JUNTOS PERO NO REVUELTOS I (FESTIVALES DE TEATRO)

Texto y fotos por Julieta Orduña Guzmán

 

DEVOLUCION_1

Este mes de agosto, que yo titularía, Mes del teatro, se sumaron dos festivales que nos mostraron diversas propuestas escénicas locales, y algunas nacionales e internacionales. Sin duda, los que vivimos en aquel tiempo en que se programaba varias muestras o encuentros de artes escénicas, volver a vivirlos en esta época, aunque con diferentes protagonistas, ha sido una dicha y un banquete teatral (por así decirlo).

Este año, en su tercera edición inició la Muestra Estatal de Teatro (MET), con algunos cambios sugeridos en la edición anterior, como incluir mesas redondas y talleres, lo cual dio un panorama más didáctico y no tan contemplativo como lo es solo ir a ver determinada obra. Lo que me parece que faltó fue un conversatorio al final de cada puesta, de unos 15 ó 20 minutos, para aquellos que deseen tener una retroalimentación con los creativos, lo cual –además- serviría a cada compañía para tener más idea de lo que el público entendió y presenció del trabajo escénico.

Ocho obras de manufactura local, varias de ellas con ciertas funciones ya contabilizadas en años anteriores. Algunas con determinadas características, como el cupo limitado a máximo 60 personas, que dio como consecuencia que el púbico se quedara sin boleto y enfadado por tal circunstancia; a mi parecer, esto se podría solucionar si se programaran dos o tres funciones de esa obra, ya sea el mismo día u otros, y así se lograría uno de los propósitos de las muestras: que el público vea los productos escénicos que se hacen en el estado.

Las obras elegidas en esta Muestra Estatal de Teatro fueron: Un grito que lo arrase todo (Pregoneros Teatro), La chirimía (Sueño Azul Teatro), Soy de barrio (Platicantes Teatro), Por atrás (Arte Escénico El Ombligo), Don Tierrote y su Sancho Luna (Linterna Teatro), La cena (El tambor), D-Evolución (Lúdica Teatro) y Estudio de una depresión: la propia y la de los más cercanos (Última Fila Teatro). Varias de estas compañías han sido constantes participando en las muestras, como Pregoneros, Sueño Azul y Lúdica Teatro, y en otras aparecen jóvenes inquietos y con ideas novedosas como El tambor y Platicantes Teatro.

Fueron dos obras invitadas, una perteneciente al arte dramático yucateco, la compañía Saás Tun con la obra Mestiza power, dirigida por Conchi León quien, por cierto, también estuvo en una mesa redonda en la que habló de La teatralidad en provincia. El otro montaje estuvo al cargo de la compañía Kraken Teatro, Herodes hoy. Obra para cuatro actores y cuatro cuchillos, dirección y dramaturgia de Richard Viqueira. Ambas puestas en escena estuvieron en el Teatro Morelos y fueron el plato fuerte de este banquete. Además, tener a estos personajes de la escena nacional en nuestro estado y presenciar su profesionalismo y nuevas teatralidades fue una cátedra para los futuros profesionistas de este arte.

DSCF5288

Talleres por demás interesantes y dirigidos a varias disciplinas como el Teatro físico con Eleno Guzmán, dirigido también a coreógrafos, o acerca de la Técnica Llinklater con la maestra Tania González, o bien componer una escena a través de la plástica con Luis Manuel Aguilar “Mosco”, y si se complementa con las mesas acerca de diversos temas como las teatralidades en provincia y en Aguascalientes, el estudiante, profesor o aquel interesado en saber más de teatro tendrá varias herramientas para su ejercicio profesional.

Las muestras nos llevan a conocer algo de lo que se está realizando en el estado y en el país, es un intercambio de experiencias y grata convivencia entre grupos; sin embargo, cuando hay una competencia de por medio viene entonces el disgusto o contrariedad de los grupos, cuando no están de acuerdo con las reglas de calificación de los jueces designados, que en este caso fueron: Ignacio Velasco (actor, bailarín y director de escena), Gilberto Guerrero (actor, director y dramaturgo) y Mauricio Pimentel (director y pedagogo), quienes eligieron a la compañía ganadora de este encuentro: compañía Última fila teatro con la obra: Estudio de una depresión: la propia y la de los más cercanos. El maestro Guerrero dio el dictamen: “Elegimos a la puesta en escena que representará al estado, porque construye una poética con valores sencillos que resultan en metáforas poderosas; los elementos de la puesta en escena se integran de manera efectiva, además de que es un trabajo de gran precisión técnica y de igual desempeño corporal y actoral”[i]. Comentar que esta obra tuvo en el 2016 varias funciones y la respuesta del público fue favorable. La Última Fila Teatro representará a Aguascalientes en la Muestra Regional de Teatro a celebrarse en la Universidad Michoacana de San Nicolás, en Morelia, Michoacán, y en caso de que por algún impedimento no pueda ir se designó al grupo El Tambor como agrupación suplente. Se competirá con Jalisco, Colima, Guanajuato, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas y el estado anfitrión.

En esta edición no fue numerosa la participación de los grupos locales, quizá apatía, o tal vez no se tuvieron los requisitos solicitados en la convocatoria o no se está de acuerdo en que se dé una competencia entre grupos. Las muestras –considero- no son para mostrar los egos sino para compartir la creatividad y enseñanza de cada compañía a sus colegas y al público que, por cierto, falta que se involucre más y que no sea solo el espectador sino sea parte de “la comunidad teatral”. Hacer más difusión por parte de todos los grupos, gestores culturales y medios de comunicación, y que agosto se convierta en una verdadera fiesta. El Teatro se lo merece y el público también.

En la próxima entrega continuaré con el Festival Entepola, Aguascalientes 2017.

[i] Boletín prensa ICA, agosto 2017.