concierto.

En definitiva, es necesario ahondar en la logística de estos eventos y de alguna forma indicar al público y organizadores reglas básicas, ya de cupo limitado o de comportamiento apagando celulares, respetando a los otros, reglamentando la hora de entrada y cerrando la puerta para evitar, precisamente, todo lo descrito, aunque lo más simple es pensar en otro recinto si de música de cámara se trata.