FANTOMAS MONSTER (FANTOMAS CONTRA EL MIEDO Y EL OLVIDO)

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

 

P1170437

Por lo general, adoramos a los héroes. Desde niños quedamos fascinados ante las proezas de aquellos que poseen poderes especiales y que protagonizan cuentos, historietas, programas televisivos, películas, obras de teatro o series. Así mismo, en las clases de historia se nos muestra que sí existen héroes. Aun cuando no cuenten con poderes ni magia, quienes actúan con arrojo y valentía ante la adversidad merecen ser llamados héroes. Con el paso del tiempo, estamos conscientes de que no existen los poderes sobrenaturales, pero siempre habrá héroes, aun cuando sean anónimos y ni siquiera conozcamos sus nombres. Claro ejemplo de esto son todas las personas que se volcaron en las calles para brindar ayuda a los damnificados en los recientes sismos ocurridos los días 7 y 19 de septiembre.

Quienes vivimos en la Ciudad de México somos testigos presenciales de la forma en que la gente ha puesto alma y corazón en la búsqueda de sobrevivientes en los edificios derrumbados, en el rescate de los que lamentablemente perdieron la vida, en el apoyo a las brigadas de rescatistas profesionales, brindándoles café, sopa, tacos, tortas, agua o lo que sea para que comieran algo mientras realizaban sus labores, así como los grupos que se han organizado para hacer colectas tratando de reunir todo aquello considerado como indispensable para hacer más llevadera la vida de quienes perdieron su vivienda o resultaron damnificados.

Muchos integrantes del medio teatral no sólo han participado activamente en todo esto, sino que han adaptado ciertos foros para convertirlos en centros de acopio y, además, están llevando algo de diversión a los pequeños en albergues. Toda esta ayuda ha sido proporcionada en forma voluntaria y desinteresada, sin que nadie la pidiera. La gente acudió desafiando los peligros, poniendo en riesgo su propia salud y empeñando todo su esfuerzo físico y mental, olvidándose de comer y de dormir. Definitivamente, no podemos denominarlos sino como verdaderos héroes.

Entre los numerosos superhéroes ficticios se encuentra Fantomas, el protagonista de una historieta mexicana llamada Fantomas, la amenaza elegante que salió a la venta en 1960 y se hizo tan popular que las entregas quincenales se realizaron a lo largo de casi tres décadas. Fantomas era una especie de fantasma sin rostro, con una máscara informe muy blanca, con un atuendo negro muy elegante, cual si fuera a una ceremonia importante y con una enorme capa, que impartía de propia mano la justicia.   La historieta de Fantomas trascendió fronteras no sOlo ganó fama en México sino en Centro y Sudamérica. Los creadores de Fantomas, Guillermo Mendizábal y Rubén Lara se salieron de la Editorial Novaro porque ésta registró los personajes a su nombre en derechos de autor sin su consentimiento. Víctor Cruz lo siguió dibujando por más de 10 años, hasta mediados de los ochenta.

P1170441

Fantomas fue tan famoso que en 1975 Julio Cortázar escribió la novela Fantomas contra los vampiros multinacionales. Así mismo, fue retomado en algunas películas realizadas en otros países.

Fantomas fue conocido en el mundo y asociado a México como algo positivo, lo malo es que México también ha trascendido fronteras por cosas negativas, como lo es el caso de Ayotzinapa, del cual todo el mundo se enteró.

Ahora, creadores escénicos de Austria y México se reúnen para colaborar en un proyecto relacionado con Fantomas y con Ayotzinapa. Se trata de Fantomas monster (Fantomas contra el miedo y el olvido), una compilación de varias obras de teatro expresadas con apoyo en multimedia, cuya inspiración es Fantomas contra los vampiros multinacionales, novela de la autoría de Julio Cortázar.

Con el propósito de reflejar experiencias de activistas que se han visto afectados por el terror que provoca el Estado y la violencia de las transnacionales, Fantomas monster (Fantomas contra el miedo y el olvido) fue construida a partir de testimonios de vivencias de artistas y activistas de México, Irán y Austria. En la propuesta participan actores, intérpretes, dramaturgos, artistas visuales, activistas, músicos y científicos de diferentes países, quienes exploran la importancia de los superhéroes hoy en día.

El episodio Fantomas monster (Fantomas contra el miedo y el olvido) es la segunda producción en vivo de una novela gráfica que se sitúa entre el docuficción y el cómic, contextualizado en el México actual. Está ampliamente documentado, para lo cual los creativos consultaron en forma exhaustiva las siguientes fuentes: Gonzalo Matré: El regreso de Fantomas, la amenaza elegante, Universidad Autónoma Metropolitana, Ciudad de México, 2013; Julio Cortázar sobre Fantomas, 1977; El Caso de Ayotzinapa: Una cartografía de la violencia-Proyecto de Forensic Architecture comisionado y llevado a cabo en colaboración con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) para las familias de los 43 estudiantes desaparecidos, los heridos y asesinados de Ayotzinapa, y Tribunal Permanente de los Pueblos.

