GROOMING (CIBERACOSO SEXUAL CONTRA MENORES)

Por: Alejandro Laborie Elías, crítico de teatro

Cartel promocional de Grooming (Tomado de la página de Facebook de la producción)

 

 

Grooming2

Grooming es el título del texto dramático del español Paco Bezerra cuya temática analiza el ciberacoso sexual contra menores de edad. Ahora bien, ¿de dónde salió el término y qué significa? Se trata de un eufenismo -como muchos emanados del lenguaje cibernético-, proviene del inglés “to groom” cuyo significado puede ser “cepillar” o “preparar”. Lo anterior se traduce en el acoso sexual del que son víctimas los infantes y adolescentes a través de las redes sociales en Internet. La obra, a su vez, menciona, sin profundizar, sobre las parafilias o desviaciones sexuales “escondidas detrás de la pantalla de un celular o de un monitor de computadora”.

 

Un texto de denuncia y concientizador, se desliza por la línea imaginaria que divide la dramatización teatral de la moral demagógica y de la retórica didáctica. El espectador se enfrenta y confronta ante la ignorancia o la indiferencia, por qué no de ambas, del hecho que va en aumento en todo el orbe., estatus en el que están inmersos los adultos, los padres, de quienes caen en las garras de esos depredadores navegantes en las redes mediante la invención de identidades.

 

El lenguaje no es técnico, por completo comprensible para todo público; ágil, inteligente, con giros inesperados en la trama y una conclusión sorpresiva; una sui géneris serie de ideas oscilantes entre la metáfora y la crueldad literal de las palabras; éstas se vuelven crueles al ser llevadas a escena y al mismo tiempo hacen trabajar a la razón, la indiferencia se transforma en una toma de conciencia. Se puede considerar a partir de esto último no estar frente a una propuesta para divertirse sino para pensar y, por qué no, transformar a las personas en humanos reales.

 

La dirección está en manos del español Eduardo Fuentes. Opta, por lo que ya está en boga en el teatro de “arte” en México, por el minimalismo, la escenografía se reduce a una banca, una alfombra simulando el pasto de un parque, un farol y un montículo de tierra que cobrará un significado especial hacia el final. Ante lo anterior, exige todo de su elenco, los lleva -junto con los personajes- a situaciones límite, sin embargo, no hay exabruptos, maneja con precisión la violencia, la manipulación ideológica; el desplazamiento o el trazo es mínimo, pausado, sin olvidar la importancia de las expresiones faciales y corporales; cada uno de los protagonistas sacan de lo más profundo e íntimo de sus ser las patologías que los asechan. Aprovecha en forma acertada el multimedia para recrear un chateo.

 

Una actriz española avecindada en nuestro país y un actor mexicano: Alba Alonso y Carlos Aragón. Ambos experimentados, con participaciones relevantes en el teatro, como lo demuestran en esta ocasión. No es un duelo actoral, se complementan, cada uno de pie para darle relevancia a todo el desarrollo; los dos explotan el lado oscuro de sus respectivos personajes; le dan sentido a cada palabra, a cada actitud, a todo el planteamiento de Paco Bezerra.

 

GROOMING, puesta apoyada por el programa Iberescena, se representa en breve temporada -ocho funciones- en el Foro Shakespeare (Ciudad de México), hasta el 5 de diciembre, los martes a las 20:45 horas.