LAS MISERABLES

P1160827

Texto y fotos por Eugenia Galeano Inclán

Las Reinas Chulas es la denominación de una compañía mexicana de cabaret fundada en el año de 1998 por Ana Francis Mor, Cecilia Sotres, Marisol Gasé y Nora Huerta, actrices egresadas del Centro Universitario de Teatro (CUT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Foro de Teatro Contemporáneo. Las cuatro bellas y talentosas se han dedicado a ser creadoras, gestoras y promotoras del cabaret, plataforma que utilizan para hacer crítica social a partir del humor, la sátira, la farsa y la música. Creen firmemente en la transformación social, y a través del cabaret provocan la disidencia y la reflexión sobre temas de actualidad.

En 2005 cumplieron uno de sus sueños, al tener la oportunidad de dirigir un espacio para sus espectáculos, al cual denominaron Teatro Bar El Vicio, conocido también por sus seguidores como la catedral del Cabaret en México. Desde hace 15 años organizan el Festival Internacional de Cabaret, evento que año con año causa expectación, en virtud de que se presentan los mejores grupos nacionales y extranjeros, no solo en su local, sino en otros foros. Además de sus espectáculos, Las Reinas Chulas sistematizaron y crearon una metodología para la enseñanza del cabaret, así que también imparten talleres que han sido tomados por un considerable número de actores, actrices y grupos nacionales e internacionales.

Estas bellas y talentosas mujeres han llevado sus producciones a ciudades como Nueva York, Chicago, Buenos Aires, Rosario, Sao Paulo, Bogotá, Copenhague, Madrid y Berlín, logrando ser un referente del género tanto en nuestro país como en el ámbito internacional. A lo largo de su trayectoria y con más de 70 espectáculos de cabaret originales en su haber, todos escritos, dirigidos, actuados y producidos por ellas, han recibido múltiples reconocimientos y galardones, como, por ejemplo, ser becarias del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) en programas como: México en Escena e Intérpretes de Cabaret, o el apoyo otorgado por el Fondo de Ayudas para las Artes Escénicas Iberoamericanas en el Programa IBERESCENA.

Independientemente de sus actividades artísticas, Las Reinas Chulas son el epicentro de un movimiento de artistas escénicos que dedican gran parte de su quehacer al activismo y a las causas sociales. El año pasado la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México les entregó un reconocimiento por sus iniciativas y logros en la construcción de una cultura de respeto a los derechos de las mujeres.

Ahora, Las Reinas Chulas han sido invitadas para regresar a su alma máter, la Universidad Nacional Autónoma de México, la UNAM. Desde luego, no es para estudiar, sino para presentar uno de sus espectáculos en uno de los foros del Centro Cultural Universitario. Para esta ocasión tan especial para ellas, eligieron Las miserables que, al igual que todas sus producciones, es escrita, actuada, dirigida y producida por ellas.

Por el título, podría pensarse que Las miserables está basada en la obra cumbre escrita por el político, poeta y escritor francés Víctor Hugo, y publicada en 1862, pero no es así, ya que de ésta solo tomaron el nombre, quizá para reflejar el sentir de las protagonistas por no ser tomadas en cuenta como mujeres y ciudadanas. En realidad, se inspiraron en la “Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana” concebida en 1791 por la francesa Olympe de Gouges (1748-1793), cuyo seudónimo fue Marie Gouze, escritora, panfletista, filósofa política, feminista, abolicionista y, claramente, vanguardista. Al matrimonio lo calificaba como la “tumba de la confianza y el amor”. Varias de las obras de teatro que escribió eran en contra de la esclavitud de los negros y siempre se mantuvo firme en su lucha contra la abolición de la esclavitud, lo cual la dejó en mala posición, dado que el comercio de ultramar ocupaba un lugar preponderante en la economía francesa y su fuerza laboral estaba conformada por esclavos negros. Sus afrentas la llevaron a ser encarcelada por un tiempo. En el año de 1792 se pronunció en favor de los llamados Girondinos, diputados del departamento francés de Gironda que formaron el partido Girondino, grupo político moderado y federalista que se enfrentó violentamente al grupo de los Montañeses al principio de la Convención Nacional en Francia. Las autoridades consideraron a los Girondinos como una amenaza nacional. A Olympe de Gouges se le hizo un juicio sumario mediante el cual fue condenada y ejecutada en la guillotina.

Las Reinas Chulas ubican a Las miserables en los tiempos de la Revolución francesa pero, como en la ficción todo es posible, de vez en cuando se trasladan a su futuro, que es nuestro presente. En escena lucen enormes pelucas y están elegantemente ataviadas con vestidos largos vaporosos, encajes, cintillas, escarolas y finos adornos, o bien, más sensuales con corpiño y bloomers. Confabulan para intervenir la Carta Declaratoria del Hombre y del Ciudadano, a fin de dejar consignados iguales derechos para las mujeres. Su propósito es cambiar el destino de sus congéneres a partir del magno documento. Están dispuestas a todo. Si es preciso, lo robarán para enmendarlo.

