LO BUENO LO MALO Y LO FEO EN LA FERIA NACIONAL DE SAN MARCOS 2017

Por Miryam Almanza y Julieta Orduña

Como cada año A Escena hace un recuento de lo visto en materia cultural y de espectáculos durante la feria. En esta ocasión, damos los pormenores de lo acontecido.

Lo bueno

Terminó la edición 2017 de la Feria Nacional de San Marcos, luego de tres semanas de intensa actividad en la ciudad, en las que se reanimó el espectáculo y la cultura. Para quienes (como prensa) vivimos más de cerca cada edición de la feria, nos es fácil notar algunas “pequeñas” diferencias entre una y otra, y este 2017, con unas administraciones municipal y estatal recién comenzadas, saltan a la vista. La primera de estas la gran oferta de espectáculos artísticos y de entretenimiento de tipo comercial. Para todos los gustos aunque eso sí, no para todos los bolsillos, en fechas que se consideraban difíciles por lo que representa la verbena abrileña. El público respondió favorablemente. En cambio, en materia de cultura los precios fueron muy accesibles (aunque con número de boletos limitado en algunos eventos) e incluso hubo algunos con entrada gratuita.

Por otra parte, Aguascalientes es una plaza importante para el entretenimiento y la cultura (a pesar del veto que se hizo de varios empresarios y espectáculos, sobre todo en la pasada administración), y el público ha respondido favorablemente. Y esto se nota también en las actividades culturales porque en esta feria hubo verdaderos espectáculos de talla internacional como el concierto del violista libanés Ara Malikian, y qué decir de la programación del Foro del Lago, que cada vez es mejor y variada; o las obras de teatro o presentaciones de danza programados en el Teatro Morelos y el Leal y Romero. Oferta variada, diferente, y de excelente manufactura. O la importante difusión que hubo del talento local en el corredor cultural Carranza. En esta ocasión ha coincidido que, tanto en la administración municipal como en la estatal, la cultura y el entretenimiento está en manos de profesionistas con experiencia y conocimiento.

El Foro de las Estrellas es una mención aparte, porque lo único diferente fue que algunos de los artistas que se presentaron en 2016  este año pasaron al Palenque, y los que estuvieron en este, pasaron al Foro de las Estrellas. Esperemos nueva cartelera para el 2018.

Y ustedes nuestros lectores se preguntarán: ¿y nuestro talento local? Bueno, pues estamos muy orgullosos de nuestros artistas porque dieron muestra de que lo tienen y de a montón. Música, danza, teatro, literatura, pintura y hasta tramoya y equipo técnico. Todos y cada uno de los que tuvieron presentaciones o colaboraron en estas demostraron que tienen el talento y la experiencia para ofrecer al público trabajos con calidad. Desde la presentación más sencilla que hubo en el corredor cultural Carranza, con solo una silla y un micrófono (y que conste que con esta mención no se quiere demeritar el foro) hasta las 22 representaciones del Ferial de Aguascalientes. Todos los espectáculos de corte local fueron del agrado del público y han logrado acercarlo más a sus artistas porque este año, en los teatros y foros, hubo más espectadores.

Lo malo

En este programa cultural de la feria siguen sin incluir a los espacios alternativos como el Centro Cultural Tercera Llamada y Foro Cultural Al Trote, que también tuvieron oferta teatral y que a consecuencia de esto, fue poco el público que se enteró de su cartelera. Hay que unir esfuerzos y compartir la difusión con espacios alternativos. Otra cosa también importante es hacer la recomendación al público para que llegue a los espectáculos gratuitos (como Ilusion on Ice) al menos con una hora de anticipación, señalarlo tal vez en el boleto, ya que como sí inician puntuales, hubo mucha gente que se quedó fuera aunque llegó a tiempo. ¿Más cosas malas? El sonido de los teléfonos en las presentaciones, la impuntualidad de la gente, y el ruido y comer en las salas cuando ya ha comenzado el espectáculo. Parece que no es posible corregir esto.

Lo feo

El mal trato que en algunas ocasiones el personal de seguridad dio a la prensa en algunos eventos, entendemos que este tipo de actividades provoca la aparición de múltiples medios, algunos formales y serios, otros no, pero hay que valorar que el periodista realiza su trabajo y no tiene por qué recibir malos tratos, al contrario, es un agente de la difusión del espectáculo y el entretenimiento y merece un respeto como profesional.

La FNSM 2017 tuvo sus aciertos y errores por la evolución que está alcanzando, pero con esto se abren más expectativas en materia artística y cultural para próximas ediciones. Queremos agradecer a todas aquellas personas que intervinieron en y detrás de lo artístico y cultural de la feria por el enorme esfuerzo y trabajo invertido en estos 21 días de fiesta. Que tengan un merecido descanso, y mientras tanto nosotros ¡Nos vemos en la próxima feria!