El relato versa sobre Alicia, una mexicana expatriada que trabaja en Viena en una oficina que se dedica a casos de trabajadores refugiados de Medio Oriente. En noviembre de 2014, a dos meses de los sucesos en Ayotzinapa, una cuestión de índole personal le hace necesario viajar de regreso a su país natal. Por casualidad, alguien le obsequia un ejemplar de la popular historieta Fantomas, la amenaza elegante.   Mientras la lee, piensa que tal vez México podría ser distinto si realmente existiera un superhéroe que impartiera la justicia a diestra y siniestra. Sin embargo ¿en qué forma podría ayudar Fantomas a la construcción de memoria y resistencia contra los poderes del miedo y el olvido? …

Por su parte, Fantomas está feliz de volver a la vida pública, aun cuando reconoce que, dado que su reaparición es 20 años después, tiene que lucir con algunos cambios por el paso del tiempo, como unos kilos de más, ciertas curvas que no tenía y que su rostro ya no es blanco sino rosa mexicano, lo cual le resulta más congruente por ser su país de origen.

Fantomas monster es un proyecto multidisciplinario de dos fases conformado por dos piezas multimedia, teatro en escena, documental, cómics publicados, clips de animación, página web, exposición y simposios. En ambas fases la figura de Fantomas es el hilo conductor. La primera parte fue estrenada en 2016. Esta fue contextualizada en Irán y denominada como Fantomas monster (Fantomas contra el poder en extinción). El performance se realizó con la colaboración de la artista y activista iraní Parastou Forouhar, quien radica en Alemania y cuyos padres fueron asesinados en 1998 por agentes del estado, motivo por el cual tiene relación estrecha con los “asesinatos en cadena” ocurridos en Irán.

La versión que se presenta en la Ciudad de México Fantomas monster (Fantomas contra el miedo y el olvido) es un proyecto bien diseñado y perfectamente logrado. Tanto su concepto original como la dirección escénica corren a cargo de Gin Müller, dramaturgo, artista, activista queer, quien se ha especializado en explorar la interfaz entre la performance y el activismo político. Loable trabajo de Gin Müller en ambos rubros.

Participan en escena: Miriam Balderas, conmovedora como Alicia, la mujer que de pronto tiene que regresar a su país. Edwarda Gurrola, simplemente deliciosa, como un nuevo Fantomas, ahora pizpireto, algo presumido, medio protagónico, siempre intrépido. Kaveh Parmas encarnando a Kurosh, un doble agente, en quien es peligroso depositar confianza. Formidable labor histriónica y corporal por parte del elenco.

Complementan el equipo creativo: Jan Machacek en escenario y video, Katia Tirado y Gerardo Montes de Oca en investigación y dramaturgia, Postkaput (Víctor Martínez & Icetrip Estévez) en música, Adriana Olivera en vestuario, Franz Kapfer (de Austria) e Iván Cervantes (de México) en construcción del escenario, Oliver Stotz como videoprogramador, Tamara Wilhelm en sonido, Georg Starzner en gráficos impresos, Mauricio Garmona en asistencia, Rosario Hevia en producción, y Emiliano Escoto y Carlos Martínez Rentería en prensa.

Fantomas monster (Fantomas contra el miedo y el olvido) es una producción de la Asociación para la Libertad del Movimiento (Verein zur Förderung der Bewegungsfreiheit) y brut Wien, con el apoyo de MA7 (Kulturabteilung der Stadt Wien), el Museo Universitario del Chopo, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura de la UNAM y el Foro Cultural de Austria en México, así como Pulquería Los Insurgentes.

Siempre es interesante ver a México desde otras perspectivas. Este proyecto refleja dos caras distintas de México que han sido del conocimiento de habitantes del resto del mundo. Por un lado, una famosa historia y, por el otro, los tristes y vergonzosos sucesos de Ayotzinapa. Extraordinaria coordinación entre el hecho escénico, la historia, el multimedia, el sonido y la iluminación. Formidable montaje, entrañables interpretaciones. Es momento de que México unido luche contra el miedo y el olvido.   Por si fuera poco, las salas del Museo Universitario del Chopo albergan una exposición montada por los creadores de Fantomas monster (Fantomas contra el miedo y el olvido) y obsequian un ejemplar especialmente diseñado y publicado para los espectadores. En una sola visita se tuvo acceso a obra de teatro, paseo por el museo y lectura para casa.

P1170450

A la función de estreno asistieron dos madres y una hermana de desaparecidos de Ayotzinapa, a quienes al final de la obra invitaron a pasar al escenario para que expresaran su sentir. Dijeron que la obra les había conmovido y hablaron sobre el dolor de haber perdido a un ser querido, la zozobra de no saber en dónde están y los esfuerzos que han realizado por conocer la verdad. Fue mucho muy emotivo escuchar cuando todo el público a una sola voz gritó: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

A causa de la situación de emergencia provocada por el sismo recién ocurrido en la Ciudad de México, Fantomas monster (Fantomas contra el miedo y el olvido) no pudo cubrir la breve temporada de cuatro días que se había anunciado y únicamente fue posible asignarle dos funciones. Con gran éxito Fantomas monster – Fantomas contra el miedo y el olvido se presentó en el Foro del dinosaurio del Museo Universitario del Chopo. La entrada fue gratuita, pero se conminó a los asistentes a aportar un donativo en efectivo o en especie.