 

P1160843

Para lograr su objetivo, proceden a ponerse de acuerdo sobre qué derechos les corresponden y las palabras que usarán para dejar la redacción clara y determinante. Mientras, igual conversan que ríen, bailan -incluso, cancán-, cantan melodías con letras poéticas o simples, como “volován/escargot/creme brulee/queso brie”, o bien, saldrán del clóset y hasta se abandonarán a la pasión. Siempre atenta a lo que hacen, está la “trabajadora del hogar”, a quien no le gusta le llamen de otra forma. Todo esto hablado dizque en francés -español con marcado acento-, uno que otro albur y salpicado con palabras altisonantes. De vez en cuando alguna referencia a temas que están en boca de todos en el México actual. En un cuadro representan uno de los sueños más acariciados de las féminas que es el derecho a votar. Hay que tomar en cuenta que es uno de los derechos que estuvo vedado para la mujer. En nuestro país, fue apenas en julio de 1955 la primera vez que una mexicana emitió su voto. Las policías Cindy y Mindy, conciudadanas nuestras, harán las delicias del espectador, pero cuidado con ellas, porque si alguien muestra mal comportamiento, podrían propinarle un garrotazo. Se proyectan videos diversos, algunos de conocidos comediantes, a modo de recalcar que la misoginia es un virus que lo invade todo: chistes, comerciales, canciones, declaraciones de algún cantante de moda, y más.

Lo único que desea cada una de las protagonistas es “ser mujer y ser feliz, con un futuro en libertad”, ¿acaso es mucho pedir?

Como siempre, Las Reinas Chulas ofrecen entretenimiento al público creando textos con base tanto en sucesos culturales como en temáticas contemporáneas y estructuran sus coloridos montajes con algo de multimedia, música, baile, canto y mucho humor. Acostumbradas al pequeño foro que tienen en su Teatro Bar El Vicio, para Las miserables tuvieron que ampliar su producción para presentarse en un teatro más grande y salieron airosas del reto, proveyéndola de la espectacularidad necesaria, sin perder la esencia que caracteriza su quehacer teatral.

El elenco está conformado por Las Reinas Chulas: Ana Francis Mor, Cecilia Sotres, Marisol Gasé y Nora Huerta, todas haciendo gala de sus dotes histriónicas, corporales y vocales. Su artista invitada es Fernanda Tapia, quien es conductora de televisión y radio -entre sus diversos galardones ostenta el de Mujer del Año en dos ocasiones 2008 y 2011-. Ha participado en varias producciones de Las Reinas Chulas. En esta oportunidad acentúa su vis cómica natural con la seriedad de su rostro. Mercedes Hernández alterna funciones con Fernanda.

P1160855

Los créditos por la dramaturgia, la dirección escénica, la escenografía y el vestuario corresponden a Las Reinas Chulas. La música original, así como los arreglos musicales son de Hernán del Riego. La música es interpretada en vivo por Yurief Nieves en el teclado. La iluminación es impartida por José Zvchilinski. La producción es de la Dirección de Teatro UNAM y Las Reinas Chulas.

Indiscutibles reinas del teatro cabaret y requetechulas, por eso son Las Reinas Chulas. Si las conoces, sabes de qué hablo y si no, ¿qué estás esperando?, te encantarán. No te pierdas Las miserables. Además de divertirte, podrás evaluar la misoginia en la que vivimos. Las Reinas Chulas, desde su trinchera, apuestan por un mundo mejor. Como espectadores, debemos apostar por lo mismo, contribuyamos con nuestro grano de arena siendo cada uno mejores seres humanos. No se trata de competencia, se trata de equidad. Todos somos seres humanos y merecemos los mismos derechos, responsabilidades y oportunidades. Igual y algún día logramos desterrar el machismo y la misoginia. Te sugiero tomar en cuenta que el éxito ha sido contundente y que el boletaje de las primeras funciones está agotado, así que apresúrate a comprar tu boleto.

Las miserables se presenta jueves y viernes a las 20:00, sábado a las 19:00, y domingo a las 18:00 horas en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz del Centro Cultural Universitario, ubicado en Insurgentes Sur número 3000, Ciudad Universitaria, Ciudad de México. Las localidades tienen un costo de $150.00 pesos, descuentos acostumbrados para personas con credencial vigente. Jueves de $30.00 pesos. La temporada concluye el domingo 10 de septiembre de 2017.