LA TRAGEDIA Y LO CONTEMPÓRANEO

Texto y fotos por Ana Leticia Romo García

Nocturno a Shylock

la tragedia NO SUBIO¿Se puede montar una tragedia Shakspereana con técnica de clown? Por si lo duda, esto fue la obra Nocturno a Shylock, una adaptación de El mercader de Venecia,  un montaje de la cuarta generación de la Licenciatura de Artes Escénicas Actuación de la UAA, bajo la dirección de la maestra Sandra Rosales. El texto se abordó mediante la fragmentación de escenas dentro de las escenas. La escenografía se baso en principios básicos arquitectónicos que rememoran un barco, la esperanza del mercader, además de contar con música en vivo. La obra jugó con dos representaciones, una ambientando a los comediantes en los años 40 (supuestamente un gueto judío) pero con nariz de payaso (clown). En la trama original, Shylock es un judío rico que es despreciado por “usurero”, el mercader Antonio posee barcos y decide apoyar a su amigo Bassanio para casarse con Portia; por otro lado, Jéssica,  hija de Shylock,  huye con Lorenzo, su novio cristiano. Shylock presta el dinero a cambio de cobrar una libra de carne de Antonio si no se cubre el pagaré en el tiempo determinado, sin embargo, al final Portia logra dar con la fórmula exacta para ejercer la justicia. Interesante montaje donde, definitivo, la actuación de los próximos licenciados demostró que han logrado aprender el arte de la actuación y la puesta en escena aunque destacó, a mi parecer, la excelente intervención de Portia (Jazmín Rodríguez), Azazel (Frida Barragán) y Shylock (Gonzalo Quiroz). ¡Enhorabuena a esta nueva generación!

Eco del ser

La danza contemporánea va tomando fuerza en la entidad y esto se notó el pasado sábado con la puesta en escena Eco del ser, estreno donde los alumnos de la 6ª generación de Danza Contemporánea en la Modalidad Interprete, lograron transmitir mediante el cuerpo, los movimientos y la música, la desolación del ser solitario y el gozoso encuentro con sus otros, espejos y eco que todos buscamos en la aceptación de nuestros allegados, esa red de apoyo personal compuesta por amigos, familiares, amores, encuentros  y desencuentros. Es una lástima que el teatro solo se llene cuando se trata de un examen y no en una puesta normal, lo que indica que falta crear públicos seguidores de tan bella expresión artística. ¡Felicidades a estos nuevos intérpretes y que sigan creando belleza y esparcimiento!