LAGO DE LOS CISNES CON EL RUSSIAN STATE BALLET VORONEZH

Texto y foto por Ana Leticia Romo García

lago cisnes

Aun cuando es un ballet clásico, nunca será representado de la misma forma; esta vez el reto correspondió a la Escuela Estatal Rusa y, como siempre, el escenario se vio lleno de estética, profesionalismo y perfección. Con un vestuario deslumbrante y una técnica excepcional, los bailarines lograron llevar al público a la magia del ya conocido cuento, donde un malvado brujo hechizó a unas doncellas transformándolas en cisnes, siendo Odette su reina, ellas solo se transforman en doncellas en las noches y el sortilegio únicamente podrá romperse por el amor sincero.

Sigfrido, un joven príncipe, observa el fenómeno y se enamora de Odette, pero al amanecer los cisnes vuelven a su lago. En otra escena, Sigfrido tiene que elegir esposa, el brujo va al festejo y le ofrece a su propia hija Odile transformada en cisne negro, a fin de que olvide a Odette. El embrujo seductivo de Odile secuestra al príncipe pero este ve un espejismo de Odette y reacciona, corriendo va al lago y en una lucha logra cortar el ala negra al brujo logrando así desaparecer el hechizo.

En definitiva, siempre es fascinante el ballet y ver la impecable ejecución y montaje del ballet ruso, aun cuando la obra sea la misma. Excelente velada gracias a Ivan Negrobov (Sigfrido), Julia Neponmiashchaya (Odette), Marta Luckto (Odile), Vadin Manukousky (bufón) y a todo el elenco del ballet, quienes demostraron su excelencia. La cita fue el 19 de marzo en el Teatro Aguascalientes.